Indira… bombonazo canario en un improvisado fin de fiesta.

Total Fecha Media Usuario
1 04/2015
Manhattan
774 veces

escort-50276
19

Añade tu experiencia con Indira

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración60 minutos
Precio150
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésCon
GriegoNo lo sé

Valoración de la Cara: Guapísima, tal y como ya se adivina en las fotos. Carita preciosa de estructura ovalada con media melena de cabello color castaño claro de cabello liso y bien cuidado. Preciosos ojos oscuros de mirada pícara y alegre. Nariz muy bonita y una boca con labios generosos para besar que comparte con su lengua afilada y juguetona.

Valoración del Cuerpo: Hecho a mi medida y a mi gusto. Sobre los 165 cm de estructura “al dente” con una piel blanca y muy suave. Pechos medianitos, una 85 creo, muy bien formados, alzados y apetitosos con pezones rosaditos muy atrevidos. Su cintura, sus caderas y su culo serían mi perdición si pudiera disponer de ella a todas horas. Además unas piernas increíbles con muslos para perderse entre ellos que la convierten en esa delicatessen altamente apetitosa como muestra en sus fotografías. Como ya he dicho, a mi medida. Un auténtico lujo haberlo disfrutado.

Valoración del Carácter: Alegre y risueña con lo que de entrada aporta este plus de complicidad que tanto ayuda a que el buen rollo fluya con naturalidad. Además ese especie de seseo de su castellano “canario” acompañando una voz muy femenina aún me puso más. Observadora, con ganas de agradar y de que te sientas bien a su lado. Por supuesto es implicada aunque dentro de las normas que ella transmite sin ningún rubor y con claridad. Es decir, francés “con” sí o sí, y besos con lengua según feeling. En mi caso el francés “con” o “sin” no me importa lo más mínimo, aunque por supuesto lo prefiero “sin”, y en cuanto a morreos con lengua, eso sí me importa, pero los hubo a tutiplén por lo que me sentí muy a gusto a su lado.

Vestimenta: Vestido de fiesta negro de falda algo acampanada más bien corta con la que sus piernas lucían esculturales para poner la salsa necesaria en la relación que iba a acontecer. Zapatos negros de tacón alto y ropa interior de sostén y braguitas color negro con algo de estampado en tonos rojizos. Bombonazo para degustar.

Relato del encuentro:

Esta preciosidad apareció en los foros a finales del pasado mes de enero. Pregunté para concretar cita pero me dijeron que solo hacía turno de noche por lo que tuve que desistir ya que en mi situación familiar no puedo moverme a esas horas.

Luego su anuncio desapareció y hace menos de una semana apareció de nuevo. Envié un correo preguntando por su horario y me contestaron diciendo que tenía servicio las 24 h del día.

Tomé nota de ello y ajusté mi agenda para intentar verla el fin de semana que casualmente me quedaba de “rodríguez”…

Fin de semana que comenzaba con una quedada “forobirrera” que unos colegas de otro foro al que también pertenezco organizaron para ese viernes 24 de abril y que por la casual situación de “rodri” no tuve ningún problema en acudir.

Precisamente al acabar esta divertida sesión compartiendo cervezas, tapas y alguna que otra copa con el grupo de colegas que aún seguían de fiesta, fue cuando decidí, en un arrebato de improvisación, conocer a esta señorita sabiendo que su disponibilidad era full time.

Así que pasadas las 01.30 h de la madrugada llamé por teléfono a LePrivèe para preguntar por Indira y me dijeron que en poco más de media hora estaría disponible.
 
Concreté hora a las 02.15 h y apuré el tiempo con algunos de los colegas que seguíamos de fiesta hasta llegar a la hora concertada.

Casualmente la fiesta forobirrera se celebró en un lugar muy próximo a LePrivèe y sin sacar el auto del parquing me dirigí hacia allí para cumplir mi deseo de conocer a esta preciosidad que por fotos tenía tan buena pinta.

Llegué puntual, me acompañaron a la habitación asignada y al momento apareció esta belleza que hizo que mi emoción fluyera con ganas al saber que iba a compartir esa hora de sexo, que es la que acordé al preguntarme por el tiempo que iba a quedarme…

Tras arreglar la parte administrativa, pasamos por la ducha y los dos sin ropa alguna nos abrazamos dejando correr las manos por allí donde más nos apetecía. Metió su boca besuqueando mi cuello y diciéndome que olía muy bien y a continuación nos cruzamos unos suaves morreos con lengua que pusieron al amigo mucho más en forma de lo que ya estaba.

