Gisela Amat… Me muero por ese cuerpo… muy sexy y apetecible

Total Fecha Media Usuario
3 11/2014
Manhattan
1.756 veces
VER COMPLETA 12/2014
Manhattan
2.318 veces
VER COMPLETA 12/2014
leif eriksson
1.307 veces

21

Añade tu experiencia con Gisela Amat

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración60 minutos
Precio150
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Valoración de la Cara: Guapísima, es como la hermana gemela de una conocida actriz española que no voy a desvelar su nombre para preservar la identidad de Gisela, pues mucha gente la ha parado por la calle confundiéndola con esa supuesta hermana gemela… Luce una larga melena rubio oscuro de pelo sedoso y bien cuidado y con un corte muy adecuado a la estructura de su cara. Le queda muy bien. Preciosos ojos verdes de mirada transparente y pícara al mismo tiempo. Nariz pequeña muy bonita y boca con labios carnosos para besar y ser besados, tras ellos un destello Profidén blanco y reluciente y detrás una lengua aterciopelada con la que hace maravillas.

Valoración del Cuerpo: Me muero por esos cuerpos… muy sexy y apetecible. Cuerpo de mujer total con todo en su sitio para goce y disfrute de aquellos que como yo veneramos esos cuerpos a los que no les falta ni les sobra de nada. Con algo más de 165 cm aporta unas curvas y unas formas que a mí me seducen con facilidad. Pechos medianos allí donde tienen que estar, levantados y desafiantes y además naturales. Piel suave pero tersa por horas de gimnasio en todo su cuerpo en el que destaca su cintura, su culo y unas preciosas piernas.

Valoración del Carácter: Encantadora, simpática y con una gran implicación, aunque al principio algo parca en palabras parecía observarte como intentando saber más de ti. Pero eso fue solo al principio. Al poco rato se soltó y apareció la auténtica Gisela definiéndola como ya he dicho al inicio de su valoración de carácter. Por supuesto que me sentí muy a gusto a su lado.

Vestimenta: “Uniforme” de la casa con batín negro y debajo conjunto de lencería negra de sostenes y braguitas. Zapatos también negros de tacón alto con hebilla que hacían lucir aún más sus esculturales piernas.

Relato del encuentro:

Bueno, bueno, parece que he vuelto a recuperar mis visitas a este apartamento por el que han pasado y siguen pasando parte de las chicas más bonitas del sector…y que durante mucho tiempo del pasado año y parte del presente visitaba al menos una vez por semana…

En esta ocasión han sido dos las veces que en una misma semana me he citado con dos de sus ilustres inquilinas, Silvia Palau, el pasado martes 4 de noviembre y Gisela Amat, hoy viernes 7 de noviembre.

Dos bellezones totalmente diferentes pero a cuál mejor.

Lo ideal es haber hecho lo que yo, un día con una y 72 horas después con la otra…

Poco que contar que no sea lo que casi siempre escribo en mis expes y que al fin y al cabo todas mantienen cierta similitud con la escrita anteriormente. Cambian los nombres, las caras, los cuerpos, y las posibles anécdotas pero el procedimiento con la relación varía muy poco salvo pequeños matices…

En cualquier caso, no por eso voy a dejar de escribir y contar cómo he vivido esa sensacional hora de sexo con esta preciosidad de nombre Gisela Amat.

Protocolo habitual administrativo y tras acomodar la ropa en el perchero, una duchita para quitar los malos espíritus y empezar a notar cómo el amigo se ha puesto ya más o menos en forma.

Y muy pronto lo hace del todo cuando una vez de vuelta a la habitación ese pibonazo se me acerca y tras apretujar nuestros cuerpos el uno con el otro empezamos a besarnos con unos morreos muy suaves y muy tiernos que por un momento me han transportado a recordar aquellos besos vividos como adolescente y que por aquel entonces solían acabar con un dolor de huevos y la posterior paja para aliviar el mismo.

Eso ya pasó y la realidad es que ahora los dos aún de pie al lado de la cama seguíamos con nuestro ritual comiéndonos a besos mientras el amigo totalmente preparado se entretenía jugando entre sus piernas, primero por delante y luego por detrás…

Y lo que vino a continuación fue una bajada de braguitas que, colocado yo detrás de ella, deslice a lo largo de sus piernas mientras mi lengua recorría su espalda hasta llegar a sus glúteos, fuertes y cerrados pero separándolos con mis manos metí la lengua entre ellos para jugar por sus agujeros mientras unos suspiros de aprobación se dejaban oír entre la música ambiental que sonaba en la habitación.

