Judith… qué acierto volver a verla…

Total Fecha Media Usuario
1 12/2014
Manhattan
917 veces

escort-50276
18

Añade tu experiencia con Judith caribeña

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort8
Duración60 minutos
Precio100
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa
FrancésCon
GriegoNo

Valoración de Cara: Guapísima. Típica belleza de Centroamérica. Exótica, morena con melena larga, sedosa y bien cuidada, ojos hechizantes negros y brillantes como estrellas, boca con dentadura perfecta y labios para besar y devorar, aunque sólo los emplea para dar besos y morreos pero sin lengua.

Valoración de Cuerpo: Pibonazo de 24 añitos. No creo que llegue a los 160 cm, por tanto es más bien bajita, pero tiene un cuerpazo con forma de guitarra con cinturita de avispa y unas caderas como hay que tener, que por lo menos a mí, me ponen a 100. Pechos medianos muy apetecibles con pezones gruesos. Vientre liso y terso y un culo respingón sustentado por unas piernas de infarto con buenos muslos. Piel muy suave y cuidada. Todo un placer.

Valoración de Carácter: Es algo callada pero muy dispuesta y encantadora, muy educada, muy dulce y con mucha clase. Eso de entrada, pero si ya te conoce, como es el caso, la implicación y la confianza ya las muestra desde el principio. Me sentí muy a gusto a su lado.

Vestimenta: Pues la verdad es que no me acuerdo. Han pasado ya unos días hasta que he podido escribir la expe que no recuerdo su indumentaria. Sí recuerdo que me encantó y que estaba guapísima.

Relato del encuentro:

Después de mi primera cita con ella a primeros de mayo de este mismo año siempre tuve ganas de volver a verla pero soy como soy, me gusta lo nuevo y también me gusta tanto o más, repetir. Y cada vez son más las chicas con las que quiero repetir… y claro, llega un momento en que no me quedan días para hacerlo con todas las que quisiera.

No pretendo con ese comentario ir de prepotente ni mucho menos… simplemente es la verdad.

Judith estaba entre las que deseaba volver a ver pero los días pasaban y por una y otras cosas esta nueva cita no llegaba… por fin encontré el momento y la decisión ha sido de lo más acertada que podía esperar.

Esta nueva cita con ella ha colmado todas las expectativas que tenía de esta mujer y la verdad es que pasé una excitante hora de sex,o de las más buenas que recuerdo… No sé si por el momento adecuado o por lo que sea, pero la verdad es que ambos estuvimos muy a gusto. De ahí, las ganas de repetir que ahora mismo vuelvo a tener.

Para mí es fundamental saber que mi partner haya estado tan a gusto como yo, o al menos pensarlo así, y si eso sucede y además la chica me gusta físicamente las ganas de repetir crecen. Eso es lo que pasó y por eso digo que habrá que repetir, sí o sí siempre que ella también esté dispuesta. Claro.

Sabiendo que dispone de whatsapp le envié un mensaje para preguntar qué tal tenía esta tarde del miércoles 10 de diciembre hacia las 19 h. Me contestó que a esa hora estaba disponible y puntual llegué a la cita a este apartamento en el que también atienden Vanessa masajista encantadora y excitante mujer muy conocida por mí con ocho citas en el último año y la recién incorporada Saioa bomboncito de 20 añitos que conocí hace poco menos de un mes.  

Judith me abrió la puerta, nos abrazamos y besuqueamos como buenos amigos que saben a lo que van… recorrimos el pasillo que conduce a una sala de estar y de allí a una de las tres habitaciones a las que se accede desde la misma.

Charlamos un rato esperando a que el baño quedara libre, pues alguien se estaba duchando cuando llegué. Pasados unos minutos y tras acomodar mi ropa en el perchero llegó mi turno para el pertinente aseo de “antes de…”.

De regreso envuelto en una toalla, me invita a que me tumbe sobre el tatami mientras ella sale de la habitación y vuelve vestida únicamente con unas braguitas negras.

Tumbado boca abajo y viéndola a través del espejo no puedo evitar que el amigo empiece a apretar haciendo que me vea obligado a acomodarlo para que en esta pose no se sienta tan aprisionado.

Se puso de rodillas a mi lado, ahora ya totalmente desnuda, y después de embadurnar su cuerpo con aceite empezó con un masaje muy sensual pasando la punta de sus dedos por todo mi cuerpo.

Después siguió con sus manos masajeando piernas, espalda, glúteos, brazos y cuello y al final se puso sobre mí masajeando con todo su cuerpo el mío y soltando unos suspiros cerca de mis oídos con lo que la excitación iba in crescendo progresivamente.

Esta vez el masaje fue mucho más corto que la primera vez… y lo agradecí ya que estaba deseando pasar a la acción.

Mis manos empezaron a buscar sus zonas más íntimas y después de que ella me invitara a que me pusiera boca arriba, llegó la lujuria…

Empezó masajeando al amigo puesto y a punto y le pedí que se sentara en mi cara, cosa que hizo al momento y con ello empecé a deleitarme de ese sabor y de ese manjar en esa posición que cubría totalmente mi boca mientras con mis manos amasaba sus pechos.

En plena excitación la tumbé y sin parar pasé a besuquear su cuerpo de arriba hasta abajo y acabé, como no podía ser otra, con mi boca de nuevo en su sexo, precioso y a punto para ser “devorado” con cariño por mi lengua.

Ya no quiero explicar más porque cada vez que recuerdo que hay algunos en algún foro que comentan que los que contamos orgasmos de lumis son producto de nuestra imaginación… me siento como si estuviera explicando una ilusión…  y por eso ya no digo más.

Lo que pasó queda entre Judith y yo… y ambos sabemos cómo fue la cosa y ambos sabemos que lo disfrutamos a lo grande. Cada uno a su manera… Y a esos que piensan que los orgasmos son fingidos, creo habría que darles algunas lecciones de cómo se consigue de que sean auténticos…

La temperatura de la habitación estaba en su punto álgido, más que la de habitación diría que la de nuestros cuerpos, así que no era cuestión de parar no fuera caso que nos enfriáramos.

Seguimos pero ahora unidos y conectados profundamente a través de nuestros sexos. El amigo todo lo que podía dentro de su cuerpo y ella sobre mí en perfecto acoplamiento en un cow para cabalgar en un estado de alta excitación y no parar hasta acabar con mis fuerzas y las de ella de tanto movimiento.

Pasamos a posición a4 y tras disfrutar del inmenso paisaje de su culo en pompa con su mini cintura y su espalda de bellas formas paramos para acabar a misionero.

Pero antes volvimos a practicar otro cunillingus y no digo lo que pasó para no herir la susceptibilidad de algunos… y después de escuchar nuevos arrumacos a mi “trabajo” volvimos a la “intro” en ese caso, con ella debajo de mí.

Lo hicimos como dos posesos durante mucho tiempo y a diferentes ritmos a cual más excitante, y acabamos con una corrida, en ese caso la mía, de esas largas y placenteras que te dejan exhausto y complacido por la excitación vivida y la pasión generada en tan poco tiempo.

Luego un intento de relax, un trago de agua y una breve charla ya que el tiempo se nos fue, de la mejor manera que a uno se le puede ir el tiempo… follando. Y era hora de pasar por la ducha, vestirse, salir, y pensar aunque prematuramente en volver a repetir la experiencia.