Martina Giralt… el bomboncito que deseaba saborear

Total Fecha Media Usuario
1 05/2015
Manhattan
895 veces

escort-50276
18

Añade tu experiencia con Martina Giralt

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración60 minutos
Precio150
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo

Tercera visita en una misma semana a un mismo apartamento… Lunes 11, Irene Kozlova, miércoles 13, Gisela Amat y hoy, viernes 15, Martina Giralt. Todas en carrer Joan Güell/Miquel Àngel, mi segunda casa…

Valoración de la cara: Muy guapa, preciosa. Larga melena de pelo rojizo sedoso y bien cuidado. De rasgos suaves y expresión de nena traviesa y sensual. Preciosos ojos color verde/azulado, alegres y expresivos. Nariz pequeña acorde a su cara y boca con sensuales labios para besar y ser besados.

Valoración de cuerpo: Figura muy bonita, sobre los 160 cm de estructura ósea muy finita, lo que le confiere un cuerpo muy juvenil más bien delgado pero con curvas bien definidas y de piel muy suave al tacto. Pechos muy pequeños con pezoncitos de colegiala. Cintura de avispa, vientre plano y caderas justas con un culo (lo mejor de ella, aparte de su cara) precioso y respingón… Piernas muy bonitas y bien formadas.

Valoración de carácter: Encantadora, simpática, risueña y de actitud serena. Habla de manera pausada y esto, al menos a mí, me transmite buen rollo. Implicada, amable y con ganas de que te sientas bien y que por supuesto es lo que hizo que estuviera tan a gusto con ella.

Vestimenta: Una especie de picardías negro de encaje, ajustado a su cuerpo con el que marcaba la silueta de manera muy sexy. Medias hasta la mitad de sus muslos, braguitas muy sexies y zapatos de tacón alto de color beige.

Relato del encuentro:

Hoy no tocaba, de verdad, hoy no tocaba… Esta semana con mis dos citas anteriores con Irene Kozlova y Gisela Amat ya debería haber puesto el cartel de completo.

Pero las cosas son como son y en este caso diré, que esta bendita adicción que me supera día a día, me ha llevado a no esperar y concretar esta cita, prevista en principio para la próxima semana, para hoy mismo y conocer así a esta nueva y preciosa inquilina de la que considero mi segunda casa.

Al poco de aparecer su anuncio ya contacté con ella para preguntar algún que otro detalle. Me gustaron sus respuestas y quedamos que muy pronto nos conoceríamos.

Así que hoy, 15 de mayo, San Isidro, la he llamado y tras oír su disponibilidad hemos concretado cita para esa misma tarde a las 16.30 h.

He llegado puntual. Hemos cruzado las oportunas llamadas de llegada y tras plantificarme en la puerta de este archiconocido apartamento he oído el acostumbrado taconeo de sus zapatos bajando por la escalera y al momento se ha abierto la puerta pudiendo contemplar, con satisfacción, la belleza que esperaba tras ella.

La he besado y la he abrazado notando la finura de su cuerpo, bastante más alto de lo que esperaba, y la sinuosidad de sus formas han hecho que notara una más que ligera presión del amigo en mis pantalones.

Hemos pasado al piso superior y una vez en la habitación, la más grande del apartamento, hemos procedido al protocolo habitual y tras ello, después de una breve charla hemos empezado con el otro protocolo, por supuesto, mucho más agradable y excitante que el primero.

Nos hemos abrazado y nos hemos besado suavemente y con mucha sensualidad con unos morreos con lengua que me han puesto a parir y al amigo a escalar a lo más alto.

A partir de ahí, poco que contar que no sea el mismo ritual tantas veces por mí repetido, pero es lo que hay, es lo que me gusta e intento por todos los medios que mi manera de hacer también sea del agrado de mi pareja. Y por lo acontecido puedo asegurar que así ha sido.

Besos por todo su cuerpo, posición acomodada y cabeza (la mía) entre sus piernas, en este caso ataviadas con las mismas medias negras con las que me recibió y que le daban un toque muy sexy, y así entre ellas he comenzado mi festín haciendo lo que tanto me gusta hacer y con el comentario de que le gustaba suavecito, me he puesto en marcha y así con suavidad y con bastante más tiempo del previsto, hemos llegado hasta el final deseado con gran placer para ella y satisfacción para mí.

Luego han llegado unas buenísimas oralidades por su parte practicándome un francés muy suave pero muy excitante y cuando el amigo ya estaba más que loco, lo hemos encapuchado y hemos pasado a la intro.

Intro acostumbrada de tres posiciones, disfrutando muy a gusto con la primera, un cowgirl que gracias a su estructura delgada y pequeña me ha hecho sentir muy bien ya que sus movimientos los podía dirigir con mis manos con gran placer.

Hemos cambiado a un a4 también muy excitante y al final y tras adoptar la postura de misionero, nos hemos acoplado en lo que iba a ser el arreón final llevándome con gran placer a una excelente corrida que me ha llegado mientras su lengua y la mía retozaban entre ellas en un excitante final.

Relax, acomodo sobre la cama, toallita y charla distendida hasta que el tiempo ha marcado el final de la que ha sido una excelente relación con una señorita encantadora, implicada, muy lista y cariñosa que me ha hecho sentir muy a gusto a su lado y con ganas de repetir…

Qué suerte la mía…