Emma… y para acabar el mes, un panellet de 18 añitos.

Total Fecha Media Usuario
1 10/2014
Manhattan
1.617 veces

ver todas las fotos de Emma
62

añade tu experiencia con Emma

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración60 minutos
Precio200
PechoNo lo sé
FumadoraNo lo sé
BesosBesa
FrancésSin
GriegoNo

Edad: 18. La verdad es que no sé si son ciertos los años que anuncia, pero a mí me dio la sensación de estar con la chica más joven que he conocido desde que me inicié en esta bendita “causa”.
Fotos falsas o retocadas?: Reales

Valoración de la cara: Muy guapa. Cara preciosa de rasgos algo exóticos supongo por su descendencia brasileña. Larga melena de cabello liso color castaño, sedoso y bien cuidado. Ojos oscuros no muy grandes pero vivos y resplandecientes con un cierto aire picaresco, nariz pequeña y labios muy sensuales, gruesos con una sonrisa generosa que muestra una dentadura blanca y bien cuidada. Un encanto.

Valoración de cuerpo: Poco que decir a lo que ya se ve en las fotografías. Pura delicatessen para gourmets que gusten de los manjares dieciochoañeros, y que un servidor da fe que soy uno de ellos. Qué cosa tan sensual y qué formas tan bien hechas para el goce de un sibarita que como yo gusta de esos cuerpos tan tiernos, pero con todo en su sitio para saber que a pesar de la corta edad estás con un mujer de verdad. Y que nadie me mal interprete cuando hablo de cuerpos tiernos…, no hablo de niñas, estoy hablando de mujeres, en este caso, mujeres muy jóvenes, muy sexyes y muy guapas.
Figura perfecta cercana a los 165 cm, de cuerpo más bien delgadito de piel fina y bronceada. Pechos en su justa medida, naturales y con pezoncitos de colegiala. Cintura de avispa con unas caderas perfectas y un culo que devoré a besos y lametazos y para mas inri unas piernas perfectas con unos buenos y tiernos muslitos que disfruté como un poseso metiendo mi cabeza entre ellos.

Valoración de carácter: Encantadora, aunque aquí es dónde quizás me faltó ese plus que algunas teen ya muestran a pesar de su edad. Emma es muy educada , sonríe con facilidad, pero quizás le falte soltarse un poco más. Al menos al principio. La encontré tímida en exceso aunque ella intentó que esto me pasara desapercibido, pero todo y que antes de empezar estuvimos hablando un buen rato para ver de acomodar el ambiente lo más próximo posible, no conseguí sentir que ella estuviera cómoda del todo.
Se mostró más natural tras la charla post relación que es cuando salió lo mejor de ella. Quizás con una segunda cita la cosa sería diferente…

Vestimenta: Teen auténtica, de calle, con chaquetilla beige y debajo camiseta ajustada color negro. Pantalones también negros ajustadísimos, marcando esa cintura y culito que luce de maravilla y calzando unos botines de lona muy juveniles…
Cuando se desvistió fue apareciendo ese cuerpo que con verlo hizo que el amigo ya se pusiera en forma y acabó quedándose con unas braguitas rojas para acabar de rematar la faena.
Después se las sacó para pasar a la ducha y mostró su sexo con bastante vello púbico pero recortadito y muy sexy. Un bomboncito.

Relato del encuentro:
Son esos momentos en que navegando por los foros aparece esa foto de alguien que se acaba de anunciar, y la miras y haces lo propio con las otras fotos que ilustran su anuncio e ipso facto, piensas… “para mí…”. Luego sigues con el anuncio y ves que el coste quizás no es el que más te guste… pero las fotos te han impactado, y las sigues mirando y aún te gustan más… y entonces piensas que podría tener dos por el mismo precio, pero igual no serán como ella… toca “sacrificar” una de las salidas de esta semana o este mes e invertir en una lo que quizás necesitarías para dos…

No me lo pienso más, hay que preguntar y saber de su disponibilidad, al tiempo que preguntas qué tal su implicación y si el precio incluye el apartamento. En este caso está incluido… Si no fuera así, quizás ya no hubiera seguido.

Concretamos la cita y la hora para ese día 30 de octubre y me presento puntual al lugar de encuentro, Apartamentos Suites Barcelona en Rambla de Catalunya/Provença. Me pasan a la habitación asignada y detrás de mí entra el turroncito que me iba a “merendar”…

Como ya he escrito en la valoración general, se trata de un yogurín algo tímida pero muy correcta y educada y que se pone a tu disposición aunque quizás le falte ese punto de iniciativa que creo a todos nos gusta.

