Maria Ruiz...deseo prohibido

Total Fecha Media Usuario
7 03/2014
Paso doble
910 veces
VER COMPLETA 11/2013
Manhattan
1.748 veces
VER COMPLETA 11/2013
ivanieve
1.787 veces
VER COMPLETA 12/2013
Hispano
1.307 veces
VER COMPLETA 03/2014
Manhattan
821 veces
VER COMPLETA 03/2014
elbicho
1.003 veces
VER COMPLETA 04/2014
Kobe24
1.076 veces

ver todas las fotos de María Ruiz
66

añade tu experiencia con María Ruiz

Ver comentarios del foro

Barcelona

Apartamento de la escort8
Duración90 minutos
Precio200
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Me dirigí, a la cita con cierta cautela y expectante, siempre me pasa la primera vez, me recibió Maria ligera de ropa, disculpando los 10 minutos de retraso ya que preparaba el jacuzzi , quería que estuviera a punto.
La verdad que si fuera un libro, seria de bolsillo, (sin ánimos peyorativos), ni mucho menos por que me encanta que sea como es, hay que buscar las buenas sensaciones con imaginación.
Su cuerpo menudo, proporcionado…estará estupendo en una próxima cita, en la cual le pediré me reciba vestida de colegiala…joder¡¡ esta cabeza ya esta llevándome al futuro, además no voy a escribir un relato erótico de esta primera cita.
Intentando describirla diré que inicialmente da la sensación de timidez, yo también suelo parecer un cordero degollado, poco a poco nuestras lenguas fueron soltándose en el sentido más amplio, me fue fácil crear empatía con ella y eso generalizando otra vez me permitió manipular su delicado cuerpo, en anteriores experiencias ya hay suficientes detalles de su cuerpo.
Dicho esto, y desde el mejor de los sentidos…no quiero una novia, quiero una buena profesional, como demostró en la cama en diferentes fases del encuentro, la idea del Jacuzzi si vas con tiempo esta bien porque te vas soltando y coges confianza, su cuerpo, acompañado con una buena dosis de sensibilidad, te llevan a creer que estas pecando y eso te pone. Ver un yogurin cabalgando encima, mirarla ver esos profundos y añiles ojos mirándote te transportan por un mar de olas salvajes de deseo.
Gracias Maria, al compartir conmigo parte de tu tiempo, intentare aprender a bucear y comportarme como una piraña, tienes un cuerpo para comerlo…
 
Hasta pronto