Noa Secret… aún me tiemplan las piernas…

Total Fecha Media Usuario
7 07/2014
Manhattan
3.081 veces
VER COMPLETA 10/2014
Morboso Barcelona
1.395 veces
VER COMPLETA 10/2014
leif eriksson
1.771 veces
VER COMPLETA 07/2015
Manhattan
1.052 veces
VER COMPLETA 01/2016
noirlove
1.097 veces
VER COMPLETA 04/2016
PAGE-PLANT
646 veces

ver todas las fotos de Noa secret
71

añade tu experiencia con Noa secret

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración60 minutos
Precio150
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo

Valoración de la cara: Para mí, muy, muy guapa y conforme pasaba el tiempo con ella aún la encontré más guapa. Larga melena algo ondulada de color castaño medio de pelo sedoso y bien cuidado. De rasgos alargados con mirada de niña traviesa pero dulce al mismo tiempo. Nariz pequeña y boca con sensuales labios acarminados que besé con gran placer.

Valoración de cuerpo: Figura elegante y seductora sobre 165 cm con formas de mujer total. De piel finísima y muy suave al tacto. Pechos preciosos y generosos de tamaño medio alto. Cintura de avispa, vientre plano sin un ápice de grasa y caderas y culo de los más atractivos que he tenido la suerte de disfrutar. Y para acabar, por si todo lo dicho fuera poco, unas piernas esbeltas y bien formadas que la convierten en una figura para enmarcar, o mejor para saborear.

Valoración de carácter: Dulce y sensual, implicada, simpática, alegre y amable. Con ganas de agradar y sobre todo preocupada de que te sientas bien a su lado. En mi caso diré que mejor imposible. Me he sentido muy a gusto a su lado.

Vestimenta: Para comérsela allí mismo. Pantaloncito cortísimo de color blanco que marcaban sensualmente toda esa zona que a mí me vuelve loco. Además, así lucía estas piernas infartantes. En la parte de arriba me parece que vestía un top pero no me acuerdo… La verdad es que me quedé embobado con su culo y con su cara ya que no sé por qué razón no pensaba que me gustaría tanto. Cosas de ver fotos sin rostro que nunca sabes qué vas a encontrar. En este caso y bajo mi criterio la encontré muy guapa, guapísima.

Relato del encuentro:

“Aún me tiemplan las piernas…” eso es lo que he sentido y así es cómo he salido de la maravillosa cita de esta tarde al lado de esta sensual niña/mujer que he tenido la suerte de conocer y gozar con su compañía.

Qué diferencia de lo vivido cuarenta y ocho horas antes. La de hoy ha sido una de esas citas en la que uno no sabe si está con el gran amor de su vida o está soñando. Cuando uno se encuentra tan a gusto al lado de una mujer a la que besas, saboreas y notas esta implicación por parte de ella sientes esa sensación de no querer acabar nunca aquellos momentos.

Suena a fantasia, y en verdad es casi, casi, eso… como un sueño fantástico al lado de alguien que parece que llevas mucho tiempo con ella y que disfruta de la misma manera que tú.

Pues así ha sido y así lo cuento. Con la sensación de que esta vez, sí me tocó el premio. Qué suerte y que lujo haberla conocido.

Ya de entrada unos besitos y unos arrumacos de esos, de como si nos conociéramos de toda la vida. Despues ducha, me deja en ella y me dice que cuando termine vaya directamente a la habitación que allí me espera.

Yo que soy muy prudente, al terminar, toco a la puerta del baño pero nadie viene… y entonces recuerdo que me ha dicho que me espera en la habitación. Claro estábamos solos en el piso y podíamos andar a nuestras anchas.

Así que me envuelvo con la toalla y calzado sobre las zapatillas me voy a la habitación que está al otro lado del piso.

Cuando llego casi me caigo de espalda. Noa sobre la cama, acostada cual Maja de Goya pero no desnuda como la del lienzo sino que ataviada con un sensual conjunto de braguitas y sostenes de lencería de encaje con tonos azul clarito y ribetes blancos… qué cuadro, dios!

No sé que hacer ni cómo acercarme. Ella sonríe al ver seguro mi cara de cordero degollado ante tanta belleza y me invita con su mirada picaresca a que me acerque.

