Abril. Bocanada de aire primaveral para empezar el año

Total Fecha Media Usuario
2 01/2014
Manhattan
1.142 veces

escort-webmaster
21

Añade tu experiencia con Abril

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento por horas9
Duración60 minutos
Precio200
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Día 2 de enero, primer día “operativo” del año y yo con ganas de “marcha” y con ganas de hacer cosas no habituales como era, por ejemplo, citarme con chicas de agencia, tales como Casual-Escorts, Marta Barceló, o similar, así que envié un mail a ésta última solicitando servicio de una señorita a elegir entre tres nombres que les pasé.

Tengo que decir a favor de esta agencia que el trato y la celeridad en las respuestas por e-mail fueron excelentes. Así a los pocos minutos me confirmaron que la señorita que atendería mi petición sería Abril, bomboncito de 19 años. Tras mi confirmación, la agencia se encargó de reservar la habitación correspondiente y a la hora solicitada.

Quedamos a las 19h en Luxtal. Me presento cinco minutos antes, pago 30€ y me hacen esperar a una mini salita puesto que la habitación todavía no estaba preparada y Abril no había llegado.

Al poco la oigo llegar y unos minutos después me pasan a buscar para acompañarme a la habitación.

Llamo a la puerta, ésta se abre y detrás de ella veo a la preciosidad que esperaba mi llegada. Nos presentamos y mantenemos nuestra primera conversación, breve pero suficiente para romper la rigidez del primer impacto.

Después nos desvestimos y pasamos a la ducha, primero ella y después un servidor, pero antes y de reojo con disimulo contemplo el tipazo de la criatura que casi me deja sin respiración… qué cuerpo tiene la niña… dios!

Es de estructura más bien delgada pero con una 95 de pechos perfectos y naturales, una cintura que creo, exagerando, que podría rodear con una sola mano y más abajo un culo para  “morir” en él. Todo ello soportado por unas piernas largas y esbeltas… un pibón para saborear hasta el rincón más escondido.

Ya con la luz del cuarto de baño puedo observar mejor los rasgos de su cara bellísima. Es más bien exótica pues tiene los ojos rasgados, lo que la hacen muy atractiva. La forma de la cara es más bien alargada destacando sus labios gruesos y besucones.
 
Cómo así fue, ya que una vez sobre la cama empezamos a morrearnos como novios enamorados.

Abril besa muy bien y además tiene una lengua más bien “gordita” y muy apetitosa. Yo traía la toalla puesta alrededor de mi cintura tapándome las partes y ella de rodillas frente a mí me la sacó y acto seguido empezó a hacerme un francés con mucha suavidad sin llegar a GP pero que me gustaba como lo hacía porque notaba su lengua y esto me ponía muy mucho.

Al rato le dije que me la quería comer y después de apoyarla sobre la cama boca arriba empecé a llenarla de besos. Empezando por sus labios, después sus pechos, barriga, piernas hasta los pies donde chupé sus dedos con el que ella emitía leves gemidos de placer. Despacio subí por el interior de sus piernas hasta llegar a su sexo, ya preparado por lo que le venía.

Así con mucha suavidad empecé a lamer su sexo, buscando su clítoris y la boca de entrada donde el néctar ya había empezado a fluir sabrosísimo.

Mientras sus gemidos seguían, yo seguía comiéndome su sabroso sexo. Le pregunté si podía ponerle un dedo en su interior y me respondió que hiciera lo que quisiera, que lo hacía genial y que estaba muy a gusto.

Así que mientras seguía lamiendo acerqué mis manos a la zona y con mi dedo empecé a acercarme a su agujero tocándolo con suavidad pero sin llegar a penetrar y… hasta aquí, puesto que ella soltó de repente unos jadeos seguidos y de tono mas alto que siguieron con la contorsión de su cuerpo en una corrida celestial mientras se retorcía de placer y yo con ella por lo conseguido.

Ella muy sonriente empezó a decirme cosas bonitas que ahora soy incapaz de recordar, pero que eran requiebros por mi manera de hacer el cunilingus y que había estado muy a gusto y que me lo agradecía. No sé si lo decía porque lo sentía o para quedar bien, pero a mi me gustó que lo dijera.

Yo le dije que me había encantado que se corriera y que para mí casi era tan importante cómo si me corriera yo. Nos besamos con nuevas y apasionadas morreadas y ella empezó de nuevo con un francés exquisito que casi me lleva hasta el final, que yo aún no quería.

Le dije que parara y que me enfundara porque la quería penetrar.

Ella se puso el condón en la boca y con gran habilidad me lo puso en mi pene de manera perfecta.

Tal como yo estaba tumbado, sobre la cama boca arriba, ella se puso sobre mí en cluquillas y se introdujo con mucho cuidado a mi amigo en su interior.

Rápidamente aquello empezó a funcionar porque cada vez resbalaba más y mejor, lo cual unido a la cara de satisfacción de ella y a sus jadeos y comentarios “así, así…” mientras los dos nos movíamos con bastante buen ritmo hizo que mi excitación se multiplicara por mil.

Quería parar para poder penetrarla en otras posturas pero era tan excitante verla a ella disfrutar y que además me dice que se iba a correr, con lo que, ante mi excitación cada vez mayor, le dije que yo también me corría con lo que ella se soltó con sensuales jadeos corriéndonos los dos al mismo tiempo. Bestial y alucinante, corrida a dúo, para mí el placer de los placeres!

Exhaustos y felices nos quedamos un buen rato tumbados en la cama mientras comentábamos lo bien que habíamos estado.

Como anécdota sin importancia después de lo vivido, le comenté que me habría encantado hacerlo también en otras posturas. Ella me respondió que podríamos hacerlo en una próxima ocasión. Ocasión que pienso llevar a la práctica porque por supuesto pienso y espero repetir.

Ésta ha sido mi primera cita del 2014. Si todas son como esa… será un año glorioso!