Natalia… Qué suerte la mía… hoy, con otro pibonazo!!!…

Total Fecha Media Usuario
1 09/2014
Manhattan
1.015 veces

escort-50276
18

Añade tu experiencia con Natalia

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento por horas9
Duración60 minutos
Precio200
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Valoración de la cara: Guapiiiiiiiiiiiiiiiisima. Que alegría y qué emoción cuando al cruzar la puerta de la habitación aparece esta belleza que casi me tira de espaldas. Una bendición. Melena sobre los hombros color castaño medio. Ojazos impresionantes de color marrón centelleantes como estrellas, nariz perfecta y boca divina. En sus fotos ya se aprecia la belleza de su boca.

Valoración de cuerpo: Figura perfecta, bastante alta, 170 cm, con unos pechos alucinantes y naturales, largo cuello, cintura estrecha con un ligerísima barriguita pero nada importante, al contrario, para mí la hace aún más sexy. Caderas y culo abundante pero sin pasarse. Apetecible a más no poder. Piernas preciosas con unos muslos imponentes que te aprietan cuando tienes la cabeza entre ellos. Figura seductora y sexy, apetecible la mires por donde la mires. Impresionante.

Valoración de carácter: Muy simpática, dulce y sensual, implicada, alegre y amable. Buena conversadora, con ganas de agradar y de que te sientas bien a su lado. He estado muy a gusto con ella.

Vestimenta: De calle, con pantalón vaquero, camiseta negra de tirantes y una chaquetilla deportiva de color blanco. Guapísima! Una vez la ropa en el perchero, conjunto de ropa interior de encaje color negro… Mamma mia!!!  

Relato del encuentro:

Hoy era de esos días que me apetecía algo nuevo, algo que me hubiera entrado por los ojos.
Está claro que en los foros te puedes volver loco para escoger entre la cantidad de bellezas que se anuncian y curiosamente siempre te acaban gustando las que curiosamente suelen ser las más caras.

Estoy harto de comprobar que no por el hecho de pagar más, tengas a una escort mejor que otra que no has pagado tanto… No siempre el pagar más te asegura una mujer más guapa, ni más implicada que otras de tarifas más bajas. Podría poner un montón de ejemplos…

En el caso de Natalia, he de decir que cuando vi las fotos me entraron unas ganas enormes de conocerla ya que se mostraba a una chica con un cuerpo espectacular muy a gusto de lo que a mí me gusta, y por lo poco que se veía de su cara, concretamente los labios, se adivinaba que era una mujer muy guapa.

Y la verdad es que fue un “Bingo” de los especiales. La cara de Natalia es para enamorarse de ella… Al menos para un servidor… está claro que cada uno tiene su gusto, pero dudo que alguien la vea y piense que no es guapa…

Decidí conocerla, y llamé a la agencia para preguntar si la tarifa de la escort incluía el apartamento. Me dijeron que no, pero la señorita que me atendió con muy buen criterio y relaciones públicas, me dijo que si estaba interesado en alguna de sus chicas me haría un especial e incluiría el apartamento en la tarifa.

Agradecí el detalle (en la vida hay que saber vender) y pregunté por Natalia y su disponibilidad y ya sin más, concretamos cita y hora en los apartamentos Suite de Barcelona, para ese mismo lunes a las 15.30 h. puesto que Natalia está estudiando y lo hace de 17 a 22 h.

Llegué cinco minutos antes de la hora, me hicieron pasar a la habitación y a la media en punto llegó Natalia. Cuando entró en la habitación se me iluminó la cara ya que la suya era de una belleza fuera de lo común…  y no sabría decir qué es eso…, pero la encontré muy especial… una de esas chicas de universidad de pago, que las miras y piensas, dios, qué bellezas! (aclaro que lo de la uni de pago no lo digo ni por clasismo ni por racismo).

Nos pusimos de cháchara y a mí me dio por hablar más de la cuenta, “invirtiendo” en ello casi un cuarto de hora. Me enrollé como una persiana. Tengo que ser más “egoísta” ya que luego me queda menos tiempo para degustar  aquello por lo que he invertido… pero me gusta intentar que nos conozcamos un poquitín, y la verdad es que en general funciona…  Ella lo agradeció y se la veía muy a gusto.

Luego pasamos ya al protocolo habitual, arreglo administrativo, ducha para mí, (ella me dijo que venía de casa ya limpia y preparada) y pasamos sin más a la acción.

Sobre la cama empecé y ayude a sacarle la ropa, primero esa camiseta de tirantes, luego los pantalones y ya en ropa interior me deleité de la maravilla que tenía frente a mí, y que iba a ser para mí. Qué suerte la mía!!!

Así que cuando le saqué los sujetadores aparecieron esas tetas tan perfectas, tan auténticas que me comí con suavidad y cariño, al tiempo que ya la acomodaba estirada sobre la cama para empezar este traje de saliva que tenía preparado.

La repasé de arriba para abajo hasta sus pies y de nuevo hacia arriba entre sus piernas hasta llegar a mi lugar favorito.

Allí me entretuve en un cuni larguísimo, de los más largos que recuerdo y disfruté haciéndolo, mientras ella emitía sin parar sensuales jadeos,hasta que me “trincó” entre sus muslos apretando en señal de lo que parecía iba a ser el esperado orgasmo, pero al final, lamentablemente para ella y para mí por la pequeña decepción que supone que tu trabajo no tenga la recompensa deseada no pude llevarla al orgasmo.

Lo hablamos y me dijo que se lo pasaba muy bien cuando se lo hacían y que yo se lo había hecho muy bien pero que no solía llegar fácilmente y que no me preocupara por ello. Que ella había estado muy a gusto y muy excitada con lo que le había hecho. Ésta sin duda fue la única nota negativa de la relación ya que me siento mejor cuando veo que la chica ha “llegado”.

A pesar de ello no hubo tregua ninguna y dejando de lado los lamentos me cogió al amigo y con una delicadeza y una sensualidad muy especial me hizo un francés alucinante que sirvió para que el amigo volviera por sus fueros, y tras colocar el látex se me montó encima y en un cow algo corto acabó de ponerme más a punto.

Cambiamos de postura y en a4 pude gozar de esta preciosidad con todo el esplendor de su figura en esta posición. Una maravilla. Hubiera seguido hasta el final, pero como siempre prefiero acabar en misionero.

No tardamos nada en colocarnos en posición y aquí disfruté de una auténtico polvo al sentir que estaba penetrando a esta belleza con ese cuerpo ahora totalmente receptivo a mis embestidas y que acompañó a mi corrida con sensuales jadeos en un final muy excitante.

Acabamos, y todo lo que teníamos que hablar ya casi lo habíamos hecho al inicio. Seguro que hubiéramos podido seguir pero ya no quedaba tiempo, y el problema de las habitaciones por horas es que hay que cumplir a rajatabla con el tiempo que alquilas.
 
Una cita más, una chica nueva y otra cita para recordar con una belleza difícil de olvidar que seguro, más tarde o temprano volveré a verla. Y veremos si en una próxima cita con la confianza que da el hecho de habernos conocido, sirve para que pueda “llegar” más lejos con el cuni o con lo que sea…