Un gran descubrimiento

Total Fecha Media Usuario
1 04/2015
TIMIDOX
1.481 veces

escort-webmaster
21

Añade tu experiencia con Claudia

Ver comentarios del foro

por TIMIDOX
Barcelona

Apartamento por horas9
Duración70 minutos
Precio200
PechoNatural
FumadoraNo
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

 

 
 
     Otra súper experiencia que empiezo a contar y empiezo a preocuparme porque todas me encantan. Me considero un hombre normal pero, todas y cada una de las chicas con las que estoy, me hacen sentir muy especial.
Espero que no sea un problema mío, ya que tengo bastante experiencia con mujeres, pero el caso es que últimamente disfruto como nunca.
Si alguno de vosotros está con alguna de las chicas de las que escribo experiencias y es una expe negativa, espero me lo digáis por favor aunque sea en modo privado, para preocuparme o no.
En este caso quería una relación que fuese  100% positiva,  así que llame a mi agencia predilecta y hablé con Valeria, ( la cual me tiene encandilao, oséa  que me tiene loquito) daría lo que fuese por conocerla. Le conté lo que me apetecía y me aconsejó una chica la cual se iniciaba en este trabajo y nunca había hecho ningún servicio ( riesgo total )
Le hice caso ya que siempre acierta y me dejé llevar por esa voz que me enamora.
La chica en cuestión es Claudia, una española ( yo creo que andaluza o canaria, no sé ) de 24 años, 160cm de estatura y 48Kg de peso. Por la descripción, si es real, tiene que ser un pivón (pensaba yo).
Quedamos en apartamentos Luxtal al medio día. Ella llegó un poquito tarde de la hora prevista (6 minutos), pues se perdió por el parking ya que era la primera vez que venía y no conocía la entrada.
Primer contacto visual positivo, muchísima expresión en su mirada y sonrisa desde el principio hasta el final. Entro algo tímida, ya que era la primera vez que se enfrentaba a un hombre a modo laboral, pero con mi actitud (soy un tipo agradable y simpático), se dejó llevar de mi mano y todo salió genial.
Claudia se relajó y empezó a comportarse como una novia. Después de la duchita de rigor y estando los dos estirados en la cama, empezó con sus besos y caricias sin que yo la tuviera que guiar. Fue bajando poco a poco hasta encontrarse con Timi (es que le puse nombre a mi pene jajaja,  sé que queda un poco cutre pero…) y empezó a lamerlo y chuparlo con gran interés aún que con un poco de timidez.
Yo hice lo propio para que se relajara del todo, me tumbé encima de ella y empecé a recorrer todo su cuerpo con mis labios y mi lengua, haciendo paradas necesarias en sus pechos redondos (naturales ) con sus pezones erectos y bajando por su barriguita hasta llegar a su bonita y sabrosa entrepierna, ummmm  riquísimo, me encantan estas paradas y más cuando ves que se empieza a humedecer y la escuchas gemir de una forma suave hasta el punto que me pide que la penetre (en ese momento se me abrieron los ojos, estaba con una mujer a la que le gusta el sexo, y yo estaba ahí para proporcionárselo).
Así fue, me puse un preservativo de los que yo traía ( ya que ella por inexperiencia solo traía uno), ella esperaba estirada en la cama con una sonrisa nerviosa deseando que me pusiera encima, y así lo hice, empecé a penetrarla muy despacito mientras nos mirábamos a los ojos , ella no quitaba la sonrisa de su cara y los ojos cada vez le brillaban más. Dejé caer todo mi cuerpo sobre el de ella sintiendo sus tetas en mi pecho mientras la beso por el cuello sin dejar de penetrarla lentamente, despacito, para que así, acabe de perder toda la timidez.
Llegó un momento que por fin se relajó del todo y con movimientos de sus caderas y levantando la pelvis, me pedía que la penetrara con más rapidez y contundencia, convirtiéndose en un polvazo de novios en toda regla y teniendo que salirme para no terminar ( joder con Claudia, se ha tomado en serio lo de relación de novios ), me encanta.
Ahora me estiré yo en la cama para que ella se pusiera encima ( cowboy ). Es alucinante ver un cuerpo delgadito con sus pechos firmes delante de mi cara mientras se introduce mi pene dentro de ella. Mientras esto ocurría, ella no dejaba de mirar mis ojos fijamente mientras los suyos brillaban y su cara cogía un gesto de placer, morbo y alegría al mismo tiempo,         alucinante, es una de esas caras que me gusta ver porque sabes que la estás haciendo feliz y eso me hace disfrutar el doble.
 Estuvo mucho rato en esa postura con varios movimientos típicos, pero hubo uno en concreto  que me dejó alucinado, empezó a follarme haciendo círculos, primero despacio y cada vez más rápido, algo impresionante ( yo pensaba, haber cuánto rato aguanta sin cansarse )algo espectacular que yo no quería que terminara nunca y de repente, después de rato, el que se cansó fui yo, ( no es que me cansara, me corría ), empecé a gritarle que parara pero no me hizo caso, todo lo contrario, ella se puso a gritar entre gemidos que aguantara un poco más, se quería correr conmigo. Tuve que hacer un sobre-esfuerzo para aguantar cuando ella se puso a tope de velocidad y empezó a gritar (si, si, yaaa, si,) y por fin agarrándola fuertemente de la cintura y con sus sacudidas bestiales, deje que mi esperma fluyera dentro de ella, (es una manera de hablar ya que usamos preservativo) en una corrida conjunta haciéndonos gemir a los dos entre espasmos, sonrisas de felicidad y sudor quedando tendidos sobre la cama y ambos con cara de orgullo por haber conseguido llegar al unísono( realmente brutal ).
 
                                            (Sin duda alguna ha pasado la prueba, Claudia está hecha para este gran oficio de hacer feliz a los hombres).
 
Habían pasado cinco minutos cuando seguíamos estirados en la cama, extasiados y yo felicitándola por tal experiencia, entre caricias, besos y abrazos y risas, no sé cómo, pero Timi se puso otra vez erecto (increíble).
Lógicamente, tuvimos otra relación igual de intensa, la cual no creo que haga falta que describa ya que me extendería demasiado en este relato.
Si puedo decir que nos avisaron desde fuera que nos habíamos pasado 20 minutos de la hora, justo terminar la segunda relación. Esto me dice de Claudia, que estuvo muy cómoda y en ningún momento miró el reloj.  Felicidades por ser una chica sin prisas y que además le encanta el sexo.
Me siento muy orgulloso de haber sido el primer hombre que paga a Claudia y de esta manera haber contribuido a que se quede en este bonito y difícil trabajo.
Claudia: muy dulce, tranquila, cariñosa, amable…
Una relación excelente.
Implicación excelente.
Cuerpo excelente.
Y una especial mención a Valeria que nuevamente acertó de lleno enviándome a Claudia. Esto es peligroso porque estoy empezando a quererte.
Saludos
TIMIDOX