Laurita: Un encanto de profesionalidad y entrega

Total Fecha Media Usuario
1 08/2014
Manhattan
1.571 veces

18

Añade tu experiencia con Laurita

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort7
Duración60 minutos
Precio100
PechoNo lo sé
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
GriegoNo

Nombre “artístico”: Laurita (ex Sabrina).
Edad: 24
Fotos falsas o retocadas?: No utiliza fotos y las que ha utilizado no son de ella.

Valoración de la cara: Guapísima. Es un bomboncito y su cara es muy especial. Es sexy, pícara, avispada y alegre con unos ojos oscuros, brillantes y seductores. Nariz perfecta y boca con labios besucones muy apetecibles.

Valoración de cuerpo: Es muy pequeñita. Creo que es de las más pequeñas que he conocido, sobre 150 cm pero tiene de todo muy bien puesto y no le falta de nada. Piel muy fina con pechos tuneados muy bonitos y un culito maravilloso para tocar y disfrutar. Algo de barriguita pero agradable. Piernas muy bien moldeadas. Sexo precioso, ojo cerrado, una maravilla.

Valoración de carácter: Dulce y sensual, implicada, simpática, alegre y no descansa ni un minuto. Está por ti todo momento. Trabajadora incansable. Me sentí muy bien atendido y muy a gusto a su lado.

Vestimenta: Para comérsela allí mismo. Tacones altos para ayudar a su altura y vestidito corto de color azul totalmente ajustado a su cuerpo y sin nada debajo.

Horario: No atiende al teléfono. Concretar por Whatsapp.

Relato del encuentro:
Tenía muy buenas referencias de Laurita por lo leído en algún foro y hace unos quince días decidí ir a conocerla. Le envié un whatsapp y recibí respuesta al cabo de un par de horas emplazándome a que me pusiera en contacto con ella al día siguiente.

Así lo hice pero su respuesta llegó un día más tarde por lo que ya no hubo opción por mi parte.

Luego en los foros leí algunas críticas sobre algún que otro plantón que mi colega Red Devil y mi amigo Txé habían sufrido por parte de ella y esto me despistó un tanto, ya que en sus expes la habían descrito como una chica profesional y muy cumplidora y estos incidentes me dejaron un tanto perplejo, como imagino que les pasó a ellos.

La verdad es que a raíz de estos comentarios la dejé un tanto aparcada.

Y ayer viernes no “tocaba” salir, y más teniendo en cuenta que ya había “cumplido” con mi reciente idea de salir dos veces a la semana.

El lunes había estado con "Alba canaria" de la que ya publiqué la expe correspondiente y el miércoles con una de mis asiduas de las que no puedo colgar expes porque pertenece a una agencia y salgo con ella en privado no pudiendo por tanto decir de quién se trata.

Además esta cita fue un tanto especial porque la chica había estado fuera del país y quedé con ella que al llegar a Bcn la iría a recoger al aeropuerto, la invitaría a comer y luego nos iríamos a Luxtal. Y así lo hicimos en lo que fue una magnífica experiencia, de la que no puedo dar más detalles… perdón, me he enrollado más de la cuenta y esto no tiene nada que ver con la expe de hoy.

Quería decir que casualmente este viernes de manera extraordinaria, estaba de “rodríguez” y por esa razón rompí la norma de las dos por semana y en este caso pasé a tres. Así que eché mano de mi lista de “properes” y se me planteó un problema ya que no sabía a quién elegir.

Laurita estaba entre ellas y a pesar de la desconfianza por los comentarios de mis colegas, decidí enviarle un whatsapp y preguntar cómo tenía la agenda para ese día.

Me contestó con cierta rapidez ofreciéndome las 18.30 h como hora ideal. Le dije que ok y tras personarme en la dirección facilitada en calle Valencia, en un nuevo whats me indicó el piso exacto en lo que fue una cita milimétrica de gestión y puntualidad.

Me comentó que era muy raro que en el mismo día me hubiera citado con ella ya que no solía concederlas con tanta rapidez. Tuve suerte y teniendo en cuenta lo que vino después, la suerte se multiplicó, ya que la experiencia fue apoteósica. Lo cuento…

Me abrió la puerta, la vi y me puse muy contento al ver su preciosa cara. Me agaché para poder abrazarla y al tiempo que nos dábamos unos piquitos de bienvenida le cogí el culito totalmente desnudo y sin bragas con lo que el amigo empezó muy pronto a subirse por las paredes.

Me dijo que compartía piso con una amiga que se brindó a presentarme. Le dije que encantado y encantado quedé con la belleza de la misma emplazándome para una posible cita futura.

Después, ducha y ya aseado y con el amigo en “presenten armas”, nos encerramos en la habitación y empezamos con un festival de morreadas con lengua que si el amigo ya estaba duro, con ellas se puso “burro” perdido.

Laurita aún de pie me invitó a que le sacara el vestido y al hacerlo se quedó solo con los zapatos.

Así luciendo ese pequeño pero sensual cuerpazo se sentó en la cama para coger al amigo y con un francés exquisito darle su particular bienvenida.