A partir de ahí todo transcurrió como era de esperar e incluso también pasó lo que antes de concretar la cita se me había pasado por la cabeza.

Teniendo en cuenta la hora de la cita (02:15 h de la madrugada), pensé que una señorita disponible las 24 horas y recién aparecida podía haber tenido una afluencia importante de clientes y con ello habiendo atendido varias citas en un mismo día podría ser que sus ganas e incluso su sensibilidad estuvieran al límite y lamentablemente algo de eso hubo.

Por supuesto que su implicación fue máxima y en todo momento mostró unas ganas de atenderme con cariño y poniendo todo por su parte, pero a mi pregunta de qué le gustaba que le hicieran me dijo algo que no suelo escuchar, y era que le gustaba casi todo menos que le comieran el conejito…

Ante mi sorpresa, aclaramos que más que no gustarle lo que le pasaba es que lo tenía muy sensible y eso le provocaba cosquillas.

Una cierta decepción por mi parte pensando en lo mucho que me gusta esta parte de la relación. Pero sus ganas por complacerme cedieron a que satisficiera mi deseo y así durante unos minutos permitió que mi cabeza se metiera entre sus muslos y con mucho mimo y suavidad mi lengua intentó hacer que esas cosquillas no aparecieran y aún logré arrancarle algunos sensuales jadeos…

No obstante uno ya lleva unas cuantas inmersiones de este estilo para saber cuándo hay que seguir y cuándo hay que parar. Esta vez, estaba claro, no iba a haber orgasmo pero al poder saborear sus leves efluvios y haber gozado de la visión de su sexo abierto y dispuesto, ya me di por satisfecho.

Seguimos con un cambio de tercio entregándonos en un largo metemano por todo el cuerpo con besos apasionados, y ya sin parar pasamos al enfunde del amigo que con pasión y mucho estilo se lo metió en la boca para deleitarme con un francés con buenas engullidas mientras me lanzaba lascivas miradas que me pusieron mas “burro” de lo que ya estaba.

Al poco iniciamos la intro con un largo cowgirl que iniciamos con cuidado con una lenta penetración del amigo duro y erecto, para acomodarlo en su interior y una vez en su sitio seguir con suaves y excitantes movimientos durante largo rato con mordisquitos y lenguetazos en los cuellos, amase de pechos y varios morreos jugando con su afilada y juguetona lengua.

Cambiamos y pasamos al a4 para deleitarme con su imponente culo que en esta posición pude introducirme con gran placer aunque brevemente porque no se sentía muy cómoda.

Cambiamos a posición de misionero y aquí a punto de explotar y notando que al parecer ella se sentía más a gusto, seguí sin parar mirando la belleza de su cuerpo y de su cara y con ello y con los pertinentes morreos me fui en una corrida larga y excitante para gozar así de haber acabado en el interior de una preciosidad como Indira.

Valoración de la implicación: A pesar de lo comentado sobre el tema del cunillingus, sus ganas de implicarse han sido perfectas. Aunque si alguien se siente “cansada” por haber tenido exceso de trabajo quizás sería mejor decir que no está en condiciones. Pero en este oficio se está para ganar dinero y si en lugar de ser yo, empedernido “comechichis” le llega un cliente no habitual en meter la cabeza entre los muslos, entonces no hubiera habido problema… No sé, siempre es complicado juzgar a una persona por algo tan especifico y de ahí que debo valorarla con nota ya que al menos puso todas las ganas en hacer que me sintiera bien a pesar de no sentirse ella al 100x100.

Valoración final: (lo mejor/lo peor) Lo mejor: Haber retozado con una mujer tan hermosa. Haber compartido sus besos, su simpatía, sus risas y el buen rollo en general. Lo peor: Nada trascendestal, pero puestos a pedir me hubiera gustado hacer un cuni en condiciones y haber intentado llevarla hasta el final… Quizás si me citara a una hora más llevadera… ?

En cualquier caso diré… qué sensación tan excitante gozar del sexo con una preciosidad como ésta y qué generosa la vida conmigo y con personas que como yo, disfrutamos tanto de esos placeres.

Qué suerte la mía…!.