Póquer de experiencias con Paula Bonet

Total Fecha Media Usuario
4 05/2013
Manhattan
727 veces
VER COMPLETA 06/2013
Manhattan
699 veces
VER COMPLETA 06/2013
Manhattan
2.008 veces

ver todas las fotos de Paula Bonet
68

añade tu experiencia con Paula Bonet

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort8
Duración60 minutos
Precio150
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa
FrancésCon
GriegoNo

Póquer de experiencias con Paula Bonet - Parte 1
Quiero aclarar que hace muy poquito publiqué una experiencia con Arlet Mascó.

Por lo que pude observar esta experiencia generó bastante controversia ya que parece que mis adjetivos todos positivos hacia Arlet fueron interpretados por algunos de que allí había “gato encerrado”.

Ahora voy a publicar mi experiencia con Paula, es decir, mis experiencias con ella, ya que en poco más de 40 días he estado con esta belleza 5 veces. Una de ellas en un dúplex con la susodicha Arlet Mascó. De todas maneras sólo voy a explicar las 4 primeras que es dónde, creo, se puede definir de qué clase de chica estamos hablando.

Espero que esta vez mis comentarios no caigan en la duda y se interpreten en realidad tal y como un servidor los explica.
Experiencia 1
Paula Bonet, catalana de 19 años, más cerca de los 18 que de los 20, creo.
No encuentro calificativos para definir su descripción física que no sean de extraordinaria belleza.
Una figura (ya se puede apreciar en las fotos totalmente reales), de 170 cm de altura con tipazo extraordinario formado por unas piernas muy bien torneadas, proporcionales a su cuerpo que sustentan un culo que para mi es de los mejores del foro, sino el mejor, ni grande ni pequeño, justo en su medida perfecta seguido por una estrecha cintura y a continuación unos pechos pequeños con pezoncitos de colegiala, pequeños pero muy atractivos. Tiene un cuello largo para finalizar con una cara más bien redondeada, una preciosidad, con larga melena de cabello castaño oscuro sedoso y bien cuidado, ojos grandes y expresivos con un toque exótico, nariz perfecta y labios muy sensuales. Es difícil encontrar una belleza como ella.
De carácter, decir que tiene mucha clase, es educada, amable y diría que se trata de una persona muy clara y franca, lo que en este mundillo puede confundir. Creo que se mueve por feeling y si por cualquier caso el acompañante no le aporta estas sensaciones, no lo puede disimular.

Relato del encuentro:

De entrada diré que Paula es la chica que me hubiera gustado conocer de joven y que muy probablemente me habría enamorado de ella.

Tiene una voz encantadora, ya por teléfono me cautivó cuando la escuché por primera vez. Además tiene mucha clase, y parece muy culta lo que para mi la hace aún más atractiva.

Sin embargo, este primer encuentro no fue precisamente muy halagador, todo y que cuando salí de allí pensé que volvería a repetir.

Quedamos a las 20.30 h de aquel jueves 30 de mayo. Antes nos habíamos cruzado unos cuantos mensajes y un par de llamadas. Llego puntual al lugar de la cita inicial y de allí me indica la verdadera dirección.

Acudo al lugar y al poco de estar frente a la puerta ésta se abre y veo por primera vez a esta princesa.

Su cara, preciosa, es en aquel momento lo que más importaba ya que su cuerpo era el de las fotos.

Sin embargo su expresión hacia mí fue mas bien de sorpresa pero negativa.

Lo entiendo, todo el mundo dice que, por teléfono tengo una voz más bien jovial, e imagino que cuando Paula ve al entrar a un hombre que casi le triplica la edad, supongo que hay cierto desencanto….

Pienso en una chica de 19 años que parece recién iniciada en este mundillo y la supongo aún no muy corrida delante de cualquier tipo de cliente, y aunque lo esté, si ella espera a una persona más joven y esto no es así pues debe de cortarla.

A mi me ha pasado más de una vez cuando soy yo, quien al cruzar la puerta de la chica con la que me he citado sin conocerla, me encuentro que no es lo guapa que esperaba. También me corta.

Paula no obstante, salvo esa expresión inicial, no mostró ningún tipo de rechazo ni nada por el estilo, al contrario estuvo muy amable y simpática, de hecho siempre sonríe. Breve charla, le abono el servicio, me da una toalla y me acompaña al cuarto de baño.

De nuevo en la habitación para comenzar el juego. Ella se despoja de una especie de batín semi-transparente que le cubría sus hombros y le llegaba a la altura de sus muslos y se queda en sugerente ropa interior de color negro. Entoces ya no se dónde estoy…, sí, estoy en la gloria.

Pienso que solo por estar frente a esta preciosidad que luego acabaría en la cama con ella, la cita ya había valido la pena.

