Un gran encuentro integral

Total Fecha Media Usuario
7 03/2019
Revenant
385 veces
VER COMPLETA 04/2011
capullin45
2.705 veces
VER COMPLETA 05/2011
zola
1.845 veces
VER COMPLETA 08/2011
Indibil
1.157 veces
VER COMPLETA 10/2011
Iron Grenadier
1.319 veces
VER COMPLETA 11/2011
Indibil
1.128 veces
VER COMPLETA 01/2012
butxana
3.290 veces

ver todas las fotos de Mireia Exclusive
70

añade tu experiencia con Mireia Exclusive

Ver comentarios del foro

por Revenant
Barcelona

Apartamento por horas9
Duración300 minutos
Precio550
PechoNatural
FumadoraNo
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo

Con estos calores y el cuerpo pidiendo guerra me viene a la memoria el encuentro que disfruté con @mireiaexclusive el pasado mes de marzo en Barcelona.

Había estado con ella antes, por lo que decidí pedirle una cita que incluyese también acompañamiento a comer. No me equivoqué.

Quedamos en la estación de Sants a media mañana, y fuimos paseando hasta los apartamentos Luxtal, que están al lado. Allí pedimos unas bebidas y fuimos a la habitación, una grande, espaciosa, con una gran cama redonda y un jacuzzi. Una vez allí entablamos una conversación que nos sirvió para romper el hielo, luego aseo y sesión de sexo oral en la cama. Qué destreza tiene para la felación esta mujer. Hizo que todos los vellos del cuerpo se me pusiesen como escarpias en más de una ocasión. Mientras progresaba, yo tensaba todos los músculos de mi cuerpo, en una de esas sensaciones de para-no pares que son tan difíciles de describir. Yo me esforcé en intentar hacerle lo mismo, y finalmente un 69 de miedo, que dió paso a unos momentos de relax en el jacuzzi...

Mireia sabe muy bien que puedes querer en cada momento, por lo que los minutos que pasamos en el jacuzzi fueron muy distendidos, agradables e incluso divertidos. Una vez refrescados, volvemos a la cama, donde empieza una nueva sesión de sexo. Se pone encima y me cabalga, mientras, embelesado, enmarco su cara con mis manos y me pierdo en su sonrisa y sus ojos azules. Al rato, soy yo el que se pone encima, y doy lo mejor de mi mientras me vuelvo a perder en esos ojos azules, profundos como una galaxia. La cosa progresa muy bien, y acabamos en un A4 espectacular. Caemos rendidos, me besa, la abrazo, reimos y, de repente, tenemos que correr a asearnos porque se nos ha ido la noción del tiempo y la señora de los apartamentos nos está practicamente echando. Más risas. Como rie, me encanta ese sonido...

Después, contento como un cadete en día de permiso, voy a comer con ella a un restaurante cercano. Una velada muy agradable, con más risas y complicidad.

Me acompaña a la estación y antes de acceder al andén me besa como una novia que despide a su amante. Regreso a mi ciudad con las pilas cargadas y una sonrisa que tarda días en borrarse de mi cara.

Es una mujer alta, 1,70, encantadora, educada, nada vulgar, con mucha conversación y con una habilidades amatorias que hacen que culaquier hombre se vuelva loco.

La recomiendo encarecidamente.