Ariadna Cid - Natural, juvenil y muy muy sensual

Total Fecha Media Usuario
11 11/2012
gonzito
1.365 veces
VER COMPLETA 04/2012
Iñaky
2.515 veces
VER COMPLETA 05/2012
Resacoso
1.466 veces
VER COMPLETA 06/2012
Iñaky
1.334 veces
VER COMPLETA 07/2012
Iñaky
1.517 veces
VER COMPLETA 08/2012
controlador
1.880 veces
VER COMPLETA 09/2012
Iñaky
1.283 veces
VER COMPLETA 10/2012
Cesar Borgia
1.525 veces
VER COMPLETA 11/2012
Iñaky
1.516 veces
VER COMPLETA 12/2012
ex5
1.407 veces
VER COMPLETA 01/2013
gonzito
3.175 veces

ver todas las fotos de Ariadna Cid
76

añade tu experiencia con Ariadna Cid

Ver comentarios del foro

por gonzito
Barcelona

Hotel
Duración240 minutos
Precio600
PechoNatural
Fumadora
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo

 

Hace mucho que no escribo una experiencia en el foro, quizás es porque hace tiempo que no me lo pasaba tan bien como en esta última.

 

Como esto de esperar a que me toque un premio siempre me ha causado gran desazón, decidí hace algunos días poner remedio a esta inquietud y quedar con Ariadna Cid sin esperar al final del concurso de este mes :-D.

 

Tras un par de intentos conseguí hablar con ella y nos citamos para comienzos de esta semana. No era la primera vez que quedábamos y tras un encuentro anterior mas breve, esta vez yo quería disfrutar de la cita con la tranquilidad de tener algunas horas por delante y acordamos salir a cenar tambien.

 

Nos encontramos a la puerta de mi hotel y fuimos dando un paseo hasta el restaurante elegido. Ari es una chica joven, inteligente y alegre, que sabe disfrutar de cada momento y hacerte disfrutar también de su compañía. La cena, la verdad sea dicha, pasó como si durase tan solo un instante, regada de conversación y risas, momentos chispeantes y cómplices (convencido estoy que más de un comensal en otras mesas nos miraba con cierta envidia; ellos eh, que por mi no era ;-D ).

 

De su aspecto físico, diré que vestida de calle es una de esas chicas que te atrae mirar con cierto disimulo cuando la ves paseando con sus minipantalones, o sentada en la mesa de al lado en una terraza; es muy delgadita pero con una muy bonita figura y una cinturilla de esas que me hacen fantasear. Es guapa, con una expresión cambiante, normalmente de niña inocente y dulce pero que de pronto se ilumina con una pícara sonrisa que sugiere "¿inocente yo? ya verás, ya, …"

 

Tras la cena, otro paseito hasta el hotel, la ventaja de elegir un buen hotel es que puedes pedir que te dejen el jacuzzi listo y calentito a una hora determinada junto a una botellita de buen cava. Esto fue una sorpresa que acogió con entusiasmo. El verla entrar desnuda en el jacuzzi, iluminada tan solo por las luces de éste, es una de esas imágenes que creo recordaré mientras viva, como ya he descrito antes, es delgada, pero tiene todas las curvas necesarias en el sitio adecuado y una cintura que si, definitivamente, ¡me vuelve loco!

 

En el jacuzzi que decir, entre besos, caricias, risas y brindis la temperatura del agua y de algunas otras cosas fue subiendo hasta que ya sin remedio tuvimos que trasladarnos a la cama para poder apaciguar esa hoguera.

 

Su francés es delicado, gradualmente va encontrando como y donde aplicar contactos, roces y presiones para llevarte a un grado de excitación que no puedes soportar durante mucho rato, en un momento dado, tuve que pedir tregua y entonces decidí darle réplica, a lo que ella accedió con agrado.

 

Mucho más ya no contaré, solo que ritmo, excitación, su placer y el mío fundidos, sentir que no puedes esperar más pero tampoco quieres acabar ya y finalmente una liberación de ambos, todas las preocupaciones del día olvidadas, muy muy lejanas, un rato de paz abrazados, esperando a que nuestras respiraciones y pulso se calmen, pienso "me podría quedar así toda la vida, …"

 

Finalmente ya tranquilos, es hora de volver al mundo, ella se tiene que marchar, charlamos mientras se va vistiendo, es una delicia verla, en persona se aprecia su deliciosa figura, sus fotos no le hacen justicia, me cuenta que se acaba de hacer unas nuevas y me muestra alguna en el móvil (¡guau!),... voy pensando en planes para una próxima ocasión, la próxima vez quizás toda la noche…