Wella Morgan. Piboncito madrileño… en nuestra casa

Total Fecha Media Usuario
2 02/2014
Manhattan
848 veces
VER COMPLETA 02/2014
leif eriksson
1.072 veces

ver todas las fotos de Wella Morgan
69

añade tu experiencia con Wella Morgan

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración60 minutos
Precio200
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Valoración de cara: Preciosa de cara. Ojos vivaces, naricita pequeña y respingona, labios y boca para besar sin parar. Melena castaño oscuro de cabello sedoso y bien cuidado y la forma de su cara redondeada con las facciones muy marcadas… sin palabras.. Su belleza me cautivó al instante.

Valoración de cuerpo: Del cuerpo, qué voy a decir que no “digan” las fotos totalmente reales de esta preciosidad. Altura media con algo más de 160 cm de sinuosas curvas. Piel más bien blanquita y bien cuidada que la hacen muy atractiva y excitante. Pechos naturales y bien formados de tamaño medio y pezones pequeñitos muy rosaditos. Estrecha cintura y unas caderas y un culo de “mordisco” soportados por unas piernas perfectas que la convierten en una belleza para empezar y no acabar…

Valoración de carácter: Es que además la chica es todo un portento en simpatía y saber estar. En todo momento me he sentido halagado por su amabilidad y ganas de que estés a gusto con ella. Es educada y muy culta. Habladora y de fácil conversación y sobretodo muy risueña. Te sientes muy a gusto a su lado. Y lo más importante, implicada a más no poder.

Vestimenta: Vestido de fiesta de color negro ceñido totalmente a su cuerpo. Marcando su preciosa figura.

EXPERIENCIA
Relato del encuentro:

Wella Morgan apareció en escena recién llegada de Madrid, hace poco más de 2 semanas en ForosX con la “intención” de estar unos días en Barcelona. Supongo que el mar, la ciudad y los foreros habrán cambiado su primer plan y ahora, según ella me ha comentado se siente muy a gusto en la ciudad y con sus ciudadanos.
Por lo que parece, por suerte, que su estancia entre nosotros será más larga de la prevista al principio.

Cuando la vi anunciada ya la apunté en mi agenda como una de las nenas a quién visitar. Los días pasaban y mis otras “salidas” no me dejaban el tiempo para llamarla.

Hoy, como casi cada día hice mi visita de rigor a los foros que suelo consultar, que sea dicho de paso, cada día es “peor” porque cada día aparecen nuevas bellezas a quien visitar y estamos padeciendo un verdadero overbooking de preciosidades a la que nos faltan, no ya tan solo “cartera” sino simplemente tiempo.

En fin y a lo que iba, hoy al entrar en uno de los foros he visto que nos invitaba a que viéramos un vídeo http://www.youtube.com/watch?feature...&v=NJf0LGMHo4c de ella en Youtube muy gracioso y acertado, y tanto es así que he decidido no demorar más mi cita con ella y después de unos cuantos MP’s nos hemos citado para esta misma tarde.

He llegado puntual al apartamento, por mí ya conocido ya que en el mismo comparte con otras dos ilustres que tengo el placer de haber conocido anteriormente, Angelina Casas y María Ortiz. No obstante me ha comentado que Angelina no está por el momento disponible.

Nos hemos saludado con un beso de bienvenida directamente en los labios y con la mejor de sus sonrisas. Wella es muy risueña y muy alegre. Me recibió vestida con vestido de fiesta negro completamente ajustado a su preciosa figura con lo que mi amigo ya ha empezó a ponerse contento al ver lo que le esperaba.

Hemos pasado al salón y allí sentados hemos mantenido un primer contacto hablando de sus primeros días en la ciudad y hemos acabado con unos dulces morreos como si de dos novios se tratara.

Nos hemos levantado y nos hemos dirigido a la habitación y allí mientras ella me miraba me he desvestido mientras yo también la miraba a ella, y el amigo, que ya estaba apretando hacía un ratito, un poco molesto por la fuerza que imprimía en mis pantalones, me estaba invitando a que espabilara en sacármelos y evitar así su agonía.

