Clara Lluna o el árbol de las delicias

Total Fecha Media Usuario
2 04/2012
Cal I Gula
2.151 veces
VER COMPLETA 04/2012
eolo
1.972 veces

escort-42495
21

Añade tu experiencia con Clara Lluna

Ver comentarios del foro

Barcelona

Apartamento por horas10
Duración80 minutos
Precio300
PechoTuneado
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
GriegoNo lo sé

Cuando uno entra en un bosque nunca sabe que árboles se va a encontrar. Después de varios días de camino uno decide apoyarse en un árbol, tomar asiento y descansar. En mi caso después de un arduo camino me encontré con Clara Lluna o, como la voy a llamar a partir de ahora, "el árbol de las delicias", esto es lo que ocurrió:

......

Dicen que la primera impresión es la que cuenta, y cuando hable por primera vez con Clara Lluna la impresión fue muy buena. Por la voz intuía una mujer dulce, cariñosa y alegre; y no me equivoqué.
Quedamos por la tarde en uno de esos apartamentos por horas, yo llegué un poco antes, subí y me acomodé en la habitación mientras la esperaba. Como toda dama que se precie llegó entre cinco y diez minutos tarde, realmente fue culpa del tráfico, pero mientras esperaba pensé que esos cinco o diez minutos de espera son sabrosos de disfrutar, pues empiezas a imaginar que posibilidades te da la habitación.
Y así pensando la espera se hizo bien corta y oigo que llaman a la habitación, abro la puerta y aparece ella. Enfundada en un vestido negro, ajustado, como hecho a la medida de su cuerpo, como cortado para ajustarse a cada una de las curvas que la naturaleza ha tenido a bien concederle a tal preciosidad. A parte una medias negras a juego, zapatos de tacón, tacones infinitos y de cara, una dulzura, unos ojazos y unos labios carnosos, os podéis imaginar la estampa, por un momento me detuve a mirarla y pensé "vaya monumento de mujer".

Nos saludamos, nos sentamos en la cama y entablamos una conversación, y en un momento dado me dice "¿que tal si llenamos el jacuzzi?" cosa que me pareció perfecta, y mientras el jacuzzi se iba llenando, y como al unísono, nuestros cuerpos fueron llenándose de placer.
Delicadamente nos fuimos desnudando y cada pieza que se quitaba sus formas eran más y más bellas. Su cuerpo es sencillamente increíble, pero un cuerpo es solo un cuerpo, y ella no solo es eso. Sus palabras son dulces, delicadas... sus movimientos suaves al principio, más salvajes luego. No podía evitar recorrer con mis labios todo su cuerpo y entonces nuestros labios se juntaron. 
En ese momento empezó una amalgama de besos, largos, cortos, húmedos, secos,... nuestros labios parecían haber encontrado su media naranja y no paramos ni un instante de comernos, literalmente, los labios el uno al otro.
En este punto el jacuzzi había llegado a la mitad, y nosotros seguíamos besándonos. Nuestros cuerpos yacían ya desnudos, bueno ella se había dejado las medias puestas y tampoco se las quería quitar me gustaba verla así. Entonces con los labios húmedos bajo suavemente por mi cuerpo y me dedicó un francés sublime, simplemente genial, no lo puedo explicar, hay que vivirlo.

Entonces me dí cuenta que la bañera ya estaba llena, y parecía que tanto la bañera como yo íbamos a explotar al mismo tiempo... pero quería dedicarle más atenciones a tal bella dama. Paramos el agua y empecé a lamerle todo el cuerpo, y que cuerpo, que pechos, que piernas,... que culo! Su culo es mención a parte, para mí es simplemente perfecto, redondo, duro pero suave al tacto.. me enloqueció. Y llegué a su tesoro, dulce y suave y con el color de las fresas. En ese punto de excitación me estiró, me enfundó y se sentó encima... después de unos instantes, le dije que se pusiera a cuatro patas y enloquecí con la visión de su culo, mi sexo y el suyo luchando en una lucha de placer y mis manos agarradas a esas dos nalgas perfectas. Quería explotar dentro de ella, pero también quería volver a saborear su francés. Me estiró y me dijo "déjame a mi".
Me comió de tal forma que exploté en su boca, no puedo poner palabras porque no las encuentro.

Nos fuimos al jacuzzi, y estuvimos unos instante charlando, y tomando un agradable baño. La abracé y daba gusto tenerla en brazos, tan dulce y tan salvaje al mismo tiempo. Salimos del jacuzzi y le dije que quería saborear su cuerpo cada recoveco, cada trocito... y entonces me dediqué a darle placer. "No hay placer recibido que no haya sido dado, y el mayor de placer de todos es el provocado"... o es lo que yo pienso y siento.
Me comí todo su cuerpo, con dulzura y pasión, oyendo sus gemidos y notando cuando su cuerpo se estremecía de placer... y entonces la perdí. 

Perdí la noción del tiempo, saboreando su cuerpo vi el reloj, o me miro él, y solo quedaban 10 minutos de la habitación y ya había acabado el tiempo pactado entre los dos. Se lo dije, ella me estiró y me pregunto si podría comerme otra vez, y vaya si pudo. Me hizo otro francés sublime, con esos labios, con esas manos, con esa lengua,... volví a explotar, y por un momento sentí la "petit mort".

Nos duchamos, nos vestimos, charlamos, nos dimos varios besos más, nuestros labios no dejaron de buscarse durante todo el tiempo.
Lo dicho... no solo es un cuerpo, es mucho más, es conversación, elegancia, dulzura, pasión, amabilidad, timidez, desenfreno,...

Finalmente nos despedimos.

......

Me alejé lentamente del árbol de las delicias y mientras caminaba por el bosque iba recordando cada momento, maldito tiempo, pasó todo tan rápido o fue todo tan intenso, fue un sueño o fue real... no importa ya nunca lo podré olvidar.