Alexandra, bien pero le falta un punto de caña (para mi gusto).

Total Fecha Media Usuario
2 11/2011
TenienteCorrupto
915 veces
VER COMPLETA 07/2010
Torosentado
612 veces

escort-webmaster
16

Añade tu experiencia con Alexandra

Ver comentarios del foro

Barcelona

Apartamento de la escort8
Duración60 minutos
Precio150
PechoNatural
FumadoraNo
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo

Las fotos me ponían, y el consejo del Torosentado me acabó de decidir, así que la llamo por la mañana y quedamos para la tarde. Me  dice que la llame un rato antes para confirmar y le digo que si. A la hora de hacerlo estoy liado y se me pasa, la llamo cinco minutos antes de la hora de la cita pidiendo perdón y quedamos para media hora más tarde.

Al subir al piso resulta que ella acaba de llegar también y va vestida de calle aún, unos tejanos y camisa que le quedan muy bien, dejando entrever un escote delicioso. La chica no es muy alta pero es muy curvilinea, como a mí me gustan. Las fotos son de ella sin duda, sin retoques evidentes. Mientras me ducho ella aprovecha para cambiarse y cuando salgo lleva un conjunto de lenceria negro muy excitante.

Nos acercamos y nos besamos, me quita la toalla y juguetea con mis partes bajas, consiguiendo que ganen altura. Yo la recorro con las manos y me entretengo en sus tetas, naturales y firmes. Al poco estamos los dos desnudos, la tumbo y me dedico a su coñito, está humedo y sabroso, parece que le gusta, me coge la cabeza y me dirige. Al rato cambiamos y me come ella, bastante bien, acompañado de cubana. Hasta aquí bastante bien todo, cuando me enfunda y empezamos el trajineo la cosa flojea más, no acabamos de acoplarnos como sería deseable, se deja llevar y yo prefiero chicas más aguerridas. Tampoco tengo yo mi mejor día, la cosa (la mía concretamente) pierde tono, al final me tumbo y la dejo que vuelva a la carga con el francés, aunque se me ha cortado el rollo y cuesta volver a izar la bandera. Al rato le pido que se tumbe, me subo encima y pongo el rabo entre sus tetas, una gozada, lo envuelven completamente y empiezo a moverme, finalmente acabo corriéndome. Charlamos un rato, me ofrece un masaje, agradable después del folleteo. Un poco más de charla, me visto y para casa.

Todo fue bien excepto el acoplamiento en si mismo, y como es parte fundamental del tema, pues valoro la experiencia con un 6. Tal vez otro día la cosa funcionaría mejor, estando yo más inspirado y ella más guerrera, pero no creo que vuelva para averiguarlo.