Anna Alba, un angelito endiablado

Total Fecha Media Usuario
4 02/2013
cannissignatus
1.329 veces
VER COMPLETA 01/2012
Iñaky
2.396 veces
VER COMPLETA 12/2012
09386922
1.835 veces
VER COMPLETA 05/2013
Guevara
2.261 veces

escort-63953
23

Añade tu experiencia con Anna Alba

Ver comentarios del foro

Barcelona

Apartamento por horas10
Duración120 minutos
Precio600
PechoNatural
FumadoraNo
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
GriegoNo lo sé

Quisiera pedir disculpas por mi tardanza en publicar esta expe del ¡¡¡MES PASADO!!!, bueno, soy un poco retarder y a veces no hay tiempo para todo; que más quisiera yo que tener tiempo para aquello que tanto me gusta. ¡¡Al grano!!

Desde tiempos antediluvianos, más o menos antes de las Fiehtas Navideñas, que intentaba quedar con Anna... imposibol!!, cuando no eran mis compromisos, eran los suyos, o, si no, sus horarios o los míos... Espera que parece que este sábado...¡No, este no! el próximo... "El próximo yo no puedo"... jo... pues el viernes... "Por viernes no me viene nada"... ¿Qué extraña maldición y/o conjuro había caído sobre mi?... ¿Tal vez la dichosa alineación de astros del 21 de Diciembre me había jodido la vida?. Encontré, por fin, un hueco un día cualquiera del mes de Febrero y a ella le iba bien... menos mal, ya estaba casi resignado a no catarla.

Bueno, pues quedamos en unos apartamentos por horas y yo, feliz y ufano, me zampé los km que me separan de la urbe como quien engulle un bollito relleno de chocolate intentando dejar lo bueno para el final, en este caso Anna. En esta ocasión no hubieron percances dignos de mención durante el trayecto, pero sí a la llegada. De sobras conocéis mi poder lerdo de meter la pata hasta la ingle. Como un novato cualquiera, ni se me ocurrió entrar directamente al parking de los apartamentos con mi coche; yo, que soy muy listo, lo metí en el parking de enfrente y me fui a pie a la puerta en espera de encontrar una tía buena. ¡Ja!

Unos maderos controlaban mis movimientos, me sentí observado. Decidí llamar a la central para recibir instrucciones: "¿Onde andas?" "Estoy dentro" "¿Cómo entro? ¿Por dónde?" "Tú entra y pregunta por mi"... Pues nada, adelante campeón... "Joder, que de puertas", pensé. Vi un pulsador, "Ajá!". Encima del pulsador había un cartelico pero como no tenía las gafas del cerca no distinguía el mensaje. Me abre un tipo fornido y me indica: "Por la otra puerta esto es pa mercancías y personal". Pues nada para la otra puerta. Llego a la puerta indicada y sale el tipo de antes que amablemente me invita a entrar y me pregunta si espero a alguien, le digo que Anna ya está alli y me dice que espere. A los pocos segundos viene otro Man In Black diferente y me ruega que le acompañe hasta un mostrador donde me enseñan la carta de picaderos y tal y entonces escucho una voz super dulce a mi lado. Me giro y entonces tuve una visión celestial. ¡Sí, señor! que hermosura. Anna es preciosa. Ni recuerdo si nos besamos las mejillas o la boca. Ya ni miré la carta de habitaciones, de espaldas, "Esa misma... ¡YA!". Pedimos algo de beber (yo birra, claro) y para el apartamento. Nos acompañó hasta el nidito otro señor, con las bebidas y eso. Pero era muy lento, tardó una eternidad en dejar la birra y el agua en una mesilla y en largarse cerrando la puerta... Pero, apenas aquella puerta se acabo de cerrar, no hizo falta mediar palabra, Anna ya se me acercó sonriendo.

Menudos labios tiene la chica, bien carnositos, como besa, su lengua es tremenda. Yo me enredaba en su cabello y me sentía bien, muy bien, y sus susurros me ponían muy caliente. Mi manos recorrían su cuerpo embutido en un fino vestido y cada vez que notaban las ligas en sus muslos, mi imaginación iba más allá y mi líbido subían vertiginosamente. Poco a poco la ropa fue despareciendo, cayendo en sillas y suelo, daba igual, ya no queríamos barreras. Su cuerpo cálido y perfecto se rozaba contra el mío, lo que me pareció angel se estaba transformando paulatinamente en un tierno demonio ardiente y eso me excitaba en sobremanera. Hubo momentos, al abrazarla, en que tenía la sensación de que se fusionaba conmigo; Eones estaría acariciando su cuerpo suave de arriba a abajo.

Sin apenas darme cuenta, ya estábamos en la cama siguiendo el juego. Todo fue rodado, como si hubieramos estado juntos otra veces, no me sentí extraño si no cómodo y aceptado. Ella se lo comía todo y yo me zampaba lo suyo sin miramientos, estaba rica muy rica. Sus pechos naturales 100%, no eran grandes, pero eran sensuales, de medida justa a mis manos, duros y sus pezones crecían con facilidad, eran perfectos para mi. Y su entrepierna se dejaba querer, se mojaba y yo pensaba:"Venga, nena, dámelo", y Anna, muy generosa, me lo daba. Ni que decir tiene que hubo 69s, cabalgada amazónica y corridas por su parte y que, al final, tan excitado me tuvo en sus brazos, que, en la más que clásica postura, me dejé ir porque la ocasión se prestó a finalizar culeando como un poseso.

Luego la tranquilidad, el sosiego, el descanso, las caricias pos-tormenta, su sonrisa hermosa y su carita de angel. Un masaje con aceite, cuatro historias y unas cuantas risas. Pero volvimos a la carga y, a pesar de mi agotamiento, Anna me la puso dura sin apenas esfuerzo. Esta vez no hubo penetración, nuestras bocas bastaron y su francés fue natural, impresionante y, ciertamente, hasta el final... pero final, final.

Como información, Anna me resultó muy atractiva, mucho, encantadora, la encontré también muy experimentada y, sobretodo, ardiente, apasionada, amante perfecta y tiene unos ojos preciosos con una mirada dificil de olvidar. Repetiré seguro, con Anna viví una gran experiencia que me dejó saciado por unos cuantos días.