"Hielo" ruso? Para nada… más bien diría "Fuego" ruso en nuestra casa

Total Fecha Media Usuario
5 11/2013
Manhattan
1.515 veces
VER COMPLETA 12/2012
morbidini
2.685 veces
VER COMPLETA 09/2013
morbidini
1.292 veces
VER COMPLETA 04/2014
eloy
948 veces
VER COMPLETA 08/2014
leif eriksson
1.096 veces

escort-webmaster
24

Añade tu experiencia con Alexia

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort8
Duración60 minutos
Precio150
PechoTuneado
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Mucho se habla del temperamento de “hielo” de las rusas o eslavas. Por suerte éste no es el caso, aquí deberíamos hablar del “fuego” ruso.

Por lo leído en otros foros, Alexia venía precedida de muy buena fama. Este pibón y nunca mejor dicho una vez la he conocido, es de lo más apetecible que he probado. Es una mujer guapísima, ex modelo impresionante y que ahora cercana a los 30 años, aunque no los aparenta para nada, he podido compartir una pasión y una implicación difícilmente superable.

Alexia, ante todo es una mujer escultural con un cuerpo para saborear y disfrutar, un cuerpo de mujer, mujer. Es muy guapa de cara y curiosamente y conforme la vas viendo se va volviendo más guapa hasta llegar al calificativo de guapísima.

Es simpática y muy divertida. Desde que llegué hasta que me fui no paró de sonreir. Amable, con ganas de agradar y ganas de que estés cómodo.

Y si hablamos de sexo, entonces ya es “rien ne va plus”. Alexia se implica con rapidez en los pormenores de la estimulacón y la excitación. Los besos son como deben de ser, con lengua y apasionados. Su cuerpo se pega al tuyo con complicidad buscándote donde más te “duele”.

Me recibió con un batín negro en el que bajo él se adivinaba lencería de marca también negra. En realidad era un body de seda negro que ajustado a su extraordinaria figura provocó en mí un deseo primitivo de rompérselo allí mismo y devorar lo que viniera a continuación.

Lógicamente, aunque a veces primitivos, sabemos controlar nuestros impulsos, así que lo que hice es besarla y tocarla con gran excitación por todo su cuerpo y pasar directamente a la cama solicitando que se despojara de él para poder saborear todo aquello que cubría.

Alexia es muy pasional y sus besos te producen escalofríos y máximo cuando deja tu boca y con la suya empieza a recorrer tu cuerpo pasando por el cuello, pechos, vientre y cuando llega allí con el amigo presente y erguido cual soldado de guardia, empieza a jugar con él para llevarte en volandas al paraíso.

Qué gran mujer y qué manera de engullir. Se ve y se nota que lo disfruta, que le gusta hacerlo porque imagino que sabe que a tí también te gusta.

Aguanté todo lo que pude para disfrutar al máximo de este francés imperial, hasta que  tras unos pocos minutos le pedí un stop a tiempo porque unos segundos más y me hubiera “ido”.

Ahora soy yo quien quiere saborear de su fuente y cambiamos de posición, ella separa sus piernas a mi comentario de que esté tranquila que voy a entretenerme allí en medio el tiempo que haga falta hasta que llegue su orgasmo.

Pero curiosamente me dice que no quiere correrse así, que prefiere correrse conmigo en su interior, ya que le gusta más el placer que le produce la corrida vaginal que la clitoriana y que además si no me importaba lo haríamos con ella sobre mí en cowgirl.

Yo le dije, encantado, por supuesto. No obstante sí que aceptó que durante un ratito pudiera saborearla y así empecé, moviendo mi lengua por su sexo con lo que ella en cuestión de segundos se excitó muchísimo y parece que no hubiera tardado en llegar.

Pero eso es lo que no quería porque, al terminar, su clítoris quedaría muy sensible y no disfrutaría tanto si cuando se la introduce no puede cabalgar con soltura.

Por esa razón a pesar de lo sabroso de su néctar, cambiamos de posición y pasé a complacerla con gran placer mío, claro está y nunca mejor dicho.  

Ahora soy yo quien está debajo y ella tras “engullirme” de nuevo con otro francés espectacular, me enfunda y con mucho cariño se monta sobre mí introduciéndose a mi amigo en su interior con mucha suavidad hasta que éste llega a sus fondos con gran extremecimiento por su parte que hace que me ponga más “enfermo” que antes.

Comenzamos los movimientos con gran maestría por su parte y así pasamos unos minutos de gran excitación moviéndonos unas veces a su ritmo y otras al que yo imponía y precisamente con este último es con el que ella se soltó con grandes jadeos, besos y contorsiones, en un orgasmo celestial.

Con ella sobre mí exhausta de placer mientras yo seguía en su interior nos tomamos un ratito de relax. Qué placer tan grande!. Nos besamos cual novios con unos morreos muy sensuales y al poco cambiamos de posición para misionero, pero antes le dije que quería un a4, y presta al intercambio se colocó para que yo en esa posición con su culo en pompa me introdujera con gran pasión en su interior. Otro gran momento para gozar de la belleza y excitación del sexo. Qué suerte la nuestra…dios!

No podía seguir más tiempo así y le pedí la última posición, ahora sí en misionero y con la gran excitación que llevaba no tardé mucho en correrme como un adolescente pero antes pude disfrutar del paisaje que me ofrecía su cara, sus pechos y su vientre liso y más abajo ver como mi pene se deslizaba entrando y saliendo de su sexo allí entre sus piernas abiertas y así acabar al tiempo que me cruzaba un nuevo morreo de novios con ella en una memorable explosión de placer, mientras la goma se llenaba con mi gozo.

Un placer… divino!!!

Luego cariñitos, risitas y de verdad mucha complicity. Alexia transmite todo eso ya que es muy amigable y además le gusta hablar.

Así, hablamos de la situación actual en la que parece la crisis también ha llegado al sector. Especialmente en los últimos dos meses. Me comentó que había bajado sus tarifas de 250 a 150 € la hora y que curiosamente ahora trabajaba menos que con la tarifa más alta.

Está claro que el tema está flojito y yo corroboré por comentarios de otras escorts con las que he hablado últimamente.

Hablamos de su pasado como modelo e incluso me enseñó unas fotos de esa época. Qué decir lo espectacular que era y que, ahora con unos pocos años de más sigue en su esplendor físico porque, insisto en decir, Alexia es espectacular.