Ainara. Qué buen principio… y qué buenísimo final de mes.

Total Fecha Media Usuario
2 01/2014
Manhattan
920 veces
VER COMPLETA 10/2013
KKK
1.108 veces

escort-50276
21

Añade tu experiencia con Ainara

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento por horas9
Duración60 minutos
Precio180
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Ainara. Qué buen principio y qué buenísimo final de mes…

Valoración de cara: Es la gran incógnita que conlleva el primer encuentro. Cómo será su cara?
Pues en este caso, guapísima. Cara de las denominadas corazón o diamante invertido con grandes ojos alegres y brillantes, nariz pequeña muy bien dibujada y una boca más bien grande y sensual con labios generosos para besar y no parar y preciosa media melena ondulada de color castaño claro. Su belleza me cautivó al instante. Una agradable sorpresa que me hizo sentir bien con tan solo verla.

Valoración de cuerpo: No voy a perder mucho tiempo en eso, solo hay que ver las fotos de esta preciosidad para darse cuenta del tipazo que luce. Un cuerpo de mediana estatura, algo más de 160 cm, de estructura muy bien proporcionada con una 90 de pechos, perfectos y naturales, cintura estrechita que da paso a unas caderas divinas con un culo respingón para morder y disfrutar de él tal y cómo yo lo he hecho. Todo ello soportado por unas piernas preciosas y muy bien contorneadas… un pibón para disfrutar y saborear. Para mí perfecto.

Valoración de carácter: Encantadora, sonriente, cercana y muy implicada. Es educada, culta y de fácil y agradable conversación. Me he sentido muy a gusto a su lado.

Vestimenta: Ropa de calle muy adecuada con chaquetón y pantalón negro de pitillo. De muy buen gusto.

Fumadora: No sé

Relato del encuentro:

Normalmente no suelo emplear los servicios de agencia para citarme con señoritas, pero hete aquí, que empecé el año, día 2 de enero, citándome a través de una agencia, con muy buen resultado ya que la experiencia fue muy positiva y he acabado el mes, 30 de enero, haciendo lo propio, en ese caso con la agencia Anna Custó, que dicho sea de paso he quedado muy satisfecho por el buen hacer de la misma ya que a pesar de que todos los contactos fueron via e-mail, en todo momento me he sentido atendido y cuidado y con rapidez inusual.

Es más, a la hora de la cita, Ainara se retrasó un poco, pasaban cinco minutos de la hora acordada. Entonces pensé que la agencia no tenía mi número de móvil, por lo que se me ocurrió abrir el correo y allí estaba el aviso de la agencia indicándome que Ainara había tenido un problema con su coche y que acudía a la cita en taxi, lo que supondría un retraso de entre 5 y 10 minutos.

Así fue puesto que justo al acabar de contestar el mensaje, Ainara apareció en Luxtal. Habían pasado 9 minutos de la hora citada. O sea que, muy buen trabajo y muy profesional.

Y en cuanto al resultado de la experiencia, creo que mejor imposible…

Ainara es una de esas señoritas que ves una y otra vez cuando te metes en GirlsBcn, seleccionas los botones de 18 a 25 años (también suelo mirar las de 25 a 30, eh? pero tengo que reconocer que las veintiañeras me ponen un pelín más…) y entre ellas siempre me llamaba la atención esta foto de Ainara con ese especie de bañador a tiras blancas y braga amarilla.

Ya anteriormente en otras fotos que vestía ropa interior de color rosa también me pasaba lo mismo. Pero al estar poco habituado a citarme a través de agencia esto me frenaba. Soy animal de costumbres y me cuesta mucho cambiar de hábitos.

Por esa razón, año nuevo vida nueva, decidí citarme a través de agencia y como funcionó a primeros de mes, pues ahora que el mes se acababa decidí hacer lo mismo.

Tengo que comentar que además de estas dos citas de primero y últimos de mes, a lo largo del mes de enero he tenido citas con otras señoritas que ahora no viene a cuento, aunque de éstas ninguna fue por agencia.

Así que esta misma mañana escribí el mail correspondiente solicitando a ser posible la cita con Ainara y con gran celeridad y eficacia me lo gestionaron para esta tarde de jueves 30 de enero en Luxtal a las 19.30h.

Tal y como he dicho en la descripción física de Ainara me llevé una monumental alegría al ver la belleza de esta preciosidad con la que iba a compartir una hora de sexo.