Después de esta excitante saludo que me puso a mil, nos tumbamos en la cama y como un poseso, después de descalzarla, le dije que se pusiera boca abajo para empezar con un festival de besos y lamidas por todo su cuerpo.

Cuello, nuca, orejas, axilas, espalda, zona lumbar y con gran pasión me quedé entre sus glúteos para lamer y meter mi lengua lo mas profunda que pude en su cerito el cual parecía que dilataba para que ésta penetrara lo más hondo posible, mientras unos suaves jadeos denotaban la aprobación de la situación.

Seguimos con los lametazos y tras darse la vuelta me fui hacia su boca para entrelazar nuestras lenguas en largos y sensuales morreos que me pusieron aún más palote.

Bajé hacia sus pechos, su barriga, muslos y finalmente me paré en su chochito, precioso y mojadito que empecé a saborear después de advertirla de que yo no tenía prisa. Que se tomara el tiempo que necesitase para llegar a lo más alto y que si hacía algo que no le gustaba me diera un coscorrón en la cabeza.

El coscorrón no llegó, y solo lo hicieron esas pequeñas manos que cogían las mías, hasta que una de ellas la llevé para abajo para ayudar a estimular más si cabe su excitado sexo que ya desde hacía un rato se movía acompañado de elocuentes jadeos al ritmo de mi lengua empapada de néctar buenísimo. Al poco rato los jadeos ahora más sonoros y seguidos siguieron a una contorsión y movimientos frenéticos como señal inequívoca que su orgasmo era evidente para satisfacción de ella y mía.

Descansamos unos breves minutos a que su sexo se acomodara tras la excitación vivida y entonces fue ella la que volvió a la carga poniéndose en pose de gatito que se pone a comer en su tarrina.

Allí engullió al amigo y con constantes escupidas siguió chupando y lamiendo por toda la zona, incluidos webes y zona perineal. La excitación era máxima y hubiera seguido, más sabiendo que llegaba hasta el final. Pero quería penetrarla y por eso pedí un stop y el correspondiente látex para enfundar al amigo.

Así lo hicimos y tal y como estaba se me montó en cow para empezar con un moviento lento al principio y cada vez más rápido haciendo que ambos empezáramos a subir la excitación, y máxime oyendo sus jadeos que a mí me ponían aún más cachondo.

Tuve que parar y entonces ellla se dió la vuelta y en cow invertido comenzó una cabalgada impresionante moviéndose a un ritmo endiablado que a no ser por mi aguante hubiera explotado allí mismo.

Nos pusimos en a4 y otro ratito para el recuerdo de ver a la chica en esta posición mientras con mi dedo acariciaba su cerito.

Pasamos a misionero y antes de la intro me fui de nuevo a su entrepierna para empapar con mi saliva a su conejito algo “tocado” después de tanta embestida. Pero una vez allí oí de nuevo esos jadeos que son diferentes a los suspiros normales… son jadeos que denotan mucha excitación al tiempo que el ligero movimiento de su pubis también transmite que se siente muy a gusto con lo que le estoy haciendo.

Así que de nuevo nos cogemos de las manos y sigo mi faena hasta que… un nuevo orgasmo hace su aparición. En este caso y después de preguntarle, dijo que sí pero que había sido menos intenso que el anterior, aunque muy bueno.

Ahora sí, ahora era el momento de entrar y así, con sus piernas bien abiertas metí al amigo en perfecto acoplamiento y empecé a moverme con ritmo cada vez más acelerado hasta que, otra vez, un orgasmo hizo su aparición después de sus comentarios que me advirtieron con grandes jadeos de su llegada.

Hubiera sido muy fácil para mí llegar hasta el final, pero mi objetivo ya estaba cubierto. Había penetrado en cow, en a4 y en misionero, habiéndola llevado al orgasmo. Era hora de terminar de diferente manera. Le dije que me apetecía acabar en su boca y me dijo que estaría encantada.

Hacía tiempo que no acababa de esta manera, ya que como he dicho, en más de una ocasión, soy tirador de un solo tiro y si tengo que elegir el final prefiero hacerlo follando.

Pero hoy me sentía muy bien con la relación habida y podía perfectamente hacer una excepción.

Me puse cómodo y como buen voyeur seguí con gran excitación viendo como esa preciosidad tragaba y chupaba al amigo y que tras poner una quinta marcha por la rapidez con la que lo hacía y la cantidad de minutos sin descanso que seguía en ello me hizo sufrir pensando que debía estar agotada, pero me dijo que no me preocupara por ella que no se cansaba y lo hacía muy a gusto.

Siguió así un rato más hasta que el gran placer empezó a subir y ya después de avisarla que mi esperma estaba a punto de aparecer siguió sin parar acomodanto en su boca todo lo que el amigo soltó en una corrida celestial y que me llevó al cielo con ese minuto de oro en su boca mientras el néctar empezaba a deslizarse por las paredes laterales del amigo en una imagen para recordar toda la vida. Qué placer.

El rato que charlamos después de los apasionantes minutos compartidos sirvieron para ver la gran mujer que se percibe tras su pequeña figura y aún mejor, la excelente persona que es.