Noa… Una cita positiva a pesar de Murphy.

Total Fecha Media Usuario
1 02/2014
Manhattan
907 veces

escort-webmaster
18

Añade tu experiencia con Noa

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort6
Duración60 minutos
Precio150
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
Griego

Noa… Una cita positiva a pesar de Murphy.

Murphy…hablo de él, porque a veces las cosas suelen salir diferentes debido a su inoportuna aparición. Lo cuento…

Valoración de Cara: Guapísima. Larga cabellera negra, lisa y muy bien cuidada, ojazos preciosos de color miel, nariz perfecta y boca con labios muy sensuales y sonrisa preciosa y cautivadora. Acierto total.

Valoración de Cuerpo: Tipazo “teen “, muy apetecible, sobre 1’60 cm, pechos perfectos de tamaño medio turgentes y suaves al tacto con pezones oscuros, cintura con vientre plano sin nada de grasa, culete generoso y respingón y piernas largas y esbeltas. Las fotos no engañan… un tipazo para disfrutar.

Valoración de Carácter: Es encantadora aunque hoy no estaba en su mejor versión. Lo cuento… No obstante no hace falta ser adivino para apreciar que se trata de una chica muy simpática, implicada, cercana, elegante y sobre todo muy amena y complaciente.

Vestimenta: Vestido negro ceñido con el que lucía su esplendida figura. Zapatos negros de tacon alto.

Relato del encuentro:

Estaba yo muy tranquilo con la sensación de tener suficiente con las 2 citas habidas esta semana, Danna y Julia Font, pero hete aquí que al entrar en los foros y a pesar de que hacía menos de 24 h que había tenido mi última relación, me entraron de nuevo las ganas y quise aprovechar la tarde del viernes para citarme de nuevo con una nueva chica.

Así que tras muchas vueltas de a ver a quién llamaba y tras la no conexión con un par de contactos con los que, con una no conecté y con la otra no la veía con muchas ganas, me decidí por una que ya tenía en lista de espera, Noa. Una preciosidad de 21 añitos que un admirado forero la había descrito como guapísima.

La llamé y tuve la suerte de obtener respuesta así que nos citamos para una hora más tarde.

Llegué puntual a ese edificio de apartamentos de la calle Indíbil y tras la llamada de rigor para concretar el piso exacto me presenté en la puerta que ella abrió para que pudiera apreciar la belleza de su cara, y que corroboro ya que se trata de una preciosidad, tanto de cara como de cuerpo.

Sólo que había un pequeño inconveniente y es que el apartamento estaba en obras por la instalación de radiadores para la calefacción y por ello me hizo pasar a una habitación con cama individual, lo que no dejaba de ser un contratiempo al tener que relacionarte en espacio tan pequeño. Pero bueno, ya estaba allí y Noa no merecía esperar a otra cita ya que me la hubiera “comido” allí mismo y si hacía falta hasta de pie.

Le dije que no pasaba nada, arreglamos el pago y pasé a la ducha para asearme. De vuelta a la mini habitación fue ella quien pasó al baño y a su regreso, envuelta en su toalla comencé a disfrutar de su belleza.

Juntamos nuestros cuerpos al unísono que nuestros labios y así nuestras lenguas comenzaron el juego así como mis manos que acariciaban toda su precioso cuerpo.

Me preguntó qué es lo que me gustaba y le dije que era bastante “tradicional”, besos, francés, cuni y relación en posturas tipicas, cow, a4 y misionero, a lo que ella me contestó si me apetecía que comenzara con el francés del que me dijo que era su especialidad.

¿Quién dice que no ante tal proposición?... Así que me quedé de pie y ella sentada en el canto de la cama cogió a mi amigo, se lo metió con cariño en la boca y comenzó con un francés divino con garganta profunda hasta dónde pudo, una y otra vez, y con su lengua jugando con el amigo mientras la tenía dentro de su boca. Que sensaciones tan alucinantes!!!

Pasado un buen rato en el que algún que otro momento me costó mantener el equilibrio le dije que pasáramos a mi turno.