Son esos momentos en que una y otra vez doy gracias a quien corresponda porque para mí es una bendición el poder fundirme sexualmente con esas bellezas que la madre naturaleza nos ofrece y que algunos afortunados tenemos el placer de poder disfrutarlas.

Así que tras una más que suficiente y simpática charla pasamos a desvestirnos para pasar a continuación a asearnos debidamente.

Curiosamente, en las pocas veces que me he citado en apartamentos por horas he “descubierto” un detalle muy agradable que concretamente hoy lo he disfrutado más que en otras ocasiones.

Es una soberana tontería pero me gustará comentarlo… y es que cuando te citas con una señorita en apartamento propio ésta suele, en general, aparecer vestida ya con vestimenta más sexy que la que llevaría por la calle.

En los apartamentos por horas la señorita viene vestida de calle y el protocolo de ir desvistiéndose mientras hablamos y nos preparamos para la ducha no deja de ser un momento muy sensual y más si como hoy, la chica se queda con un conjunto de lencería blanca de encaje con la que estaba tremenda. Me ha faltado el canto de un duro para avalanzarme sobre ella y comérmela.

Pero disimuladamente me he contenido y he seguido observando, para satisfacción mía, cómo iba sacándose sus prendas hasta pasar a la ducha.

Luego los dos envueltos en toallas hemos decidido empezar con aquello por lo que nos habíamos citado. Me he aproximado a ella, la he abrazado con cariño y nos hemos cruzado nuestro primer morreo con el que nuestras lenguas han empezado a jugar entre ellas.

Las manos de ambos, las mías y las suyas buscaban comprometer aquello que nos pone a cien o a mil. Y así poco a poco las toallas han dejado de envolver nuestros cuerpos.

Hemos pasado a la cama y los dos de rodillas frente a frente juntamos nuestros cuerpos para notar el calor de ambos y hacer que el amigo, ahora tieso y erecto metido entre sus piernas empezara a buscar el calor más húmedo que se le ofrecia allá en medio mientras éstas se separaban para que jugara entre ellas.

Me moría de ganas por saborear su sexo y ya sin más le he pedido a Ainara que se pusiera cómoda y sin mediar palabra alguna he comenzado a llenarla de besos, a lamer sus pezones reactivos ante el tacto de mi lengua y así tras un repaso general por todo su cuerpo he llegado a su tesoro.

Con cariño y excitación contenida he comenzado a saborear su preciado néctar que fluía de su interior mientras sus sensuales jadeos empezaban a “llenar” la habitación con esa atmósfera erótica que acompaña normalmente a las parejas en esta situación.

La lengua seguía haciendo su “trabajo” y mientras sus jadeos indicaban que la cosa andaba cerca y con un “sí, sí, sí… me corro…” llegó la contorsión de su cuerpo y el posterior relajamiento mientras sus jadeos iban menguando de intensidad y por el contrario mi excitación iba en aumento por el haber conseguido que aquella belleza hubiera llegado al orgasmo. Qué satisfacción tan grande!

Luego viene la parte en que ella empieza a jugar contigo. En este caso tengo que decir que Ainara me sorprendió jugando con su cuerpo sobre el mío de una manera que era nueva para mí y que me encantó.

Acabó este juego con un francés muy excitante que como suele occurrir en estos casos y si encima ha habido excitación extra hay que pedir un stop para evitar irte antes de tiempo.

Hemos pasado al enfundado del amigo y en posición cowgirl ha empezado la penetración con una gran cabalgada por su parte acompañada de besos, jadeos y movimientos a veces suaves y a veces desenfrenados.

No quería perder la oportunidad de penetrarla en a4 y así lo hemos hecho.

Durante un buen rato mis embestidas la han llevado a muy alta excitación y ya casi a punto de acabar le he pedido que quería correrme, pero viéndole esa cara tan preciosa que tiene.
 

Así que hemos pasado a misionero y tras nuevos y grandes jadeos y con movimientos más fuertes que suaves he acabado soltando con gran placer toda mi pasión en su interior para gozo mío.

Qué felicidad y, aunque quede un día, que manera de acabar… la cuesta de enero.

Al acabar hemos aprovechado el poco tiempo que nos quedaba para charlar y comentar lo bien que nos lo habíamos pasado.

Ainara y yo hemos hecho, como vulgarmente se dice, muy buenas migas, e incluso, sabiendo que tenía el coche averiado me he ofrecido a acompañarla y ella ha accedido para satisfacción mía. Detallle del buen rollo que nuestra relación nos ha deparado y que espero en un futuro poder seguir disfrutando de ello.