Gemma Puig, una belleza enterita

Total Fecha Media Usuario
7 09/2012
Pebrots
5.002 veces
VER COMPLETA 08/2012
Dupre
3.366 veces
VER COMPLETA 10/2012
falconetti
2.437 veces
VER COMPLETA 12/2012
pep007
2.548 veces
VER COMPLETA 01/2013
mav
2.918 veces
VER COMPLETA 07/2013
coriolinchi
1.889 veces
VER COMPLETA 08/2013
Ppprez17
2.429 veces

ver todas las fotos de Gemma Puig
70

añade tu experiencia con Gemma Puig

Ver comentarios del foro

por Pebrots
Barcelona

Apartamento de la escort8
Duración70 minutos
Precio150
PechoTuneado
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

 

 

Gemma Puig es una preciosidad, tienen unos ojos que enamoran y  un cuerpazo.... Pero es puro nervio. 

Llamo para subir, ya me espera detrás de la puerta, al verla con un vestidito apretadito y cortito, suelto el primer suspiro, y del beso, casi me trago el "Halls" de menta... 

De camino a la habitación por supuesto, yo detrás, uffff!!! que espectáculo, que cuerpazo, me dice que quiere ir al gim para mejorar. No entiendo el que va a mejorar, si ya esta estupendísima.

Llegamos a la habitación y hablamos un poquito, mientras rompemos el hielo, besitos por aquí, cuerpazo por allá, caricia mas allá, y a la ducha, que con el calor, la necesito.

Mas besos, caricias, ropita fuera, y empiezo a recorrer este precioso cuerpo de arriba abajo, y ella me devuelve los recorridos a besos y lametones. Primero yo, besos y caricias, y consigo que seamos dos los que lo  pasemos bien, me dice que la venganza será terrible, y caray con la venganza. Al ratito y después de un magnifico 69, en que recorremos sensualmente todos los orificios, cabalgamos, bien, cabalga, y como cabalga, adelante, atrás, arriba, círculos, y con la preciosa vista de sus fantásticos pechos, aumentamos el ritmo y boommmmm, mi cuerpo explota de placer.

Ya relajados, charlamos un ratito, poco, porque la hora la dejamos atrás, y muy atrás.

 

Resumen, cuerpazo, pechos preciosos, ojos de alucine, como besa y si tienes marcha, seguro que ella acaba contigo, yo soy tranquilo y por supuesto acabo conmigo.