Gina Grau… menudo pibonazo!!!

Total Fecha Media Usuario
2 04/2015
Manhattan
1.470 veces
VER COMPLETA 06/2015
Manhattan
989 veces

escort-50276
21

Añade tu experiencia con Gina Grau

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración60 minutos
Precio150
PechoNo lo sé
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Haber conocido a Gina, haber compartido la excitante hora de sexo total con ella y haber disfrutado de su compañía ha sido una bendición porque la nena, ya que se trata de una nena de no más de 20 años, es una pasada… una golosina para saborear, para llevártela de paseo y para retozar con ella las veces que haga falta…

Considero que es una de estas señoritas que uno agradece a quién corresponda el haber gozado del privilegio de haberla conocido. Lo cuento…

Valoración de la Cara: Quiero hacer un inciso en el tema de la valoración de la cara. Cuando hablamos de caché de 150 € y/o superior es muy difícil no encontrar a cambio señoritas de facciones muy guapas o guapísimas. Es decir, podría afirmar sin temor a equivocarme que salvo honradas excepciones no he conocido a una sola mujer que no merezca ese calificativo con este caché… Con lo que si no digo lo contrario, cuando defino muy guapa, quiero decir que es muy guapa y por tanto estamos hablando de señoritas con facciones muy agradables con las que te sientes muy a gusto.

Por supuesto que cada uno observa la belleza de diferentes formas y gustos y lo que para mí es mucho, para otros puede ser poco, o al contrario. Además, quiero comentar que la diferencia entre muy guapa o guapísima, puede ser simplemente por algún pequeño detalle ya sea físico o incluso de carácter.

En la cita de hoy voy a decir de Gina lo mismo que podría decir de sus compañeras de apartamento, Gisela Amat, Ariadna Puig, Silvia Palau… etc…, y que está en este grupo de entre muy guapa y guapísima, con una cara de aspecto juvenil y travieso, con larga melena de cabello negro, sedoso, bien cuidado y corte muy adecuado a la estructura de su cara. Preciosos ojos pardos con tintes verdosos enclavados entre una buena dosis de maquillaje oscuro pero muy adecuado, que le dan un aire entre misteriosos y hechizantes. Nariz muy bonita y una boca generosa de labios muy apetecibles que emplea para darte morreos de película junto a una lengua muy juguetona con piercing incluido con la que hace maravillas.

Valoración del Cuerpo: Cuerpazo tremendo… mucho mejor que lo que sus fotos nos muestran. Más alta de lo que parece, cercana a los 170 cm y de estructura más bien delgada a pesar de sus atributos, en especial por sus pechos naturales y abundantes y por su divino culo de formas que a mí me han cautivado de sobremanera. Además le gusta jugar y que jueguen con él y no sería de extrañar que muy pronto se aficionara al anal… Estrecha cintura y caderas muy proporcionadas a unas piernas adecuadas largas y bonitas. Una maravilla!

Valoración del Carácter: Encantadora, simpática, muy pícara y con una gran implicación. Muy cercana y amable. Por supuesto que me sentido muy a gusto a su lado.

Vestimenta: “Uniforme” de la casa con batín de seda negro y debajo conjunto de lencería de colorines con tonos rojizos y negros. Zapatos negros de tacón alto. Pibonazo a punto de caramelo…

Relato del encuentro:

Aún no sé la razón pero esta vez la relación de sexo empezó muy rápida y acabó que apenas me dio tiempo de asearme y salir corriendo porque la totalidad de la hora, excepto los diez primeros minutos la pasamos metidos en faena sin parar.

Normalmente con una hora da tiempo para todo pero esta vez no fue así.

Conectamos ese mismo día y nos emplazamos para tener cita a las 17.30 h. Para allí que fui y cuando me aproximaba a la que considero mi “segunda casa” la llamé por teléfono y me dijo que aún no había llegado, aunque estaba muy cerca, tan cerca que ambos, móvil en mano nos vimos en la calle mientras viniendo de direcciones opuestas nos acercábamos al portal del apartamento.

Así como anécdota sin más, Gina y yo vimos nuestras respectivas faces en la misma calle, cosa que personalmente me satisfizo ya que además de admirar la preciosidad con la que me había citado, me gustó su porte y su manera de vestir de estilo casual…

Apuntó que me hacía una “perdida”, por lo que esperé en la calle en un portal más alejado y a los pocos minutos me personé en la puerta del apartamento para que me la abriera y esta vez, ya ataviada con el uniforme de la casa, pude ver al alucinante pibón con el que pronto compartiría lujuria y pasión… Qué suerte la mía…

Pasamos al piso superior y concretamente a la suite principal, esta habitación que tantas y tantas veces he sucumbido a los encantos de las distintas señoritas con las que allí he compartido, a cuál mejor, y a cuál más bella…

Protocolamos sin ninguna incidencia que comentar, salvo un breve inciso para saludar a mi querida Gisela Amat que en aquel momento estaba desocupada y aproveché para besarla, darme un abrazo y citarme ya en una nueva cita para la próxima semana.

Una vez todo a punto… pago, ducha, secado y vuelta a la habitación empezamos con el mini estreptease que Gina practicó mientras acomodaba el batín sobre el sofá y ofrecía su cuerpo para que comenzara por mi parte con el aproximamiento que nos iba a fundir en lo que sin duda iba a ser un buen rato de pasión y sexo del bueno.

Morreos sensualísimos que hizo que ya todo se levantara más de lo que ya estaba y a partir de ahí un desenfreno total que comenzó una vez ella sobre la cama y en posición a4 mostró la esplendorosidad de su culo con cuya pose no pude reprimir el quitarle las braguitas que aún lucía y meter la lengua entre sus glúteos para perforar su cerito y lamer todo lo que por allí acontecía…

Encendidos y a todo gas seguimos con besos, morreos, francés sin, salivado y profundo y cuerpos entrelazados en busca del éxtasis.

Pasamos por un primer cunillingus, largo y prolongado acompañado en un ambiente de gemidos muy sibilinos y muy sensuales que me ponían aún más cardíaco de lo que estaba y una vez logrado el primer objetivo, nuevo francés, engomado del amigo y un primer round en cow largo y excitante… después un a4 aún mas excitante hasta que me canso de tanto movimiento y paso al misionero.

Nos movemos en un metesaca moderado y noto que la cosa se va secando… paramos e inicio un nuevo cuni con más de lo mismo que el primero y cuando llegamos de nuevo al objetivo y la cosa vuelve a estar mojadita y a punto seguimos con una nueva intro en este caso de dos posturas, cow y acabamos siguiendo en misionero cuando a punto de no poder más, me suelto en una espléndida corrida que me deja más exhausto que a ella, y eso que según me dijo con tanto cunillingus y tanto metesaca la había dejado hecha polvo… y nunca mejor dicho.

En ese momento fue Gina quien me alertó de la hora que prácticamente se había consumido y por ello tuve que posponer mi habitual charla post folleteo para otro día porque el de hoy estaba más que finiquitado…

Lo dicho al inicio…50 minutos de follar sin parar… Esto es vida!

Qué suerte la mía…