Neus… el placer de un reencuentro celestial

Total Fecha Media Usuario
1 07/2014
Manhattan
844 veces

escort-50276
19

Añade tu experiencia con Neus

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort10
Duración60 minutos
Precio150
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo

Después de más de quince meses he vuelto felizmente a citarme con esta preciosidad que tras perder su pista allá por el mes de abril del pasado 2013 no hubo forma de citarme de nuevo con ella después de que ya lo había hecho en cuatro ocasiones anteriores entre los meses de enero y marzo de ese año 2013.

Valoración de Cara: Guapísima, con larga melena castaño oscuro algo ondulada y peinada hacia a trás. Preciosos ojos oscuros, grandes y penetrantes, nariz pequeña y boca preciosa con dientes perfectos y labios gruesos y bien dibujados muy apetecibles para besar y para que te besen.

Valoración de Cuerpo: Pibonazo. Cuerpazo joven sobre los 165 cm con todo en su sitio, pechos naturales y levantados de tamaño medio pero suficientes. Piel blanca finísima y lo mejor, su estrecha cintura que da paso a unas caderas divinas con un culo respingón para morder y disfrutar de él tal y cómo yo lo he hecho. Todo ello soportado por unas piernas preciosas, muy bien contorneadas con unos muslos de tamaño perfecto para meter la cabeza entre ellos… un pibón para disfrutar y saborear. Para mí perfecto.

Valoración de Carácter: Implicada, alegre, amable y con ganas de agradar, no es muy habladora pero si la conoces cambia totalmente y entonces es de fácil conversación. Me he sentido muy a gusto a su lado.

Vestimenta: Estaba tan emocionado de volver a verla que no me he fijado en cómo iba vestida. Creo que con un vestido ancho algo corto de tonos claros y oscuros. Lo que sí recuerdo es su conjunto de ropa interior con sujetadores y braguitas de color azul claro con lo que estaba para saltar sobre ella al momento.

Besos/morreos? No es propensa a dar morreos con lengua pero si los buscas los acepta de buen grado. Se agradece porque estar con ella y no saborear esos labios es por lo menos “pecado venial”.
Francés? Sí. Lo hace sin, con muchas ganas y sensualidad.
Beso negro? Yo a ella, sí.
Cunnilingus? Sí, sabroso, estaría casi todo el tiempo en ello…

Relato del encuentro:

Tal y como he comenzado explicando al inicio de esta narración a Neus tuve el privilegio de conocerla a primeros del pasado año 2013 y después de citarme en cuatro ocasiones en el corto espacio de menos de tres meses ya no pude, por una y otra razón volver a contactar con ella.

Cuál fue mi sorpresa cuando hace pocos días haciendo un recorrido por los foros vi su anuncio y con el buen recuerdo que me dejaron mis anteriores citas no he tardado nada en conectar y citarme de nuevo con ella.

Poco voy a explicar que no haya dicho ya cuando te encuentras con una chica con la que tienes ese feeling tan especial que hace tan diferente a una cita de otra y con Neus éste ha sido el resultado. Maravilloso!

Cuando hemos estado frente a frente nos hemos abrazado y besado como aquella pareja de amigos íntimos que se encuentran después de un montón de tiempo sin saber nada el uno del otro. Qué alegría, no solo por verla y abrazarla de nuevo, sino por ver que ella mostraba la misma alegría…

Habría mucho que contar y si nos hubiéramos puesto en ello seguro que se nos hubiera acabado el tiempo, y esa no era la cuestión ya que las ganas de volver a entrelazarme con ella era prioridad absoluta.

Así que tras la ducha y después de ver como su cuerpo empezaba a lucir desnuda dejando su última prenda, esas braguitas azules, sobre el sillón, nos hemos abrazad allí de pie, besándonos y tocándonos como novios apasionados mientras en algunos momentos se nos ponía la piel de gallina, sobre todo a ella.

Nos hemos acostado y aquí ha llegado ese momento mágico que tanto deseo cuando estoy con alguien que me gusta y que no es otro que besar su boca con esos morreos que son el preludio de lo que viene a continuación y después seguir por todo su cuerpo para acabar metiendo mi boca y mi lengua entre los sensuales muslos de sus piernas.

Qué placer tan bendito lamer ese manjar y notar como sus efluvios con ese sabor tan peculiar invaden las papilas sensitivas de tu lengua haciendo que el acto te ponga aún más excitado de lo que estás.

Y si además, sus jadeos, en este caso suavecitos pero suficientes, te acompañan hasta que alcanza su éxtasis, entonces la satisfacción ya es insuperable.

Me he quedado unos largos segundos con mi cabeza allí y mirando al mismo tiempo la belleza de su cara, ahora aún más bella por la excitación vivida, y yo estaba tan a gusto, y tenía aún tan cerca aquel manjar que acababa de degustar que con mucho cuidado he vuelto a meter mi lengua ahora con más suavidad ya que aún lo tenía sensible por el reciente orgasmo, y tras saborear de nuevo sus efluvios ahora mucho más abundantes, he seguido lamiendo, y al ver y oir que ella me correspondía con nuevos y sensuales jadeos he seguido hasta llevarla… a su segundo orgasmo.

No sé si es porque soy de la vieja escuela, pero me encanta saber que mis “trabajos” sirven para algo. Y si con ello puedo satisfacer a mi pareja, mucho mejor.

Breve relax y a continuación turno de Neus que ha seguido con un francés muy sensual con repaso incluido de su lengua por los webes con lo que si ya estaba excitado tras todo lo acontecido escasos minutos antes, ahora lo estaba mucho más.

En plena excitación, hemos cambiado a 69 con lo que he aprovechado para hacerle una visita a su cerito metiendo la lengua lo más profunda posible.

Estaba muy encendido y ya no era cuestión de esperar más y después de enfundar al amigo, ahora más tieso y duro que antes hemos iniciado la fase de penetración con un cowgirl muy suave en el que Neus me ha dicho que se sentía muy a gusto conmigo, cosa que le agradezco porque me consta que no es persona de regalar nada a nadie para quedar bien. Si lo ha dicho, es que lo sentía, y eso me satisface enormemente.

Y después de ese requiebro que aún me ha puesto más, hemos ido subiendo el tono del movimiento hasta tener que parar de inmediato porque me iba a correr y yo quería acabar en mi pose preferida que es la de misionero.

Así que nos hemos dado la vuelta y sin pasar por el “a4” hemos seguido en un misionero espectacular con el que ambos hemos estado muy excitados y de haber aguantado más hubiera llegado el tercero de ella, pero no he podido con tanta excitación y al final he sido yo quien ha llegado anticipadamente con una corrida de placer sublime que de haber estado de pie se me hubieran doblado las piernas. Por suerte en misionero esto no pasa…

En este caso y sólo unos segundos me he desplomado sobre ella con gran satisfacción para acto seguido incorporame y colocarme a su lado para disfrutar de su compañía el tiempo que nos quedaba mientras observaba la belleza de su cuerpo tumbada a mi lado cual “Maja desnuda” de Goya pero infinitamente más guapa y espectacular que la del lienzo del artista.
 
Hacía tiempo que no disfrutaba tanto del sexo como lo he hecho hoy. Supongo por mil y una razones pero ha sido muy excitante y me lo he pasado tal cual… Excitado hasta el final.

Por supuesto que volveré, y que por cierto, ahora ya sé cómo hacer para localizarla cuando por alguna razón ella no estuviera disponible.

Un placer de los que se agradece haberlo vivido. Gracias Neus!