Otra vez Danna… porcelana brasileña. Que coisa mais linda!

Total Fecha Media Usuario
2 03/2014
Manhattan
1.261 veces
VER COMPLETA 11/2014
Manhattan
774 veces

escort-50276
21

Añade tu experiencia con Danna

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort8
Duración60 minutos
Precio150
PechoNatural
FumadoraNo
BesosBesa con lengua
FrancésSin
Griego

Nombre “artístico”: Danna
Nacionalidad: Brasileira
Edad: 20

Valoración de cara: Guapísima!. Cara redondita. Larga melena de cabello negro cuidado y sedoso. Preciosos ojos oscuros y brillantes como estrellas. Nariz pequeñita y sonrisa arrebatadora con dentadura perfecta, blanca y reluciente, rodeada de unos labios gruesos hechos para ser besados y para que te besen. Qué cosa más sensual.

Valoración de cuerpo: Para deleitarse con sus formas. No llega al 160 cm pero tiene de todo y todo puesto de manera perfecta en su sitio. Una cintura estrechita con vientre completamente liso. Un culito duro, respingón y de mordisco. Sus piernas largas, dentro de su altura, esbeltas y bien formadas. Piel bronceada muy bien cuidada y de textura finísima. Todo un placer.

Valoración de carácter: De carácter creo que no se puede pedir más. Es alegre, desenfadada, le gusta hablar y lo hace en un castellano perfecto ya que aún de origen brasileño lleva en nuestro país casi la mitad de su vida. Tono de voz encantador y toda ella muy divertida. Ha habido momentos que aún parecía más joven de lo que realmente es. Me he sentido muy a gusto a su lado.

Vestimenta: Top y pantalón short tipo vaquero ajustadísimo a su culito y zapatos de tacón alto. Para comérsela.

EXPERIENCIA
Relato del encuentro:

Poca cosa que añadir a lo que ya dije cuando escribí mi primera expe con Danna. Fue una cita de esas que recuerdas con gran satisfacción y cuando eso es así, me gusta repetir, y eso es lo que hice.

De hecho no es que tuviera previsto salir este día, pues los días anteriores ya había tenido dos citas consecutivas y por tanto no es que tuviera extrema necesidad de citarme por tercera vez.

Pero apunto de abandonar el trabajo, en uno de esos días en que la hora de salir se presenta tardía, creo que eran las 8 de la tarde… y antes de apagar el ordenador se me ocurrió echar un vistazo a los foros y allí ví las fotos de Danna, lo que me llevó a recordar la agradable cita que pasé a su lado y me entraron ganas de volver a verla.

Demasiado tarde pensé, pero miro en su anuncio y veo que su horario es full time, así que la llamo por teléfono y al momento ésta me contesta, y me contesta diciendo mi nombre y eso, a mí, aunque sea una tontería, son detalles que me “ponen” y máxime si con esa chica sólo ha habido una relación.

Con su simpatía desbordante charlamos unos minutos por teléfono y nos citamos para vernos en una hora.

Mi despacho no está demasiado lejos de su apartamento, así que aún sigo unos 30 minutos más y pasada esta media hora voy apagando ordenador y me despido de la señora de hacer faenas que como cada día a esa hora estaba poniendo orden en la oficina.

Me dirijo al parquing y en menos de 15 minutos entraba en otro parquing, en este caso el del Passeig de Gràcia muy cerca de la Casa Milá (La Pedrera).

A las nueve en punto llamo al timbre del apartamento, ésta me abre y una vez cruzo su puerta y la veo ya todo mi cuerpo se activa, en especial el amigo que aunque no tenía un apetito atroz, sí que al ver a aquella preciosidad empezó a apretarme el pantalón.

Danna es muy guapa y además tiene una simpatía que a mí me encanta. Habla muchísimo y siempre lo hace con una sonrisa atractiva y jovial, tal y como es ella, 20 añitos de dulzura y de espíritu juvenil con el que me siento muy a gusto.

A partir de ahí todo lo que pasó fue muy parecido a la primera vez, http://www.forosx.com/foros/27-experiencias/27381-danna-porcelana-brasil... pero ahora era mejor pues cuando sabes cómo reacciona en los estímulos sensuales es mucho más gratificante la relación.

No obstante descubrí un par de detalles que ella me comentó, uno que le encanta que le coman los pezoncitos y el otro es que cuando llega al orgasmo le coje una gran pereza y si la dejas se te puede poner a dormir… de hecho recuerdo que en la primera cita, cuando lo tuvo, se quedó un buen rato tumbada de lado con los ojos cerrados, muy sonriente y muy relajada…

Así que después de empezar con abrazos, toqueteos, besos y morreos con lengua muy dulces y muy sensuales, pasamos a jugar sobre la cama y comencé a lamer sus pezones y llenarla de besos por todo el cuerpo.

Me planté en su hermoso sexo y allí empecé a lamer saboreando sus efluvios que llenaron mi lengua y mi boca con ese sabor tan peculiar y tan excitante.

Luego pasamos a un 69 frenético en el que mientras Danna engullía al amigo con su boca, sus manos acariciaban los weves y toda la zona perineal… lo que aumentaba mi deseo.

Yo aproveché la postura para que mi lengua se metiera todo lo más profunda que pudiera en sus dos agujeros y así estuvimos un buen rato.

Cambiamos de posición y ella aún no había llegado al orgasmo por lo que le dije que iba a seguir con el cuni, pero entonces me hizo la propuesta de que me corriera yo primero y que la dejara a ella para el final ya que si se corría antes le entraba el sueño. Supongo por que ya era una hora tardía…

Me pareció bien la sugerencia y así enfundamos al amigo y después de pasar por las tres posiciones habituales, cowgirl, a4 y misionero a cual mejor, fue en esta última donde yo llegué con gran placer a mi corrida, que como en la primera cita llegó mientras disfrutaba de unos morreos tan sensuales que hoy soy incapaz de recordar si alguna vez los hubo en otra relación.

Luego con el amigo satisfecho y relajado y yo aún más, pasé a finalizar la parte del “contrato” que habíamos dejado para el final.

Así que de nuevo instalé mi cabeza entre sus piernas y volví a saborear sus efluvios, ahora si cabe más abundantes, y así, entre jadeos y pequeños movimientos de su pubis siguiendo el ritmo de mi lengua, llegamos con un movimiento más enérgico de su cuerpo y unos jadeos seguidos e insistentes, a que sus piernas apretando mi cabeza me llevaran como la vez anterior hacia su lado derecho mientras el orgasmo recorría su cuerpo.

Y así se quedó, en posición fetal y con los ojos cerrados, como niña buena mientras yo embobado la observaba en un acto de complacencia por la sensación de bienestar que ella transmitía.

Si no hubiera estado allí, estoy convencido que se hubiera quedado dormida… jajaja… Pero no fue así y por ello le pregunté que qué pensaba hacer, y al decir que se iba a su casa me brindé a acompañarla cosa que ella aceptó con gran agrado.

Y tras un breve paseo en coche y una charla que entre otras me dijo que en junio se iba a Brasil para vivir de cerca el mundial de fútbol la dejé cerquita de su casa y con unos besitos en mejillas y morritos nos despedimos hasta la próxima.

Normalmente cuando me cito por segunda vez con una chica ésta puede ser clave en el futuro ya que suele ser la cita que marca la pauta en saber si la chica cumple realmente las espectativas que te causó en la primera cita o no. En este caso tengo que admitir que con Danna no será la última vez que nos veamos…