Lucía… el regalo soñado para un día muy especial.

Total Fecha Media Usuario
1 05/2015
Manhattan
1.055 veces

escort-50276
21

Añade tu experiencia con Lucía

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento por horas9
Duración60 minutos
Precio200
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Hoy, día 7 de mayo, se cumplen 2 años desde que decidí emplear más tiempo y recursos en esta bendita y excitante “adicción”.

Por tanto no dejaba de ser un día algo especial por lo que pensé que la cita de este día tenía que ser también algo especial.

Podía haberme citado con alguna de mis asiduas y asegurar el “tiro”, Pero también me apetecía hacerlo con alguien que no conociera.

Y desde hace algún tiempo tenía puestos mis ojos en una señorita de la agencia Casual Escorts, Lucía, y en ella pensé para este día ya que en un par de ocasiones intenté una cita pero no hubo suerte.

Además, Claudia, la señorita gestora de las citas en esta agencia y excelente profesional, me habló maravillas de ella. Así que pensé que hoy sería un buen día para conocerla y la verdad es que ha sido un acierto total. Lo cuento…

Valoración de la cara: Mucho más que muy guapa. Preciosa. Cierto aire, y no exagero, a Angelina Jolie, sobretodo cuando sonríe. Larga melena castaño medio de cabello liso, sedoso y muy bien cuidado. Preciosos ojazos verdes, alegres y sinceros. Nariz muy bonita y una boca generosa y sensual de labios abundantes con los que besa de maravilla. Dentadura “profiden” y lengua suave y muy cariñosa. Preciosa de verdad.

Valoración de cuerpo: Cerca de los 170 cm en un cuerpazo de piel suavísima al que no le falta ni le sobre de nada. Pechos divinos y abundantes, una 95, creo, naturales alzados y desafiantes de tacto muy agradable. Cintura de avispa y caderas perfectas. Vientre liso sin un ápice de grasa y vientre y culo imperial sin excesos que disfruté manoseándolo a lo largo de toda la sesión. Y por si esto fuera poco unas largas y preciosa piernas sustentan toda la estructura de esta belleza que hizo que todo me subiera en el preciso instante que nos conocimos.

Valoración de carácter: Que rápido congeniamos y qué pronto sentimos que el ben rollo nos iba a llevar por el buen camino. Simpática, agradable y una implicación al más alto nivel que detecté con sólo saludarla y cruzarnos el primer beso en los labios. Alegre, dicharachera en su justa medida, y con un nivel cultural muy alto. Muy inteligente.

Vestimenta: Casual. Calzaba zapatos, a la moda de tipo esparto con plataforma alta, luciendo largas piernas ataviadas con leggings de color negro. Encima blusa alargada con entalle en la cintura y algo de falda de color granate. Cuando se ha desvestido ha mostrado el esplendoroso cuerpo que escondía sus ropas quedándose en conjunto de braguitas negras y sujetadores negros y frontal de colorines. Una delicia para mis ojos.

Relato del encuentro:
Pues la mini celebración de mi segundo aniversario lumil no podía haber sido mejor, gracias al acierto de haberme citado con una de las mejores señoritas que he tenido el placer de conocer, de retozar y de…  “todo”, con ella.

Me puse en contacto con Claudia, gestora de Casual Escorts y concreté con ella la posibilidad de citarme ese día con Lucía.

Al poco me contestó confirmando la cita y de esta manera y a la hora convenida pude conocer a esta preciosidad con la que compartiría una lujuriosa hora de pasión y sexo y, cosa importante, un buen rollo y feeling que hizo que todo transcurriera de manera perfecta.

Llegué puntual a los apartamentos Luxtal. Me acompañaron a la habitación asignada y al minuto llegó la que iba a ser mi “amante” durante la próxima hora…

Y la califico de “amante”, porque tal y como ha transcurrido la relación esta fue la sensación que percibí. Que había tenido sexo con mi amante. Y salvando las distancias, creo que no fui el único que salió satisfecho de esta relación.

Empezamos después de las correspondientes duchas y juntamos nuestros cuerpos con sensuales abrazos y con muchas morreadas, con lengua, con lo que todo se puso en su punto para seguir y ya no parar hasta el final.

Por supuesto que mi plato preferido tras los toqueteos y morreos comentados, llegó con la colocación de mi cabeza entre sus muslos y con cariño y devoción hice mi “trabajo” llevándola allí a dónde ella y yo deseábamos que llegara…

Y como anécdota, al acabar con esa primera sesión de cunillingus, (luego habría una segunda) me dijo algo que me llenó de orgullo por lo que representaba…

A lo largo de mis “inmersiones” entre las piernas de las señoritas, y no es por presumir, me han regalado cantidad de requiebros… “Nunca me lo habían hecho tan bien”…, “Eres toda una maquinita de la satisfacción femenina”…, “Tendrías que hacer un tutorial”… , “Eres una máquina de comer chichis”… y algunos más.

Pero el comentario de Lucía me ha dejado perplejo … “Lo haces como una mujer”… Creo que es el mayor elogio recibido por mi habilidad en este tema, teniendo en cuenta que soy cien por cien hetero…

Obviamente seguimos con la “fiesta” con un espectacular francés que acompañó con lascivas miradas clavando sus preciosos ojos verdes en los míos, observando supongo la cara de cordero degollado que debía tener en aquel momento por “aguantar” semejante felación…

Cambiamos a 69 para poder saborear de nuevo su exquisito sexo y aproveché para hacer una visita de mi lengua por toda la zona.

Cambiamos de nuevo y tras enfundar al amigo, pasamos a la intro con un primer y largo envite en cowgirl que cual gran amazona fue buscando la colocación que más placer le producía para comenzar con una cabalgada espectacular en la que me quedé quieto con el amigo tieso y en forma, mientras se movía subiendo el tono de sus jadeos hasta llegar al destino deseado.

Pasamos por un a4 espectacular y aunque breve me dejó a punto de caramelo al poder observar el cuerpo de Lucía en esta posición.

Le pedí la vuelta y a punto estuve de entrar a “matar” pero el primer cuni me dejó, y nunca mejor dicho, con muy buen sabor de boca, así que tras comentárselo y asintiendo a mi deseo se puso en pose y por segunda vez realicé con gran excitación un nuevo “asalto” con mi boca en su tesoro para llevarla al mismo lugar que la primera vez.

Ahora sí, ahora satisfecho por lo conseguido y sin cambiar de posición metí al amigo que ya andaba loco por acabar y así en una excitante y larga relación llegué a mi corrida mientras cruzaba un apasionado morreo y nos fundíamos como amantes en un acto excitante y placentero. Polvazo!!! (con perdón).

Breve charla aunque suficiente para comprobar el alto nivel cultural que muestra al comentar y compartir lo hablado y que nos llevó al final con el tiempo justo para asearnos y salir del apartamento con la firme intención de volver a deleitarme de esta preciosidad que puso la guinda al pastel en ese día tan especial.

Valoración final: Lucía sabe muy bien dónde está y a dónde va. Hace lo que hace por dos razones, la primera, obviamente, porque le aporta sustento económico, y la segunda, casi tan importante como la primera, porque le gusta. Disfruta con el sexo y procura que a su acompañante le ocurra lo mismo. En este sentido se implica al máximo y para que esto ocurra, prefiere disminuir sus ingresos y tener como mucho un par de citas al día para así poder involucrase al máximo en la relación.

Y esto lo he podido comprobar porque como he dicho anteriormente, la relación con ella ha sido de total complicidad. Como si de dos amantes se tratara.

Qué suerte la mía…