Aquí hubo una segunda mini contrariedad (Murphy) ya que ella al parecer empezó a notar por sus molestias recientes que la “visita de los mensuales” estaba cercana y me lo comentó.

Yo le dije que a mí eso no me producía ningun escrúpulo y que hasta que ésta no llegara podría jugar con mi lengua sin problema.

Ella asintió y pasamos al cuni con el que empecé a saborearla con gran placer, con muy buen sabor y sin “visitantes” por el momento.

Lo peor es que en esa habitación en la que no hay la mas mínima protección acústica ella por respeto hacia otra compañera que estaba con un cliente no emitía ningún jadeo ni señal de que mi trabajo le gustara. Muy de vez en cuando dejaba algún tímido gemido.

Así que seguí a lo mío pero no tenía ni idea de cómo iba la cosa. Hasta que para satisfacción mía, y por supuesto más satisfacción para ella, en un momento y sin previo aviso soltó un pequeño pero más sonoro y largo jadeo, al tiempo que incorporaba su cuerpo y contraía y cerraba las piernas aprisionando mi cabeza en señal de que su orgasmo era una evidencia.

Menos mal pensé, ya que había estado un buen rato en una posición un tanto incómoda debido al tamaño de la cama y el haber conseguido que llegara al principal objetivo del cuni me produjo gran satisfacción.

Hasta el amigo había bajado su intensidad por la incomodidad del trabajo.

Por suerte, las buenas maneras de Noa con el francés, se encargó de poner las cosas de nuevo en su sitio y después del enfundado empezamos con un cowgirl muy bien llevado por ella pero que por lo que veía parece que no se encontraba muy cómoda.

Le pregunté y me dijo que le daba la sensación de que los “visitantes” habían llegado ya, y después de comprobarlo la cosa quedo corroborada.

Me dijo que le sabía mal, que esperaba la “visita” para al cabo de un par de días y que cuando la he llamado para citarme aún no había notado ninguna molestia. Que éstas aparecieron hacía muy poco tiempo. Yo le pregunté si le importara que pudiera seguir a fin de poder terminar como a mí me gusta y que es con penetración.

Me dijo que por supuesto, sólo que fuera con cuidado ya que tenía ciertas molestias en esa situación. Le di mi promesa de que así lo haría, y todo y que la relación duró bastante más de lo habitual, debido básicamente a que yo iba a un ritmo mucho más cuidadoso, mi corrida llegó…

Y llegó porque mirar a esta preciosidad mientras está debajo tuyo y mirar su hermosa cara, sus pechos que aún y en esa posición son lo suficientemente generosos para que se mantengan erguidos, y más abajo, con mi cuerpo separado del de ella, ver su barriga perfecta y la forma redondeada de su pubis mientras sus piernas permanecían abiertas y el amigo entraba y salía una y otra vez, y todo ello unido al morreo final, hizo que explotara en una corrida larga y placentera… Qué placer, dios!

Al acabar, ya ambos más tranquilos por la situación vivida y ante las disculpas de ella por lo sucedido, que como es obvio no tenía porque dármelas, ya que los “visitantes” nada tienen que ver con la implicación o no de la chica. Y todo y que ella en general estuvo un poco incómoda, debo achacarlo a la situación del momento, me pareció una chica con muchas ganas de agradar y de satisfacerme, aunque en la valoración del servicio no he tenido más remedio que valorarla a la baja, aunque tuviera justificación.

Así lo hablamos y me sugirió una próxima cita en la que pudiera ofrecerme lo mejor de ella en circunstancias normales.

Le dije que esta cita llegaría y así con besito en los labios nos despedimos con un “hasta la próxima”.

La casualidad es que de todas las chicas con las que me podía citar aquella tarde, cuya lista era abundante, tuve que citarme con aquella que en poco más de 90 minutos los “visitantes mensuales” harían acto de presencia.

De ahí la mención al señor Murphy, y que por supuesto y a pesar de ello la cita fue muy positiva, gracias a las buenas formas de Noa.