Una vez liberado hemos pasado al cuarto de baño y allí me he apresurado en refrescarme con la ducha para enfriar un poco el ambiente y poder alargar más la inmediata relación.

Seco y envuelto en mi toalla hemos pasado de nuevo a la habitación y allí con total desenfeno por mi parte he empezado a “comerme” literalmente al bombón que tenía frente a mí.

Después de largos y sensuales morreos se ha quitado el vestido y yo he seguido, desabrochándole los sujetadores quedándose así sólo con sus braguitas negras que en contraste con su blanca piel la hacían muy apetitosa.

Le he pedido que se relajara y que esperara a que me entretuviera con ella un buen rato. Ella ha captado cuál era mi intención y tumbada boca arriba se ha puesto a mi disposición.

Le he quitado las braguitas y con todo el esplendor de su figura totalmente desnuda sobre la cama he comenzado ese ritual que para mí se ha convertido en litúrgia y mis besos y mi lengua han empezado a recorrer todo su cuerpo de arriba hasta abajo y de un lado al otro.

Al final mi cabeza se acomodó entre sus piernas, que ella poco a poco había ido separando y alí empecé a deleitarme con su tesoro.

Su néctar empezó a fluir muy rápidamente y mi lengua lo recogía transmitiendo a mi paladar su excitante sabor. Qué cosa tan maravillosa.

Yo seguía con mi lengua en su sexo moviéndola por todas partes aunque muy centrada en su clítoris. Aquí he de reconocer que me tuvo un buen rato despistado porque Wella no emite el más mínimo jadeo y por tanto no sabía si la cosa funcionaba o iba a funcionar.

No obstante con sus manos acariciaba mi cabeza removiendo mi pelo y por ahí noté cómo iba cambiando su presión según le hacía. Así en un momento noté un tacto diferente de sus manos sobre mi cabeza y entendí que la cosa se estaba acercando.

Mis manos merodeaban su sexo mientras mi lengua seguía su “trabajo” y poco a poco fui introduciendo uno de mis dedos en su interior lo que provocó, ahora sí, unos suspiros fuertes que ella empezó a soltar y la contorsión de su cuerpo cada vez más exagerada hasta llegar al esperado orgasmo.

Me encantan estos momentos… ya que para mí es el premio al “trabajo” bien hecho.

Como era de suponer ella dijo, “ahora me toca a mí…” y como un gatito ronroneando se puso sobre mí en cluquillas y empezó a besuquearme por todo el cuerpo hasta llegar al amigo que ya estaba medio loco y con él en la mano se lo introdujo en su boca para deleitarme con un francés de los que notas que vas a durar muy poco.

Así estuvo “martirizándome” un buen rato hasta que le dije que, muy bien, pero que era hora de parar ya que no quería “irme” aún.

Sacó la goma, me la puso y así en cowgirl, pasé otro rato “indecente” de placer al que respondí por la misma razón de antes con un cambio de posición a A4. Preciosa figura la de Wella en esta pose.

Ya hubiera acabado allí, pero al menos la primera vez, si no me he “ido” antes, me gusta acabar en misionero.

Así se lo dije y así acabamos, ella debajo de mí, y yo, con el “nene” tieso y duro, metido en su interior calentito, estrecho y lubricado, morreándome y moviéndome con gran placer hasta que solté toda mi pasión dentro de ella.

Luces y estrellas, eso es lo que uno ve cuando eso llega. Y eso es lo que vi. Qué gran placer!

Después, nuevos besos, nuevos arrumacos de gatita y los dos sobre la cama con un servidor suspirando de gozo por el placer vivido y tras una charla divertida como si de amigos de toda la vida se tratara, llenamos el tiempo que aún quedaba para volver a vestirnos.

Ella me acompañó hasta la puerta y allí tras un nuevo y largo morreo nos despedimos con un hasta pronto que espero que así sea.