Verónica… “madre del amor hermoso…” qué gran hallazgo!!!

Total Fecha Media Usuario
1 09/2014
Manhattan
1.395 veces

escort-50276
19

Añade tu experiencia con Verónica

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Local Agencia o Club9
Duración60 minutos
Precio150
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Nacionalidad: De procedencia búlgara pero lleva muchos años en la península y hace poco que está en Bcn.

Edad: Anuncia 20. Es posible tenga uno o dos más, pero por supuesto no importa en absoluto.

Valoración de la cara: Guapa y conforme pasaba el tiempo más guapa la encontraba. Larga melena negra de pelo sedoso y bien cuidado. De rasgos redondeados con expresión de niña traviesa pero dulce al mismo tiempo. Ojos oscuros muy vivos y alegres, nariz pequeña y boca con sensuales labios que besé con gran placer.

Valoración de cuerpo: Figura perfecta entre teen y algo más, elegante y seductora sobre 165 cm con formas de mujer total. Piel finísima y muy suave al tacto. Pechos preciosos, de los más bonitos que he visto, no muy grandes pero para nada pequeños. Creo que en su justa medida y en perfecta sintonía con el resto de su cuerpo. Cintura de avispa, vientre plano sin un ápice de grasa y caderas y culo para babear sin parar… no os cuento lo que sentí al poder saborearla. Y para acabar, por si todo lo dicho fuera poco, unas piernas esbeltas y bien formadas que la convierten en una figura para enmarcar, o mejor, para saborear.

Valoración de carácter: Dulce y sensual, implicada, simpática, alegre y amable. Con ganas de agradar y sobre todo preocupada de que te sientas bien a su lado. Me he sentido muy a gusto a su lado.

Vestimenta: Vestido corto de color negro ajustado a su precioso cuerpo. Debajo mini braguitas de encaje de color rosa y nada más ya que sus pechos flotan en el aire. Zapatos de tacón con los que sus piernas aún lucían más.

Relato del encuentro:

Hacía no más de tres días que había visto el anuncio de Verónica en la site de “Models&Girls” pero sólo había una fotografía en el mismo. Lo que vi, me gustó, pero necesitaba algo más para decidirme y ese día, lunes 8 volví a entrar y entonces ya habían añadido el resto de fotos y éstas me impresionaron lo suficiente como para llamar y pedir información sobre ella… horarios, si besaba con lengua y poco más…

Organicé mi agenda para ese día y tras una nueva llamada a la agencia, que por cierto lo gestionaron todo con gran celeridad y profesionalidad, concretamos la hora de la cita para esa misma tarde.

Llegué puntual, llamé y me abrió la puerta la que en la próxima hora iba a ser mi compañera íntima y que para mi satisfacción resultó ser un pibón excepcional.

Ya la he descrito anteriormente, guapa y cada vez más, y con un cuerpo de escándalo con el que iba a fundirme muy pronto.

Breve charla…, siempre es lo que más cuesta en toda relación de inicio. Pero muy pronto pude comprobar que el feeling estaba asegurado. Eso lo notas cuando la chica que acabas de conocer ya te “pone” y ni siquiera has cruzado un simple roce, aunque éstos se prodigaron muy pronto ya que al comenzar a acomodar la ropa para pasar a la ducha, ya nos dimos un primer achuchón y a mí ya me empezó a subir todo.

Y cuando ella me invitó a que la ayudara a quitarse el vestido, del que primero desarmamos la parte de arriba donde florecieron esos pechos jóvenes y alzados, el amigo ya apretaba con fuerza dentro de los pantalones.

Le levanté la falda del vestido quedando mis manos en su divino culo, y entonces ya me entraron las prisas. Nos besamos con unos piquitos al principio pero que después de que ambos pasáramos por la ducha éstos se convirtieron en unos sensuales morreos con lengua que ya hizo que me pusiera a punto para lo que viniera.

No tardamos nada en juntar nuestros cuerpos besándonos por todas partes, tanto ella como yo. Nos metimos en la cama y de aquí pasé al traje de saliva, al cunillingus exquisito y sabroso y por suerte para mí, conseguir a las primeras de cambio que su orgasmo llegara en un tiempo más corto del que había imaginado después de excitantes jadeos y de que mi cara quedara aprisionada entre sus inquietos y tensos muslos al sentir ella la excitación del momento.

Me dijo que la había dejado muy relajada y que se sentía muy a gusto con ello. Yo le dije que me fascinaba hacerlo y si con ello la llevaba a ese placer mi satisfacción y excitación era doble.

No tardamos nada en seguir con la fiesta, se puso sobre mí y empezó con su peculiar festival de besos por mi cuerpo que la llevaron a la búsqueda del amigo presente y preparado y que primero lamió, acarició y al final engulló con gran maestría en un francés de esos que te tumban de espalda…

No sé ni le pregunté si llegaba hasta el final, pero si lo hace quizás habría que probarlo, pero otro día. Sigo siendo tirador de un solo tiro, y por muy buen francés que haya prefiero acabar dentro de ella follando. Así que después de esta felación que aún siguió en 69 para volver a deleitarme de su sexo, y en este caso pasear mi lengua profundamente en su cerito, pasamos al final al enfundado y a las tres poses típicas que suelo repetir en cada una de las relaciones.

Reconozco que soy muy repetitivo, pero si me gusta así, para qué voy a cambiar?

Seguimos con un cow muy excitante y un a4 increíble, porque el culo y la espalda de Verónica parecen hechos para que se lo hagan en esta pose. Su espalda y culo, forman uno de los mejores “paisajes” que he tenido el placer de disfrutar. A punto estuve de seguir así hasta el final y más al percatarme que ella estaba cerca de su segundo, pero era la primera vez, y si es así no puedo resistir el no hacerlo en posición misionero.

Y así lo hicimos y después de pasar a la pose me introduje de nuevo y comencé con mi ritual de sentir al amigo en su interior y de mirarla directamente o a través del espejo del cabezal y disfrutar de esos momentos que para mí son gloria bendita.

De esta manera, mirando ese divino cuerpo con sus piernas separadas lo suficiente para meter el torso entre ellas y al amigo dentro, sintiendo el roce de su vagina prieta y mojadita es cuando disfruto al máximo, notando que ya viene… entonces me voy hacia sus labios para besarla, meter la lengua en busca de la suya y de esta manera soltar toda la energía en una corrida espectacular que me pone los pelos de punta por todo el cuerpo…

Era la hora del relax y sobre la cama con muchos mimos por su parte charlamos un rato, ya he dicho que es una chica encantadora y muy cariñosa. Me comentó que llevaba en eso desde hacía un par de años, que hacía poco que estaba en Barcelona y que hacía menos de una semana que se había incorporado al book de la agencia. De hecho yo he sido su primer cliente en esta agencia. Parece que ambos estuvimos muy bien… yo, por supuesto… y ella me dijo que se había sentido muy a gusto conmigo…

Qué maravilla y qué placer. Qué buen rollo y qué suerte haber congeniado así con esa niña/mujer que está como un turroncito salido del horno, y que tuve la gran suerte de ver su anuncio, de conocerla y después de lo experimentado, saber que no será la última vez que nos veamos…

Qué suerte la mía…