Dos mujeres por el precio de una

Total Fecha Media Usuario
1 02/2014
maprats
1.243 veces

escort-webmaster
17

Añade tu experiencia con Alba y Laura

Ver comentarios del foro

por maprats
Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración60 minutos
Precio100
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Dicen que antes de morirte tienes que haber hecho tres cosas: plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo. Yo añado una cuarta cosa a la lista: estar, por lo menos una vez en la vida, con dos mujeres al mismo tiempo. Como supongo que casi cualquiera, tenía eso en mente como una fantasía que algún día quería experimentar, y hacía tiempo que me estaba planteando seriamente realizarla y buscaba pareja de chicascon la que poder cumplirla, aunque no acababa de encontrar dos chicas que me llamasen especialmente la atención y lo iba posponiendo ya que el desembolso por una experiencia así suele ser considerable. Hasta que con gran sorpresa encontré el anuncio de Alba y Laura en el apartado de ofertas a foreros. Primero me encontré disfrutando de la contemplación de sus fotos (esos culazos me volvieron loco), y cuando busqué más información sobre sus servicios y tarifas esperando encontrar los 300-400€ que serían habituales en estos casos, me quedé alucinado al ver los irrisorios 100€ de la oferta. Ya sería un buen precio para disfrutar de la compañía de cualquiera de las dos por separado, así que juntas era una oferta absolutamente irrechazable para poder cumplir por fin tan deseada fantasía. Leí todas las experiencias publicadas sobre ellas, y ya no tuve ninguna duda que mi primera vez con dos mujeres tenía que ser con ellas dos.

No tuve ningún problema para llamarlas y quedar para el día siguiente al mediodía. Me dirigí sin problemas a su apartamento, donde me recibió Laura para presentarme enseguida a Alba. La primera impresión fue muy buena, son dos chicas muy guapas, con cuerpos con curvas donde recrearte y tocar. Tras unos primeros besos Laura se ofrece a ducharse conmigo si quiero (como no!), lástima sólo que la ducha sea pequeña y no quepa Alba también. Me prepara la ducha, me meto dentro y vuelve al poco totalmente desnuda para meterse dentro conmigo. Que la ducha sea pequeña tiene su punto bueno, así estamos más cerca en nuestros toqueteos y besos, me ofrece un buen primer francés y me pregunta si quiero terminar allí por primera vez, a lo que accedo para estar así relajado durante el masaje ya que de no ser así no me veía capaz de estar quieto con esas dos mujeres sin ponerme a tocarlas y a hacerles cosas. Así que acabo encima de su piel mientras ella me abraza y me besa.

Finalizamos la ducha y me lleva al comedor, donde me tumbo boca abajo en un tatami que tienen en medio del salón, con incienso y velas, todo muy relajante. A continuación escucho que entra Alba también, y empiezan entre las dos a masajearme desde los pies hasta el cuello, poco a poco, de forma totalmente acompasada, cada una en su mitad de mi cuerpo. Tras un buen rato de masaje, empieza el body-body, y siento sus cálidos y suaves cuerpos restregándose por encima del mío. Lástima sólo que al estar de espaldas me perdía la visión tan impresionante que debía de ser ver sus cuerpos desnudos moviéndose por encima del mío. Aunque era todo muy placentero, tenía cada vez más ganas de acabar para poder empezar a disfrutar yo también de los cuerpos de las dos mujeres que tenía desnudas para mí, por lo que me alegré cuando me dijeros de darme la vuelta y el masaje empezó a recibirlo mi amiguito. Ahora ya podía disfurtar de la visión de tan guapas mujeres, y pude empezar a acariciarlas a ellas a la vez que lo hacían conmigo. Muchas cosas pasaron en poco tiempo, ellas me masturbaban a mi mientras yo las toqueteaba a ellas, me hacían un francés mientras yo besaba o chupaba los pechos a la otra, empezaron a besarse y a chuparse los pechos entre ellas... Yo estaba cada vez más alucinado que eso me estuviera pasando a mí, y deseaba tener cuatro manos para poder todar todos esos pechos, culazos y coñitos al mismo tiempo. 

Al cabo de un rato Alba me ofrece empezar a follar. Como decir que no? Me enfunda y se sienta encima mío donde empieza a cabalgar. me da miedo no aguantar tanto como quisiera, y evidentemente quería hacerlo con las dos, por lo que accedo cuando Laura me dice de cambiar y tras cambiar el preservativo se sienta ella encima. La hago saltar unas pocas veces, pero desde que vi las fotos donde aparecen juntas abrazadas tengo deseos de ver esos culazos ante mí, por lo que le pido que se ponga a cuatro patas para continuar entrando en ella mientras mis manos pueden recorrer y acariciar tan impresionante trasero. Veo que ya no voy a aguantar más y le pido a Alba cambiar y hacérselo también a ella, pero Laura me pide riendo que no la deje así y claro, no puedo decirle que no y continúo entretenido con ella mientras Alba a mi lado me acaricia y besa y yo la toqueteo y chupo por donde puedo. 

Lo malo es que me doy cuenta que al haberme interrumpido para pedir el cambio antes ha hecho que se me corte el orgasmo y ahora me va a costar mucho acabar, y como se hace tarde me ofrecen tumbarme y se ponen a trabajar a mi amiguito. Cuesta bastante pero al final y sobre la hora entre yo y ellas consigo correrme de nuevo sobre el vientre de Laura, mientras Alba a mi lado me besa y deja que le chupe los pechos. 

Una ducha final, me visto, le doy un beso a ambas de despedida y me voy para casa la mar de contento de haber cumplido esa fantasía, prometiéndoles volver a verlas. Cosa que un mes después ya tengo hora reservada para volver a hacer, aprovechando los últimos días en que tienen esa ofertaza que de verdad que es absolutamente imposible rechazar.