Gisela Amat… “Qué polvazo…” con perdón.

Total Fecha Media Usuario
3 12/2014
Manhattan
2.324 veces
VER COMPLETA 11/2014
Manhattan
1.759 veces
VER COMPLETA 12/2014
leif eriksson
1.310 veces

escort-50276
21

Añade tu experiencia con Gisela Amat

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración60 minutos
Precio150
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo

Valoración de la Cara: Muy guapa, ya dije en mi primera expe que es como la hermana gemela de una conocida actriz que no voy a desvelar su nombre para preservar la identidad de Gisela. Larga melena rubio oscuro de pelo sedoso y bien cuidado y con un corte muy adecuado a la estructura de su cara. Preciosos ojos azules (en mi expe anterior dije verdes, sorry) de mirada transparente y pícara al mismo tiempo. Nariz pequeña muy bonita y boca con labios carnosos para besar y ser besados dientes perfectos y una lengua aterciopelada con la que hace maravillas.

Valoración del Cuerpo: Cuerpazo… muy sexy y apetecible. Cuerpo de mujer total con todo en su sitio para goce y disfrute de aquellos que como yo veneramos esos cuerpos a los que no les falta ni les sobra de nada. Algo más de 165 cm con unas curvas y unas formas que me seducen con facilidad. Pechos medianos allí donde tienen que estar, levantados y desafiantes y además naturales. Piel suave pero tersa por horas de gimnasio en todo su cuerpo en el que destaca su cintura, su culo y unas preciosas piernas.

Valoración del Carácter: Encantadora, simpática y con una gran implicación. Inteligente, sabe dónde y a dónde va. Una gran ventaja conocerla ya de antes. Por supuesto que me sentí muy a gusto a su lado.

Vestimenta: “Uniforme” de la casa con batín negro y debajo conjunto de lencería negra de sostenes y braguitas. Zapatos también negros de tacón alto. Pibonazo a punto de caramelo…

Relato del encuentro:

Después del primer encuentro ya sabía que no sería la última vez que nos veríamos y así después de un mes y medio volví a ponerme en contacto con Gisela para tener un “contacto” aún mayor y más íntimo.

Y fue íntimo y apoteósico con una implicación de sexo al más alto nivel.

Era 24 de diciembre, “nochebuena” un día para ir rápido a casa y por tanto la hora de la cita debía estar en consonancia del día y de la hora, así que nos citamos a las 13 horas y puntual llegué a ese bendito apartamento que tantas y tantas veces he frecuentado(*) y del que tantas alegrías me he llevado.

Hoy no iba a ser menos y el polvo con Gisela ha sido tal y como ella misma exclamó al final del mismo… “polvazo…”

La verdad es que de nuestra primera cita ambos nos llevamos un grato recuerdo y cuando esto sucede las segundas partes suelen ser mucho más interesantes y en este caso, sabiendo lo que nos espera, mucho más excitantes.

Todo empezó con una breve charla, protocolo, y al lío…

Primeros escarceos con morreadas, posturas de refriegue por delante y por detrás y toqueteos varios a todos los niveles.

Cuando todo está duro y mojadito, a la cama, y una vez sobre ella besos y lametazos a gogó, por pechos, vientre, muslos y lo que por delante se ponga. Al poco rato, lo de siempre, y aunque repetitivo igual de gustoso y excitante.

Clase magistral de cunillingus, largo, variado y… premio!!! Luego francés, también de clase magistral con cambio de postura a 69 y repaso de agujeritos (yo a  ella).

Estoy encendido y le digo que deje al amigo, que se incorpore y con sus piernas abiertas, que se siente en mi cara. Lo hace y procedo de nuevo con la lengua y con toda la boca a tomarme ese aperitivoque se me brinda con esa pose tan espatarrante y sensual… que rico, qué efluvios y qué manjar tan alucinante…

Se mueve con cuidado, lo saboreo a boca abierta todo lo que puedo y ella jadea, suspira, murmura… se lo pasa muy bien… genial y mucho mássssssssss.

No hay que parar, le pido látex y encapuchamos al amigo que ya anda loco por entrar a merodear las interioridades del pibón que tiene delante.

Así lo hacemos y con ella sobre mí empezamos la cabalgada, fuerte, con más jadeos que ya casi son gritos… y seguimos largo rato excitadísimos hasta que digo basta pues estoy a punto y aún no es la hora.

Cambio a a4 pero corto…le duele un poco. No problem… posición misionero, nuevo cunillingus y después de que todo vuelva a fluir, para adentro.

Misionero largo y profundo, a veces lento, otras más rápido. Jadeos, suspiros y corrida celestial (la mía) mientras un largo morreo con juego de lenguas ahogaba nuestros jadeos y suspiros…

“Qué polvazo…” eso es lo que dijo Gisela al acabar… a lo que dije que es la frase que me había quitado de los labios ya que iba a exclamar lo mismo…

Qué gustazo y qué placer tener relaciones de esta manera tan auténtica, más que profesional, es como la de dos amantes con muchas ganas o eso es lo que yo sentí, y como lo que yo siento es lo que creo, pues acabo tan feliz como si hubiera echado un polvo con un gran amor… por ello agradezco sentirme así, porque no hay nada mejor que una buena combinación de buen rollo unido a una buena sesión de sexo desenfrenado.

Valoración final: (lo mejor/lo peor) Lo mejor: Ella sin más. Sin duda se ha convertido en una de mis asiduas… y con eso está dicho todo.

Lo peor: Nada…

(*) Tenía curiosidad y me he entretenido en mirar las veces que he cruzado la puerta de estos apartamentos, y desde mi primera cita el 30 de mayo de 2013 con la que se convirtió en una de mis musas Paula Bonet, han sido 53 veces incluida ésta.

No está mal… más menos, un 25 % de todas las citas habidas, que con ésta suman 227, desde el 7 de mayo de 2013, que es cuando empecé a salir más asiduamente convirtiendo mis salidas de una cada diez /quince días, a dos / tres por semana. Y que dure…

Aunque a fuerza de ser sincero estoy por limitar mis salidas a dos por semana, como mucho…