Verónica Vip… qué barbaridad poder saborear tal exquisitez…

Total Fecha Media Usuario
4 07/2015
Manhattan
1.142 veces
VER COMPLETA 07/2015
Manhattan
995 veces
VER COMPLETA 09/2015
Manhattan
1.734 veces
VER COMPLETA 10/2015
Manhattan
900 veces

escort-50276
21

Añade tu experiencia con Verónica Vip

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort1
Duración70 minutos
Precio150
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Lo extraño es que después de quince días pululando por la red, esta impresionante señorita no haya sido ya homenajeada con alguna experiencia de los fervientes devoradores de novedades y que haya sido finalmente un servidor al que le haya correspondido tal honor.

La verdad es que desde que apareció su anuncio no he hecho más que seguir su trayectoria intentando encontrar un espacio en mi agenda para colarme en su alcoba y poder satisfacer las ansias que tenía por conocerla.

Además un buen colega con el que compartimos gustos similares me comentó que la había visitado hablándome muy bien de ella.

Así que finalmente hoy lunes, 13 de julio, tras un cambio en mi agenda, previsto con una de mis asiduas, me ha liberado de mis quehaceres para ese día y he aprovechado para probar suerte con esta damisela que ahora ya puedo afirmar, ha colmado todas las expectativas y mucho más de lo que me había imaginado. Un auténtico pibonazo con una dulzura que me ha hecho ver luces de colores. Lo cuento.

Valoración de la cara: Guapísima, dentro del rango latino. Larga melena algo ondulada de color castaño oscuro de pelo sedoso y bien cuidado. Ojos negros, alegres y centelleantes con mirada de niña traviesa pero dulce al mismo tiempo. Nariz pequeña algo ancha muy bonita y una boca con abundantes labios que besé con gran placer en unas morreadas con lengua de las mejores que recuerdo.

Valoración de cuerpo: Sólo hay que observar sus fotografías porque la nena es tal y cómo podemos apreciar en ellas. Figurón cercano a los 170 cm con pechos medianitos, de esos que caben en una mano, naturales, alzados y con pezones descarados que se estimulan al tacto fácilmente. Cintura de avispa, vientre liso y caderas y culo para “morir entre ellos. Sexo depilado, ojo cerrado y como remate unas espectaculares y proporcionadas piernas que ataviadas con medias negras hasta las mismísimas ingles la hacían apetitosa y golosa al mismo tiempo. Qué suerte poder gozar con semejante cuerpazo.

Valoración de carácter: Un encanto… buena gente, dulce, con un tono de voz que ya seduce solo con oírlo. Por supuesto implicadísima y sensual, simpática, alegre y amable. Con ganas de agradar y sobre todo preocupada de que te sientas bien a su lado. Me he sentido como pez en el agua.

Vestimenta: Qué educados tenemos que ser a veces los hombres para no pasarnos de la raya. Me ha recibido con el mismo atuendo que luce en algunas de sus fotos con el conjunto de lencería negra. Estaba para habérsela comido allí mismo, en la entrada. Guapísima!

Relato del encuentro:

No voy a extenderme demasiado en detalles porque quiero subir esta experiencia, ya mismo, y no tengo demasiado tiempo. Me esperan en otra parte.

Solo diré la suerte que he tenido por el acierto de haberme decidido a conocer a esta princesa que por supuesto volveré a deleitar una o más veces porque la nena lo vale y mucho.

Tal y como ya he avanzado me recibió vestida con un maravilloso conjunto de lencería negra con la que estaba para comérsela.

Iba tras ella por el pasillo hacia la habitación del fondo con mis ojos clavados en ese culo tan bien puesto que hizo que todo empezara a levantarse.

Protocolamos, me desvestí, me acompañó a la ducha y tras los golpecitos de rigor en la puerta volvimos de nuevo a la suite.

Allí me invitó que me tumbara sobre el tatami al tiempo que me ofrecía un masaje.

Antes de ello y aún de pié le dije que el masaje podía esperar y comenzamos con una serie de morreos que por un momento pensé que estaba con una novia. Qué manera tan dulce de besar y con qué delicadeza.

Me puso cardíaco. Obviamente aproveché la situación para cogerle este culo tan de metemano que tiene y le saqué la parte superior de la lencería haciendo que sus preciosos y juveniles pechos se soltaran para ser acariciados, comidos y cogidos con mis manos mientras detrás de ella mi amigo arremetía entre sus glúteos y nalgas en busca del calorcito de su sexo.

Al final nos tomamos un leve respiro, accedí al masaje (por cierto buenísimo) y hablamos un buen rato hasta que era hora de seguir con lo que habíamos iniciado y a partir de ahí y hasta el final, sexo del bueno al más alto nivel con la habitual comidita de conejito que como no podía ser otra, acabó como la mayoría de las veces… es decir con final feliz .

Después ella tocó para mí la Marseillaise de manera magistral al que acompañamos con un 69 de aúpa con lengüetazos, los míos, en sus agujeros.

Una sentada de su sexo en mi boca para excitación de ambos y tras el enfundado del amigo, loco por la música… el folleteo.

Perfecto, sincronizado y excitante a más no poder. A punto estuve de saltar por los aires con el cowgirl y también con el A4.

Seguimos con un nuevo cunillingus y tras él, adentro con el amigo para acabar en mi posición preferida, la de misionero. Acabé como un bendito y de haber aguantado un poco más, posiblemente nos hubiéramos “ido” los dos pero tal y como me comentó, la sesión la había dejado más que satisfecha y ella ya tuvo su ración de placer extremo con el cuni.

Así que felices ambos y relajados consumimos el poco tiempo que restaba y algunos minutos más, unos diez, creo, y hablamos de la familia y de esas cosas triviales que ahora no vienen a cuento y que por eso doy por concluida esa experiencia no sin antes agradecer a quién corresponda que pueda gozar de estos maravillosos momentos de lujuria y placer en compañía de tan espectaculares señoritas… y acabar con mi frasecita de costumbre…

Qué suerte la mía!