Marta Mestres o el árbol de la vida

Total Fecha Media Usuario
7 10/2012
Cal I Gula
3.964 veces
VER COMPLETA 11/2012
cannissignatus
1.771 veces
VER COMPLETA 11/2012
cannissignatus
2.423 veces
VER COMPLETA 02/2013
cannissignatus
1.861 veces
VER COMPLETA 02/2013
cannissignatus
4.768 veces
VER COMPLETA 01/2014
Sweetman
2.806 veces
VER COMPLETA 08/2014
Popeye BCN
2.283 veces

ver todas las fotos de Marta Mestres VIP-BCN
74

añade tu experiencia con Marta Mestres VIP-BCN

Ver comentarios del foro

Barcelona

Apartamento por horas9
Duración90 minutos
Precio250
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo

 

La lluvia, esa lluvia que nos moja, esa lluvia que tanto molesta, esa... es la misma que nos da la vida.

Cuando llueve el árbol se moja, resbala y buscas otro lugar más seguro hasta que la tormenta amaine En esas estaba yo, buscando un nuevo lugar, quizás fue el destino, la casualidad, o quizás en realidad ya lo buscaba... y lo encontré en Marta Mestres o, como la voy a llamar a partir de ahora, "el árbol de la vida", esto es lo que ocurrió:

 

.....

 

Después de varios intentos pude organizar un encuentro con Marta Mestres. Nunca sabes que te vas a encontrar... una foto es una foto, y lo concretamos todo por mensajes, con lo que tampoco había oído su voz, la voz es como la música, cuando la oyes te hace sentir algo y esta vez carecía de ese sentimiento de esa sensación... por tanto iba ciego, pero algo me decía que iba a encontrar un tesoro, una luz... y la encontré.

 

Quedamos por la tarde en un apartamento por horas, llegué antes, y fui a tomar un café esperando su llegada. Mientras leía el periódico me llegó un mensaje, me decía que ya estaba delante del lugar. Me levanté rápido, algo nervioso, respirando rápidamente... salí del lugar, caminé por la calle y al cruzar la esquina la ví... me quedé paralizado, impresionado.. me sonrió, le sonreí, no hizo falta decirnos nada, será porque no pasaba nadie más por la calle en ese momento, será por querer que fuéramos el uno para el otro... 

Durante esos dos segundos, que tardé en llegar a ella y darle dos besos, pude recorrer su cuerpo, su cara, sus ojos (que ojos!)... su Belleza. Entonces oí su voz, su música y me gusto, me encantó, me encandiló... es como abrir un regalo que lleva un envoltorio precioso y cuando lo abres olvidas rápidamente el envoltorio porque el regalo es increíble, es lo que necesitabas, es lo que deseabas.

 

Subimos a la habitación, nos pusimos a charlar, nos sentamos en la cama... lentamente nos fuimos acercando, fue todo tan natural, de repente nos estábamos besando, durante todo el tiempo no dejamos de besarnos, nuestros labios se juntaron en un baile de pasión, en un tango de caricias, unos momentos suaves, en otros momentos salvajes, viciosos, lascivos. Ella me dijo que tal me parecía una ducha y accedí sin dudarlo, y entonces suavemente fue quitándose la ropa, y lo que sugería su ropa ajustada era cierto, un cuerpo precioso, una curvas de infarto, una delicia para los ojos, una mujer de bandera. Nos metimos en la ducha, no parábamos de besarnos y empezamos a juntar nuestros cuerpos y poco a poco se iban mojando, con el agua de la ducha y con el manantial de nuestros deseos. Con mis manos recorrí sus curvas, intentado alcanzar cada centímetro, utilizando mi cuerpo para intentar darle placer... entonces le susurré que fuéramos a la cama.

 

La estiré en la cama y le besé sus pechos, sus grandes y hermosos pechos, al mismo tiempo la besaba sin parar, acaricié su cuerpo, mojé mis dedos con mis labios, se los dí a ella para que hiciera lo mismo y empecé a acariciar su sexo. Estaba mojada, la fuente de la vida no dejaba de chorrear placer, empezó a gemir... entonces tomó la iniciativa me estiró y empezó a dedicarme todas las atenciones posibles, mientras me besaba notaba sus pechos golpeando mi sexo, me besó lentamente todo mi cuerpo... mi sexo estaba a punto de explotar y apenas lo había rozado... entonces se dedicó a él, solo puedo decir que la visión de sus ojos mirándome mientras me daba placer es una imagen ya imborrable en mi mente. Yo no paraba de acariciarla, de tocarla, de intentar corresponder ese enorme placer y entonces me propuso un 69... encajamos a la perfección, como una llave y su cerradura... su boca mi sexo, su sexo mi boca... saboreé su fuente, acaricié su culo, redondo, duro... mientras notaba el calor de su boca en mi. Le tuve que pedir que parara o iba a explotar y quería más, mucho más,... la estiré en la cama, me enfundó y entré en su sexo, estaba caliente, ardiendo... le susurré cosas que no puedo contar aquí, entre sus jadeos me decía cosas que tampoco puedo decir... no sé quien ganó la batalla, quien jadeó más, quien apretó más los dientes... sólo sé que me derretía de placer. No podía quitarme de la cabeza la imagen de su boca entrando y saliendo en mi sexo, ella se dio cuenta, no sé como, ... y me estiró, me dijo déjate llevar, y exploté... fuegos artificiales.

 

Estábamos los dos sudados, mojados, sudor, placer, deseo... nos pusimos a charlar, como dos amigos, de nosotros, de nuestras cosas... mientras nos acariciábamos, nos tocábamos .. nuestros cuerpos necesitaban del otro, de saber donde estaba, el deseo seguía latente, no teníamos suficiente...

De la forma más natural la besé, como si ese beso fuera el arranque de una nueva batalla, no parábamos de besarnos, besé su cuerpo, lo acaricié, lo saboree, lo degusté,... ella hizo lo propio con el mio... entonces se puso encima y empezó a besarme mientras nuestros cuerpos rozaban sus sexos... gimió, gritó, y explotó... que dulce es la mirada del placer y que generosa es la deuda del deseo.

Me obsequió con más besos, con más deseo, con más placer... y volví a ver los fuegos artificiales, las estrellas y el Sol ardiendo.

 

El tiempo, que no perdona, no se detuvo por nosotros, pero fue tan intenso que será siempre recordado. Nos duchamos, seguíamos besándonos, no paramos ni un instante...

Marta es una preciosidad, es simpática, alegre, dulce, inteligente, generosa, sexy, caliente, sexual,... y podría decir muchas cosas más.

Ya en la calle nos despedimos.. un par de besos en la mejilla, como hacen los amigos.

 

.....

 

La lluvia había cesado, ya había salido del Sol. Agua y Sol, mezcla de vida.... me alejé lentamente del árbol de la vida y mientras caminaba por el bosque iba recordando cada momento, maldito tiempo, pasó todo tan rápido o fue todo tan intenso, fue un sueño o fue real... no importa ya nunca lo podré olvidar.