Hablamos, nos duchamos y una vez con todo en su sitio iniciamos la relación con besos en su cuello, en su cara , en sus labios, aunque estos no acababan de abrirse mientras ella, eso lo hacía muy bien, no dejaba suelto al amigo. Lo agarró con una y con dos manos y no paró de hacerlo durante un buen rato tanto de pie como tumbados en la cama. Por supuesto que el amigo encantado con ello.

Luego pasé a la “merienda” por la que ya suspiraba desde que la vi entrar, y con cariño y delicadeza me metí entre sus muslos y empecé con el protocolo más apetecible para mí, aparte del que reservo para el final, pero ese, me vuelve loco y máxime si con ello puedo hacer que la chica disfrute del mismo.

Por supuesto que disfrutó, o eso creo y eso me dijo, pero de su boca no salió el más mínimo jadeo o suspiro que indicara que le estuviera gustando, cosa que por otra parte era evidente ya que sus efluvios sí estaban allí para corroborar que mi lengua estaba haciendo bien su trabajo…

Al final parecía que la cosa se iba a animar pues se dejaron oír unos ligeros jadeos en el ambiente pero a continuación me dijo que ella me la quería comer a mí.

Le pregunté si no le gustaba y me dijo que por supuesto que sí, pero que el tema del orgasmo era bastante complicado para ella, por lo que ante ese comentario dejé mi plato favorito para ponerme en sus manos y que también ella fuera partícipe de la “merienda” que habíamos iniciado.

Así lo hicimos, me puse cómodo y empezó con un francés que me puso a muchas revoluciones. La verdad, y lo he escrito en otras expes, el francés me encanta, pero me cuesta mucho llegar al final con ello. En cambio por su forma de hacerlo, no me pregunten cómo… me hubiera corrido con rapidez. Y no es que fuera necesitado por falta de sexo, puesto que 48 horas antes había estado en ese mismo apartamento con una de mis asiduas. Le pregunté si acababa en boca y al decirme que no, preferí parar y pasar a la intro.

Vestimos al amigo con látex y a continuación se puso sobre mí en posición cow con lo que aluciné al momento por el perfecto acoplamiento de éste en su interior moviéndose como pez en el agua gracias a la lubrificación natural que tras el cunillingus practicado y los efluvios aparecidos habían dejado su vagina a punto de caramelo. Fuera por esa razón o fuera por la excitación del francés recién terminado estaba yo muy sensible.

Seguimos así  y a pesar de que era ella la que estaba sobre mí, fui yo quien tomó la iniciativa, agarrándola por el culo y por su espalda y atrayéndomela sobre mí para desde abajo comenzar un bombeo acompasado pero firme al mismo tiempo que provocó, ahora sí, todos los jadeos que eché en falta unos minutos antes y que junto a una respiración acelerada, aparentemente predecían que de seguir así la cosa llegaría lejos…

Esos jadeos aún me pusieron más excitado por lo que me acercaba a zona peligrosa y aún no quería acabar, pero pensando en ella y con la posibilidad de llevarla al orgasmo hubiera seguido más tiempo, aunque tampoco sabía si lo lograría, con lo que al final fui egoísta y paré para no correrme y supongo que con ello, también la corté a ella.

Similar situación en posición a4. Primero aproveché la pose para pasar mi lengua por su culo metiéndola en todos los agujeros que por el camino encontré y sin parar volví a meter al amigo en su interior, disfrutando ahora de esta muñeca posicionada con el culo en pompa y su cabeza ladeada sobre uno de sus brazos en la cama mirando de reojo cómo mis embestidas la hacían jadear de placer.

A punto de explotar tuve que parar de nuevo y tras pedirle que se pusiera boca arriba y una vez separó sus piernas para abrirme el camino a la “perdición” entré de nuevo en busca de mi corrida, esa sí que segura e inevitable y que alcancé con gran placer mientras el amigo seguía moviéndose en su interior deslizándose como si estuviera dentro de un habitáculo lleno de vaselina… Qué manera de lubricar la de esta chiquita… Maravilloso.

Después relax y breve charla que tras unos temas que surgieron, en ese caso personales tanto míos como suyos, ésta se volvió más amigable y la verdad que toda la sensación de inicio desapareció para tornarse en una relación de risas y de buen rollo.

Valoración de la implicación: Implicación correcta pero poco pasional. Quizás en una segunda cita tras la charla final podría ser diferente… pero es una incógnita que no estoy seguro de comprobar… aunque nunca se sabe…

Valoración final: (lo mejor/lo peor) Lo mejor: Toda ella como turroncito para degustar. No recomendable para los que buscan sexo fuerte ni pasional. Recomendable para los que gustan de muñequitas tiernas con cuerpos dieciochoañeros sin más. Lo peor: su caché de 200 € que a pesar de que los he pagado muy a gusto y convencido, “duelen” un poco…