Dúplex más que salvaje con Lucía y Judith

Total Fecha Media Usuario
1 11/2013
KKK
1.117 veces

escort-9220
17

Añade tu experiencia con Judith y Lucía

Ver comentarios del foro

por KKK
Barcelona

Local Agencia o Club7
Duración60 minutos
Precio300
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
GriegoNo lo sé

Tenía muchas ganas de disfrutar de un dúplex. Así que, casi sin pensarlo, llamé a Le Privée para contratar el servicio de Judith y Lucía (por cierto, la foto del anuncio del dúplex ha desaparecido de la web, así como la de Lucía, la prima morena de Judith).
Una vez me condujeron a la habitación llamaron poco después a la puerta y aparecieron las chicas. Judith, delgadita y menuda; Lucía, más morena y alta. No eran excesivamente bellas, pero prometían un buen rato, a causa de su simpatía y ardor.
Nos duchamos juntos los tres, y allí ya empezamos a tocarnos y besuquearnos,
Una vez en la cama pude comprobar la pasión con que se implicaban, Hay que decir que Judith, la rubia, más que Lucía.
Me tumbé boca abajo y les conminé a que mi hicieran masaje con sus lenguas. Fue maravilloso.
Después, ya boca arriba, mientras Judith me la mamaba, Lucía me besaba. Despúes, se intercambiaban. En un momento dado, las dos empezaron a succionar y a lamer mi miembro, Poco después, no pude aguantar y me corrí. Es lo que me pasa en los dúplex. Demasiado placer. Pero pensé: aquí tenemos para un segundo disparo. Les conté que, pese a que ya no soy un jovenzuelo, tengo capacidad para correrme dos veces un una hora. 
Me lavé un poco en la ducha y después volví a la cama donde ellas se hallaban esperando mi polla. Judith estaba espatarrada mostrando su vulva abierta a fin que yo se la comiera, cosa que hice sin pensarlo, Después de tocó el turno a Lucía. Gritaban las dos de placer. Si no era verdad, al menos actuaban muy bien.
Al cabo de poco, me cabalgaron. Primero fue Lucía quien me folló salvajemente, con el culo mirando a mi cara. Y, en segundo lugar, la ardiente Judith... Como todavía no me corrí, les propuse otra felación conjunta. Accedieron y, finalmente, acabé orgasmando por segunda vez.
Terminamos hablando un poco de todo: las pizzas de mi pueblo, mis recientes achaques de salud....
Ah, acabé que me dolía un poco la polla después de tanto ajetreo....