Al fin contigo, Eva…

Total Fecha Media Usuario
15 11/2013
Manhattan
1.718 veces
VER COMPLETA 04/2011
Iñaky
1.516 veces
VER COMPLETA 05/2011
KKK
927 veces
VER COMPLETA 10/2011
KKK
1.589 veces
VER COMPLETA 09/2011
Invitado36
925 veces
VER COMPLETA 10/2011
Berto Soriano
1.080 veces
VER COMPLETA 03/2012
eolo
3.167 veces
VER COMPLETA 03/2012
eolo
2.116 veces
VER COMPLETA 05/2012
robert.trujillo
2.849 veces
VER COMPLETA 06/2012
Indibil
2.548 veces
VER COMPLETA 10/2012
Oliba
2.354 veces
VER COMPLETA 12/2012
laconico
4.975 veces
VER COMPLETA 11/2013
elbicho
1.361 veces
VER COMPLETA 12/2013
maprats
1.483 veces
VER COMPLETA 01/2014
elbicho
1.703 veces

ver todas las fotos de Eva Blanco
76

añade tu experiencia con Eva Blanco

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort10
Duración60 minutos
Precio100
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Relato del encuentro:

Ponerse a escribir algo sobre una de las ilustres de los foros, resulta casi diría que dramático... ya que uno no sabe qué decir. Eva aunque ahora usa este nombre es muy conocida por sus numerosas experiencias escritas sobre ella cuando usaba otro nombre y que yo ahora no voy a revelar pero que seguro muchísimos foreros ya saben de quién se trata.

En cualquier caso, para mí, aunque hace ya tiempo que la seguía, ha sido finalmente hoy, jueves 28 de noviembre de 2013 cuando he tenido el enorme placer de haberla conocido.

Todos los adjetivos que pueda yo decir sobre ella me parecerán insuficientes porque simplemente estoy hablando de una mujer 10.

Eva es guapísima, extrovertida, simpática, cariñosa, divertida y en la cama un verdadero amor. Su implicación va más allá de lo que muchos pensamos en qué es eso de la implicación. He estado casi en estado de shock durante la hora que he pasado a su lado. Me ha hecho sentir como si fuéramos novios pero además, enamorados.

Al llegar a su apartamento me ha recibido vestida de calle aunque la belleza de su cara y de sus ojos azules ha hecho que no parara demasiada atención a su vestimenta. Desde luego vestida estaba... me parece con camiseta ancha, creo de color rojo y pantalones ajustados de color oscuro.

Hemos ido al piso superior y allí en la habitación hemos estado hablando un ratito del frío de la calle y para entrar en calor, nada mejor que besarnos como novios para pasar seguidamente al cuarto de baño y meternos ambos en la ducha.

Nos hemos enjabonado el uno al otro mientras mi amigo empezaba a jugar entre sus piernas deslizándose con alegría gracias al jabón que cubría estas partes de nuestros cuerpos. Después el agua se ha encargado de aligerar todo aquello y tras el secado con la toalla hemos vuelto a la habitación.

Sobre la cama, con nuestros cuerpos limpios, frescos (por poco tiempo) y desnudos hemos seguido con el juego iniciado apenas quince minutos antes.

Eva tiene la piel fina como la de un bebé y su figura formada por sinuosas curvas de mujer han hecho que mi excitación ante tanta belleza estuviera en su punto álgido. Máxime cuando ella sobre mí me ha regalado un paseo de su boca y su lengua por toda la parte superior de mi cuerpo, comenzando por el cuello, pectorales, barriga y ya con el amigo a punto de estallar practicarme un francés de los que uno jamás olvidará. Que pasión y que manera de engullir.

He tenido que hacer grandes esfuerzos para no acabar allí mismo ya que no recordaba un francés tan exquisito. Tuve que pedir “tiempo muerto” para poder seguir con el resto del juego.

Así que ahora era mi turno y no he tardado apenas nada en que mi boca y mi lengua se instalaran en su entrepierna para empezar a saborear este sexo tan divino que tenía frente a mí.

Era la primera vez que probaba su manjar y que como no podía ser de otra manera estaba riquísimo pero no sabía si lo que le estaba haciendo era de su total agrado, ya que Eva emite jadeos suaves y los mantiene durante bastante tiempo aunque sus manos agarrando de vez en cuando las mías sí que expresaban sus emociones mientras mi lengua seguía su juego entre sus labios mayores, menores y todo lo que por allí rondaba.

Así al cabo de un buen rato en este menester con sus jadeos suaves y pequeños movimientos de su pelvis noté como su cuerpo se contorsionaba cada vez más y acababa con un “detalle” que me voy a guardar pero que significaba que el orgasmo había llegado.

Felices por lo vivido seguimos con el juego que continuó con otro francés celestial que de nuevo tuve que sacar la señal con el “stop” y tras el enfundado de mi amigo más tieso y firme que nunca pasamos al cowgirl que Eva domina como una gran amazona y que me hizo pasar otros momentos con una excitación al borde del éxtasis. Qué gran placer poderlos vivir y sentir. La pena es que no duren más.

Después cambio de tercio y en posición a4 poder introducirme dentro de ella mientras disfrutaba del espectáculo que representa tener a este pibón en esa posición. En estos casos siempre echo de menos no tener los años que tenía cuando los echaba de tres en tres o de dos en dos. Ahora, con uno basta… así que éste normalmente lo reservo para la posición de misionero que és con la que me gusta terminar.

Y así lo hicimos, ella debajo y yo encima disfrutando de la belleza de su cara y de sus ojos increíbles mientras mi amigo jugaba en su interior mojadito y bien lubricado para después de un buen rato en la gloria notar como va llegando toda tu pasión para derramarla en una corrida celestial al tiempo que nuestros labios se fundían en una nueva morreada hasta quedar así extasiado por el placer vivido.

Luego esos minutos de relax que siempre quedan cuando la cita es de una hora y que reafirman la belleza y la implicación de tu amante en esos momentos y que en el caso de Eva ha sido eso, una relación casi de novios o amantes.

Una experiencia para vivir y… repetir.