Belle Chandon (y 2): Esperado y celebrado reencuentro

Total Fecha Media Usuario
6 09/2014
Berto Soriano
820 veces
VER COMPLETA 05/2010
GaLaNte
2.693 veces
VER COMPLETA 08/2010
eratostenes
1.331 veces
VER COMPLETA 11/2010
esperantobcn
594 veces
VER COMPLETA 06/2011
TenienteCorrupto
713 veces
VER COMPLETA 07/2011
Berto Soriano
1.062 veces

ver todas las fotos de Belle Chandon
69

añade tu experiencia con Belle Chandon

Ver comentarios del foro

Barcelona

Apartamento de la escort10
Duración60 minutos
Precio250
PechoTuneado
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
Griego

 
Si no me fallan las cuentas, esta será mi experiencia número veintidos en el foro. Parecía mentira, pero era una gran verdad: habían pasado más de tres años desde que ví a Belle por última vez. Ahora está más tiempo en Francia y sus visitas a Barcelona escasean y son de pocos días. Por suerte, tan pronto anunció su estancia de nuevo en Barcelona por dos semanas la llamé, y quedé con la bellísima brasileña para este último viernes. Haber tenido que esperar otro año más se hubiera hecho muy largo...
 
Ya no atiende en su antiguo piso, y para esta ocasión quedamos en uno muy céntrico cerca de Plaza Cataluña. A pesar que hay ido renovando y sacando nuevos books de fotos, tenía alguna duda si Belle en persona habría cambiado tanto desde la última vez. Dudas disipadas en cuanto crucé la puerta: me pareció notar que está algo más delgada y con menos curvas con respecto la última vez, pero su belleza y sus ojos siguen destacando ante todo. Y más el conjunto de lencería negra que llevaba puesto y aún no me he quitado de la cabeza.
 
Belle me recordaba todavía, y le extrañaba que hubieran pasado tres años desde la última vez. Ella estaba segura que no había pasado tanto tiempo (PD: Tras el encuentro, me envió un mensaje al móvil y reconoció que en este punto tenía yo razón). Como costumbre y rememorando encuentros anteriores, nos pusimos a darnos besos y a abrazarnos en el sofá.
 
Tardaremos poco en ir a la cama, y de camino contemplo lo amplio y moderno del piso (mentira: como Belle iba por delante, contemplaba su anatomía trasera). Ya en el dormitorio la desnudo, y ella se pone en la cama a cuatro patas ofreciéndome su trasero y su sexo, que deleito con gran pasión como si me fuera la vida en ello. Pero rápidamente seré yo el que estaré desnudo y boca abajo en la cama, mientras Belle me acariciará, lamerá, devorará (y otros verbos que ahora no me salen) mi miembro hasta que complacido me correré, sintiéndome exhausto y eso que apenas hemos empezado.
 
Tras descansar y charlar brevemente, explicándome ella sus proyectos en Francia, unos pequeños besos que se convierten luego en más apasionados son preludio del segundo encuentro. Por si no había tenido suficiente, en este punto me entretengo aún más en el sexo que Belle me ofrece, donde los minutos van pasando, sin que yo me canse de lamer y besar, ni ella de disfrutar y gozar. Podríamos haber pasado la noche así si hubieramos querido.
 
Me cuesta a mí un poco más llegar a tono, aunque Belle se esfuerza devolviéndome el favor. Pero lo consigo, gracias a la estimulante imagen que me ofrece ella acariciándose los senos, mientras yo le introduzco un dedo en su sexo y le masturbo, a la vez que ella de tanto en tanto se acaricia el clitoris. Acto seguida se pone encima de mi y cabalga, ofreciéndome una hermosa vista de su cuerpo que puedo acariciar y besar. Terminaremos en la posición de a cuatro patas, donde la visión de su trasero me es más que suficiente para motivarme y llegar al segundo orgasmo casi a la vez que ella, descansando sobre su espalda tras el esfuerzo.
 
No será posible una tercera relación, pues aunque logro una tercera erección, mi miembro está muy sensible para continuar, así que terminamos con un masaje en la espalda que me da Belle para calmar la tensión e ir a la ducha más relajado. Una pena que tras más de tres años de espera, nuevamente la cita ha llegado a su fin, pero se ha disfrutado (corrección: hemos disfrutado) y ojalá pueda haber un futuro encuentro, a pesar que serán más difíciles.
 
Resumen y valoración: Gran reencuentro con Belle, que no ha perdido un ápice de su belleza e implicación. Una gran alegría tras tanto tiempo sin verla, y una buena manera de despedir el verano. Ahora, con las pilar recargadas, a preparar un nuevo encuentro.
 
Saludos y hasta otra.