Davinia, la lascivia me asaltó

Total Fecha Media Usuario
1 07/2016
gibi
1.706 veces

escort-65071
19

Añade tu experiencia con Davinia

Ver comentarios del foro

por gibi
Barcelona

Apartamento de la escort8
Duración75 minutos
Precio200
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
GriegoNo lo sé

Después de la positiva experiencia con Muguet decidí volver de nuevo a contratar los servicios de casual, me gustó Davinia, se le veían unas curvas muy interesantes. y lo comprobé, Davinia es voluptuosa, pechos impresionantes, trasero acorde, una provocación, por eso me asalto la lascivia, desde el primer instante, desde el primer momento que la vi y acompañado de su calurosa bienvenida con besos dulces y suaves. La cita sucedió de forma natural, Davinia en todo momento muy atenta y complaciente, cercana, simpática, risueña, de conversación agradable y buen control de los tiempos, porque a pesar de la conversación hubo tiempo para todo.
Despúes de la ducha, que agradecí porque en la calle la temperatura era alta, empezaron los acercamientos, de pie, un raudal de besos dulces cariñosos y suaves que nos fueron acecando hasta que los dos estuvimos prácticamente desnudos y pude agradecer a la naturaleza que Davinia existiera, yo también, y que los dos estuvieramos en ese instante juntos, muy juntos!, en esa habitación. Poco a poco los tocamientos aumentaron y Davinia acércandose cual leona a su presa me beso, chupo y engulló mi sexo con vicio, y pasados unos minutos pude yo por mi parte saborearla poniéndola al borde de la cama y casi abalánzadome al festín, y a fe que estuve un buen rato, me encanto!. Y mientras así chupaba y lamía, el deseo de penetrarla iban aumentado, y cuando me pareció que estabamos listos, volvimos a más besos mientras ella ya preparaba la funda, la puso con maestría y empezó a cabalgarme, primero suave pero acelerando al cabo de pocos segundos, se puso a cuclillas y engullía mi sexo mientras el plas plas de todo su pubis contra el mío, mientras entraba en ella a fondo, me hicieron perder el control y vi los primeros fuegos artificales de la tarde. Ella no dejó de moverse aún un par de minutos, que me parecieron de éxtasis, besando y más sus pechos.
En la pausa fué donde descubrí su buena conversación, aunque no duro mucho jejeje, y volvimos al ataque, calentamos motores y otra vez enfundadó pude gozar con un misionero con diferentes ángulos, primero encima de ella completamente, agarrándola bien y penetrándola mientras ella me acompañaba con sus caderas y sus besos intensos. Después más de rodillas cogiéndola de las piernas, y vuelta de nuevo completamente encima de ella, momento en que me pareció que se corría -más tarde se confirmó-. Aún así quise continuar y pasamos A4 donde, oh compañeros, entre la visión desde mi posición y su cara y ella entera en el espejo, casi se me acaba la mecha, pero quisé terminar en misionero y cambiamos, durante un buen rato para mi gozada estuvimos experimentando ritmos y ángulos en esa posición hasta que sucedió lo inevitable, y estallé con gran placer, otra vez.
Hacía tiempo que no disfrutaba de una voluptuosidad tan suave pero morbosa a la vez, una muy buena tarde, una hora larga bien aprovechada, ya lo creo.