Eva - fallo de sistema

Total Fecha Media Usuario
4 02/2015
juno805
1.692 veces
VER COMPLETA 10/2014
discover
1.754 veces
VER COMPLETA 05/2016
gibi
1.243 veces
VER COMPLETA 04/2016
PAGE-PLANT
692 veces

21

Añade tu experiencia con Eva Sexy - Eva Canaria

Ver comentarios del foro

por juno805
Barcelona

Apartamento de la escort8
Duración40 minutos
Precio150
PechoTuneado
FumadoraNo lo sé
BesosNo besa
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Ultimamente he tenido varios encuentros de los que todavía no he colgado expe. Empezaré con Eva y espero seguir con algunas más para engrosar esta gran biblioteca de conocimiento. 
La verdad que me encuentro en una especia de búsqueda para saber si el escorting es algo que me satisface o no. Hace poco menos de un año que empecé a tener alguna experiencia y a estas alturas creo que empiezo a tener alguna idea de por dónde van los tiros.
En el caso de Eva, hacía bastante tiempo que la tenía fichada. La primera impresión que tuve con sus fotos fue impactante y decidí que tenía que probarla. Había leído algunas cosas que no me convencían en los foros, que presagiaban que para un tipo como yo Eva no era la chica correcta. Ahora veo que tendría que hacer más caso de esos presagios. 
Lo primero que diré de Eva es que es muy dificil de encontrar. La estuve llamando durante más de 4 semanas seguidas, hasta el punto que decidí desistir. Sin embargo, un día tonto entre semana después del curro decidí tirar otra ficha para probar premio, y mira tu por donde, salió premio. (Que conste que pensar que una escort te coja el teléfono después de tanto tiempo sea premio me parece bastante triste). 
En fin, contento porque finalmente voy a conocer a Eva, me presento en su dirección, cerca de la Illa. El piso está todo correcto y su trato inicial muy amable. Lo primero que noto es que su voz está una octava por encima de la zona de confort para cualquier oido, pero no me importa porque tampoco he venido a hablar de política. Me da paso al baño, grande, limpio y correcto. Cuando estamos en la cama se desnuda y veo un cuerpazo bonito, fibrado, con pecho operado pero grande y bonito, y con un color de piel precioso. El problema del encuentro empieza cuando me desnudo y me empieza a echar piropos sobre lo grande que la tengo. No puedo evitar pensar: veamos, Eva, cariño, que no nos conocemos, que entiendo tu buena intención, de verdad, pero no hace falta insultar a mi inteligencia. Soy un tío muy nomalito y grande lo que se dice grande no la tengo, así que que alguien finja sorpresa de esa manera exagerada al verme desnudo no me acaba de gustar. No pasa nada, seguimos para adelante. Empiezo a tocarla. Suave. Mola. El problema viene cuando empiezo a chuparle las tetas. Creo que todavía tengo sabor de colonia o crema, o las dos cosas. Me repele un poco, pero sigo adelante. Ya que no puedo quitarle ese sabor artificial a sus tetas me voy a otro sitio a ver si le encuentro algo diferente. Llego a su vagina y hostias: pero todavía. No pasa nada, pienso. Se habrá extralimitado hoy con la higiene (o todo lo contrario) y no he tenido suerte. Paso de sabores y me tiro a lo más clásico. Le pido que me me la chupe. Empieza poco a poco, pero se acelera de una forma descomunal, como si no hubiera punto intermedio. Demasiado rápido para mi gusto. Poco tacto. No notaba nada. Bueeeeeno, no pasa nada, pasemos a los finales. Le pido que me enfunde, se pone arriba y de nuevo pasa de cero a 100 como si no hubiera un mañana. Empezó a cambiar de posición de tal forma que creo que lo probamos en 4 posiciones distintas en menos de dos minutos. Cuando todavía no había terminado de acomodarme en una postura ella se cambiaba y se ponía a toda leche. Contanto con sus aparentes prisas y que no podía besarla ni saborearla (sin sabor a jabón se entiende), decidí pedirle que se pusiera a 4 para intentar terminar. La cogí bien de la cintura para que no se me escapara y no cambiara de posición, y finalmente pude terminar con algo de concentración. 
Todo esto paso en 15 o 20 minutos. Más los minutos de la ducha, y los minutos de vestirme y pirarme hacen los 40 minutos que no llegan a la hora que en realidad tenía pensado. No sé. Quizás fué culpa mía por no tratar de pararla un poco. Quizás debía haberme quedado para un segundo round. Pero la sensación de tenerme que concentrar para correrme, más su voz, más su notada ficción (entiendo que finjas, pero hay límites), más sus prisas, mas su sabor, hicieron que quisiera salir de alli corriendo. No me gustó. No me hubiese quedado otra hora ni aunque me la regalara. Me sabe muy mal decirlo porque la niña es buena chica, pero desde luego no es una chica para mi. Mientras me iba le hice un pequeño comentario: ¿siempre vas con ese ritmo? y ella me contesta riendose que a ella le gusta a saco. Bien, lo entiendo, pero yo pensaba que quedar con una chica, aunque sea un servicio, se trataba de intentar pasarlo bien con el otro, pero ella no se preocupó ni un solo segundo por ver de que palo iba yo. De 0 a 100. Eso fué todo. 
A los que os mole ese rollo, esa desconexión, esa falta de tacto, tenéis en Eva una opción excepcional. Si buscáis algo más no os la recomiendo. 
Lo mejor: intenta ser simpática. El sitio está guay. 
Lo peor: esperar tanto a tener un encuentro y que te salga tan rana. No repito.