Lo hago, dejo mi toalla allá donde cae y empiezo como lobo que busca a su loba a merodear por todo su cuerpo con mis manos, con mis besos, con mi lengua y hasta el amigo se apunta a la fiesta ya puesto y preparado ante lo que había frente a él.

Nos morreamos, ahora sí con sensuales besos con lengua y pronto paso la mía por sobre sus bragas que separo con un dedo mientras la lengua se mete a lamer su tesoro que ya empieza a mojar.

Le bajo las bragas con cuidadao y después de darse la vuelta desabrocho los sujetadores para que al girar de nuevo salgan a florecer estos pechos tan bien puestos y apetitosos que me llevo a la boca para relamer sus gruesos y sensuales pezones.

Seguimos con más morreadas y me pongo sobre ella en misionero que cogiéndome al amigo entre sus manos a la altura de su sexo, nos quedamos un rato así mientras me muevo dentro de sus manos como si lo estuviéramos haciendo.

Vuelvo a su cuerpo pero ahora le doy la vuelta y levanto ese culo para llevar mi lengua a su cerito rosado y limpio a más no poder y meto la lengua todo lo más profunda que puedo, jugando así un buen rato y acordándome de lo que escribió mi buen amigo Txé, cuando hizo lo mismo que estaba haciendo yo ahora… mientras Noa jadeaba por ello.

Vuelta de nuevo y ahora le digo que voy a por su manjar, que ella acepta gustosa mientras mi boca empieza con pasión a deleitarse y deleitarla con ese “trabajo” que a mí tanto me gusta hacer.

Jugamos con la lengua y más tarde con los dedos hasta que se suelta con sensuales jadeos y contorsión de su cuerpo en el que iba a ser el primer orgasmo de la sesión.

Más juegos y toqueteos, nuevos morreos y es ella la que pasa al “ataque” con un francés exquisito que después de colocarse en una pose muy sensual lo comienza tras salivarlo con mucha pasión. Qué bien lo hace y que excitación, ya que además de su boca y lengua, con repaso de webes, también juega con las manos acariciando al amigo mientras su boca hace maravillas.

Es hora de sacar el látex para el amigo y éste con su impermeable, ya loco por sentir el calor interior de la diva acaba entrando en su cueva estrecha y lubricada para notar el maravilloso tacto de la misma y en posición cow estamos un buen rato sintiendo el placer que transmite esta preciosidad que además acompaña con sensuales morreadas.

Cambiamos a4 y otro festín con espectacular “paisaje” de espalda y culo. Insuperable. No puedo dejar de pensar en la suerte que tenemos de poder vivir estos pequeños grandes momentos…

Ya no puedo más. Hay que acabar porque estoy a punto de explotar, a lo que nos ponemos en misionero y para allá que meto al amigo no sin antes a petición mía pedirle que se quedara en pose abierta de piernas y me dejara observar la belleza de este conejito que recuerdo como de los más perfectos que he visto. Tanto es así que vuelvo a comérmelo con sensuales lamidas para prepararla antes de mi intro. Qué excitación…!!!

Y así ella más preparada y yo puesto y “burro” me introduzco dentro de él y empiezo a gozar de estos minutos, no muchos, pero suficientes para seguir sintiendo que estoy despierto, que esto no es un sueño y que gozar así no siempre se consigue.

Hubiera estado un buen rato más, ya que no quería acabar, pero al oir de su boca la palabra repetida “sigue, sigue…!” me aceleró la excitación porque sabía que al decir eso ella también estaba llegando, y en lugar de seguir tranquilo, me excitó mucho más y no tardé ya nada en llegar a mi corrida pero aguanté moviéndome lo que pude hasta que ella tambien llegó a la suya. Por poco, y un poco después que yo… pero llegó, que era lo que en ese caso importaba. Ahora la satisfacción ya era total.

Buffff… qué maravilla y qué placer. Qué buen rollo y qué suerte haber congeniado así con ese feeling tan necesario en cualquier relación de pareja. Indispensable para que la relación haya sido… eso… una relación perfecta con un final apoteósico.

Por supuesto que ésta no será la última vez que nos veamos… Gracias Noa.