La abrazo con cariño acariciando estas sinuosas formas de su cuerpo y planto mis manos en su culo, que no paro de acariciar y tocar. Me vuelve loco. Intento besarla en la boca, ella me besa, pero intento meter mi lengua para jugar con la suya y me dice que hoy no, que el día anterior había estado en el dentista y no podía.

Aquello me cortó un montón puesto que no coincibo sexo sin morreos, aunque en más de una ocasión lo he hecho. Aparte, lo del dentista me sonó a excusa.

Pero en fin había que superarlo y ya en la cama seguimos jugando con nuestros cuerpos, el sujetador primero y un poco más tarde sus braguitas dejaron a esta criatura tal y como vino al mundo, con unos cuantos años más, claro, para deleite de mis sentidos que ahora estaban ya en su punto álgido.

Iba a comenzar con toda mi alma un cunilingus cuando, yo que soy un poquito “cotilla” y sabiendo que hacía poco se había dado de alta en el foro, le pregunté si había recibido visita de algún forero,a  lo que ella me dijo que sí y que precisamente esa misma tarde habían pasado 3 o 4 (ahora no recuerdo) y que el último hacía menos de media hora…

No sé porqué se me ocurrió preguntarlo, pero pensé, a mi no me importa con cuántos haya estado, mejor para ella es claro, pero uno piensa si hace poco más de media hora ya le han estado comiendo su chochito, y durante la tarde se lo han comido otras 2 o 3 veces y si ella se ha corrido en una, en dos o en todas…, le va a quedar algo para mi, por muy bien que se lo haga?

En fin, eso pensé pero me dije, ya estoy aquí y lo que yo quiero es probar ese manjar que ahora tengo frente a mi. Asi que empiezo a pasar mi lengua con mucha suavidad por su sexo, llegando a su clitoris e introduciendo mi lengua en su interior. Que sabor tan especial y que rico estaba.

Ella emitía pequeños gemidos, pero noto que no van a llegar mucho más lejos, supongo por lo de los 4 clientes anteriores… así que pienso que es mejor cambiar a fase 2.

Así dejo el cuni y nos quedamos los dos en la cama boca arriba y entonces ante su pasividad le dije, “Paula si quieres me puedes tocar”. Paula se sonrió, digamos sonrojada” y me pidió disculpas, (estaba pensando en otras cosas, es claro) y aquí sí se mostró como una chica con ganas de agradar.

Empezó besándonme en la boca con besos muy sensuales aunque sin lengua y con gran estilo su mano empezó a tocar a mi amigo que en aquel momento estaba un poco decaído.

Muy pronto me puso a tope por lo que le pedí si me hacía un francés, y ella me dijo que por la misma razón de los besos sin lengua haría lo mismo con el francés, es decir, si pero con. Que conste que a mi  no me importa que lo hagan con siempre y cuando lo hagan con ganas. Lo prefiero “sin” pero no pasa nada si es “con”.

Me puso la goma y aquí se mostró otra vez muy entregada haciéndome un francés exquisito, muy sensual y con muchas ganas.

Al poco le digo que se ponga a 4 y entonces es cuando disfruto del maravilloso paisaje que es ver a esta preciosdad mostrándome este trasero tan perfecto mientras mi pene se introduce una y otra vez dentro de ella. Aquí con esta posición pareció ella sentirse muy a gusto, pero entonces ya estaba yo muy salido y no quería correrme así, por lo que le pedí posición de misionero.

Aquí es cuando me sentí transportado al séptimo cielo ya que mientras entraba y salía de su vagina con sus piernas bien abiertas estuve disfrutando de la belleza de su cara mientras me corría como un bendito. Que gran momento…!!!

Después estuvimos hablando un buen rato con muy buen rollo y es lo que me llevó a decidir que
habría que intentar volver a estar con esta preciosidad que si bien no fue la cita de mi vida, había algo que se podía mejorar.

La conclusión es que Paula se inicia, es un poco pasiva, eso a mi me gusta, y quiere agradar y quiere que te sientas a gusto y cuando se implica lo hace con gran entusiasmo.

Lo mejor de ella, es que es muy sincera. Lo peor es que es muy sincera. Ella necesita un cierto periodo de aclimatación, es lo que pasó conmigo. En el tramo inicial todo y su buen hacer se la notaba un pelín distante, como que me quisiera conocer un poco más. Luego al final, sobretodo ya con la charla que tuvimos se la vió mucho más abierta.

Y así fue mi primera expe con Paula. Al llegar a casa le envié un mensaje agradeciéndole a pesar de sus “no besos” el buen rato que me había hecho pasar y que tenía ganas de volver a estar con ella, a lo que me respondió que también se había sentido a gusto con mi compañía y que la próxima vez, “haríamos más cositas…”.