Lucia, bellezón vasco

Total Fecha Media Usuario
1 08/2016
Randomizer
743 veces

escort-68303
20

Añade tu experiencia con Lucia

Ver comentarios del foro

Barcelona

Apartamento de la escort8
Duración60 minutos
Precio150
PechoNo lo sé
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
GriegoNo lo sé

Me topé con el anuncio de esta belleza navegando por girlsbcn y me llamó la atención que su enorme talla de pecho fuera natural. Cansado un poco ya de pechos tuneados, decidí llamar a Lucía. Lo primero que escuché cuando descolgó el teléfono fue una voz suave y sensual, que me saludó con un alegre "¡Hola!". Estuvimos charlando acerca del servicio, acerca de lo que hacía y lo que no hacía; me comentó que besaba con lengua sí pero solo si el cliente demostraba una buena higiene. Después de indicarle que soy un hombre muy pulcro y bromear y tontear un poco por teléfono, concertamos una cita. Quedamos en Aribau, en la Manoir del Plaisir, donde tuvo lugar la aventura.

En cuanto vi a esa mujer, quedé hechizado: una bellaza vasca en toda regla, rubia y de ojos penetrantes que me sonrió y me miró con un deseo tal que empecé a excitarme en aquél justo instante. Para colmo, iba vestida con ropa interior negra y llevaba pintalabios rojo, hecho que me puso aún más a mil. Nos saludamos, arreglamos el tema del pago y pasamos a la ducha. Allí empezó lo bueno: nos enjabonamos y nos limpiamos, mientras intercambiábamos besos y magreos y, una bez aclarados, sin salir de la ducha, se agachó y empezó a hacerme una felación. Y qué delicia: iba alternando gargantas profundas sucesivas con esporádicas lamidas de huevos, poniéndome duro como una roca. Estuve al borde del orgasmo pero, antes de que me corriera, y sin sacarme del plato de ducha, paró, cogió un condón que había traído, me lo puso, se puso de espaldas contra la pared, con el culo en pompa y me dijo "Fóllame". Empecé a embestirla una una y otra vez, mientras agarraba sus enormes tetas y la escuchaba gemir de gusto y placer. A los pocos minutos me corrí como un bendito dentro de ella. Nos besamos, nos secamos y nos reímos y pasamos a la cama. Como aún tenía que recuperar fuerzas, empezamos a besarnos de nuevo pero con la diferencia de fui bajando lentamente hacia su vagina. Al principio me costó cogerle el punto pero, una vez empecéa lamer el clítoris y sus labios, empezó a soltar gemiditos. Al final tuve que meterle un par de dedos mientras la comía pero acabó teniendo un tímido orgasmo entre preciosas convulsiones.

Pasaron un par de minutos y, una vez repuesta, bajó de nuevo a mi miembro y empezó una nueva felación que me reactivó a base de bien. Despu€s iniciamos un cowgirl espectacular,que aproveché para lamer y devorar esas enormes tetas que botaban cada vez que arremetía contra ella. Estaba a puntito de correrme muchas veces pero no conseguía eyacular así que, sin decirle nada, Lucía me quitó el condón, me pidió que me pusiera de pie y empezóa conérmela. Esta vez fue sin compasión; empezó con garganta profunda y acabó haciéndome un pajote salivado, al mismo tiempo que me comía los huevos y me agarraba un glúteo con la mano libre. Acabé corriéndome en su boca, con uno de los orgasmos más fuertes de mi vida.

En fin señores una experiencia BRUTAAAAAL!!!! Repito fijo jajaja