Sabor madrileño en nuestra casa

Total Fecha Media Usuario
2 09/2013
Manhattan
1.504 veces
VER COMPLETA 10/2014
Manhattan
892 veces

escort-50276
21

Añade tu experiencia con Mar Salas

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración60 minutos
Precio150
PechoTuneado
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
Griego

En mi penúltima cita con Carla Ferrer del 23 de agosto (hubo otra cita posterior antes de su marcha por vacaciones) me presentó a su nueva compañera de apartamento, Mar Salas. Cuando la vi me cautivó por la belleza de su cara, por su cuerpo y por su simpatía, y así quedamos en vernos muy pronto.

Coincidió que casualmente yo marchaba a Madrid por unos días y a mi vuelta era ella la que se iba a la capital. Así que durante un par de semanas parecíamos gato y ratón hasta que al final un encargo por trabajo, anómalo en un día festivo, me permitio citarme con ella.

Así que el día 11 de septiembre, Diada Nacional de Catalunya, y una vez concluido ese encargo anómalo, me presenté a las 11.30 h en ese apartamento que ya es casi como mi segunda casa (rara es la semana que no lo visito para citarme con alguna de sus inquilinas). Probablemente de lo mejorcito de Barcelona.

Nombre “artístico” Mar Salas
Nacionalidad: Española, de Madrid
Edad: 24 años

Valoración de cara: Muy guapa. Cara más bien alargada con larga cabellera castaño oscuro de pelo sedoso y muy bien cuidado. Preciosos ojos oscuros con cierto rasgo exótico, más bien diría ojos con mirada felina. Encantadora. Nariz fina y labios para besar con una dentadura perfecta que muestra continuamente pues es muy risueña.

Valoración del cuerpo: 170 cm de mujer en un cuerpo muy bonito y estilizado. Tanto su cara como su cuerpo lucen un moreno espectacular con una piel muy bien cuidada. Es un pibón. Sus curvas están perfectamente delineadas con una cintura muy estrecha. Vientre completamente liso. Piernas estilizadas y delgadas. Pechos preciosos, muy bien tuneados. Culo de lo mejor y respingón.

Valoración del carácter: decir que tiene mucha clase, es educada, amable y muy simpática. Se preocupa por ti y se muestra muy implicada.

Relato del encuentro:

Me recibió con un batín de seda negro ajustado al cuerpo dejando entrever parte de sus preciosos pechos y sus esbeltas piernas calzadas con zapatos de tacón alto y fino.

Subimos al piso superior y allí tras una simpática charla de lo que nos habíamos “perseguido” como gato y ratón pasamos ya al ritual del pago, ducha y vuelta a la habitación.

Mar se mostró en todo momento muy abierta y amable. Es una mujer muy completa con un sex-appeal muy marcado.

Empezamos con unos besos muy suaves que se fueron transformando en morreos cada vez más intensos y sensuales.

Su batín se desabrochó para mostrar un cuerpo espectacular con un insinuante conjunto de ropa interior en color blanco con braguitas de encaje de un sexy irresistible y que hizo que mi “amigo” estuviera ya en su máximo esplendor. Éste se introdujo jugando entre sus piernas mientras nos abrazábamos y besábamos al tiempo que el batín desaparecía y nos tumbábamos en la cama para seguir con nuestro juego cada vez más excitante.

Ella, ya despojada de su ropa interior que yo con sumo cariño le había quitado, pasó a practicarme un francés sublime mientras sus ojos con esa mirada felina se fijaban en los míos para ver mi cara de satisfacción ante aquel francés que me estaba practicando.

Le pedí que parara pues me acercaba a “zona peligrosa” y entonces fui yo quien empezó a recorrer a besos todo su perfecto cuerpo hasta los mismísimos pies para desde allí empezar la “escalada” por el interior de sus piernas hasta llegar a su tesoro.

Un sexo muy bien formado que esperaba ser acariciado y lamido por mi lengua y que ahora empezaba a hacerlo con mucha suavidad.

No sé el tiempo que pasé en esta posición, solo sé que estuve muy a gusto saboreando este manjar mientras sus jadeos me ponían aún más encendido hasta que llegó no el primero… sino su segundo orgasmo!!!

Con el primero, maravilloso, me quedé unos segundos con mi boca sobre su sexo, quieto tal cual, pero al momento volví a lamer con vehemencia sus labios mayores, los menores y de nuevo su clítoris y seguí y seguí, no sé cuánto tiempo hasta que llegó, como he dicho antes, el segundo orgasmo.
Fue una sensación maravillosa. Ver cómo ella retorcía su cuerpo con esos espasmos tan elocuentes en pleno éxtasis y ver luego su precioso cuerpo relajado sobre la cama.

Nos reímos por la situación ante la perplejidad de ella por mi paciencia en el acto. Después de un pequeño relax volvimos a la carga, así que tras un nuevo y sensual francés que casi hace que explote, pasamos previo enfundado del amigo a un excitante cowgirl y seguidamente a un A4 impresionante vibrando con la belleza de su culo y espalda mientras los jadeos invadían la habitación.

Quería ver su preciosa cara, así que le pedí que cambiáramos de posición y yo sobre ella, tras un largo “entrar y salir” mientras era recibido por su estrecho y lubricado sexo pude correrme en una sensación apoteósica de placer viendo la belleza de su cara al tiempo que “por el camino” nos habíamos cruzado unos cuantos y sensuales morreos.

Acabé muy a gusto pero extenuado pues tardé más de lo que suelo hacerlo, pero el final valió la pena. Qué placer tan grande!

Hablamos un buen rato de un montón de cosas y al despedirnos antes de cruzarnos un último morreo me dijo que como hombre “daba mucho de sí”, a lo que yo le contesté… “Gracias cariño. A ti te podría decir lo mismo como mujer. Eres guapa, implicada y estás como un turroncito salido del horno”.

Una buena elección… que recomiendo y que por supuesto yo, repetiré.

Saludos