Sobre la cama seguimos con el festival de besos y muy pronto enfilé la autopista del placer que tras recorrer parte de su cuerpo con mi lengua y mis besos me instalé en medio de sus muslos para degustar y gozar de mi plato favorito.

Exquisito de forma y con abundancia de néctar lo que aún lo hacía más sabroso y apetitoso. Es el néctar de la vida… es maravilloso y excitante.

No teníamos prisa, aún teníamos un buen rato por delante, así que le dije que se lo tomara con calma y se dejara ir… y así sin prisa pero sin pausa, esos jadeos nos ponían en alerta de que la cosa iba por el buen camino como así fue al poco rato y acabamos la primera parte con sobresaliente después de deleitarme de su excitante sabor y de notar su gozo con la llegada del orgasmo.

Cambiamos y después me tocó a mí relajarme y dejar que esa boca que daba esos besos tan sensuales y tan dulces hiciera lo propio con el amigo… y vaya si lo hizo… suave y notando como esa lengua aterciopelada lo envolvía para ponerlo cada vez más alterado.

Le pedí que se diera la vuelta y pusiera su culo en mi cara y en un perfecto 69 empecé a lamer de nuevo su sexo y aproveché para que la lengua intentara perforar su cerito todo lo que pudiera y parece que le gustó, y así seguimos otro buen rato mientras el amigo seguía su particular fiesta sometido al “terrible” martirio que la boca y la lengua de Gisela le estaban infringiendo.

Al final y ante la proximidad de una “salida” aún no deseada pedí tiempo muerto y acto seguido el consabido látex para cambiar de tercio.

Cowgirl del bueno. Ella sobre mí, según me dijo su pose favorita, y con ello me planté boca arriba con el amigo a tope y en forma y dejé que se moviera a su antojo, pues así lo quería ella.

Todo un placer y un espectáculo verla cabalgar mientras la observaba babeando al ver el pedazo de mujer que se me estaba tirando…

Estuvimos un buen rato y parecía que la cosa prometía para ella pues los jadeos iban en aumento y el movimiento ahora lo notaba con un roce más sensitivo lo que hizo que mi aguante empezara a flaquear y me dio la sensación de que si seguíamos así, igual se corría, pero lo que era seguro es que yo también me correría, y en esta ocasión fui egoísta y prefería acabar con el cow y pasar al a4.

La posición en a4 de esta belleza hay que vivirla para poder saber lo que siente uno cuando tienes a este pibón en esta pose. Espectacular!

Lo hicimos un rato pero no demasiado y lo que pensé es que si con el cow ella había estado a punto de tener su segundo orgasmo lo que debería hacer es intentar que lo tuviera pero con un nuevo cuni.

Y así lo hicimos y después del a4 y antes del misionero volví entre sus piernas y creo que llegó con más rapidez a este segundo orgasmo que lo que tardó para el primero.

Satisfecha y relajada al máximo era el momento ideal para que el amigo buscara la humedad de su interior, ahora más mojado que nunca y así lo hicimos y en estas circunstancias la verdad es que duré muy poco ante la facilidad de cómo se deslizaba a pesar de tenerlo prieto y estrecho.

Así que me “fui” con una corrida de esas que te dejan como niño con zapatos nuevos… Una explosión de placer y de satisfacción.

Luego unos minutos de charla en la que hablamos del enorme parecido con esa actriz que quiero omitir su nombre para preservar la intimidad de Gisela y con ese tema del mundillo del cine y de sus artistas se nos fue el poco rato que ya nos quedaba en la que fue una cita que por supuesto volveré a tener, siempre que ella esté operativa y no me diga lo contrario…

Valoración de la implicación: Total y absoluta. Cariñosa, amable y después del buen rollo y consecuente buen feeling que se dio después de habernos conocido más íntimamente se abrió de par en par mostrando su carácter extrovertido, su simpatía y su clase.

Valoración final: (lo mejor/lo peor) Lo mejor: Ella sin más. Sin duda se va a convertir en una de mis asiduas… y con eso está dicho todo.

Lo peor: Nada…