Cristina, ruskaya con las cartas marcadas!

Total Fecha Media Usuario
1 01/2012
OneManBand
1.531 veces

escort-webmaster
19

Añade tu experiencia con Cristina

Ver comentarios del foro

Barcelona

Apartamento por horas9
Duración87 minutos
Precio150
PechoTuneado
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
GriegoNo

 

Cristina es mi rusita preferida desde sus inicios en Av. Madrid, la calle que en dos pedaladas cortas te lleva a París pasando por Berlín. Avenida del deseo lleno de ilusiones y Boulevard de  ilusiones pagadas con dinero. 

 

Ella me conoce bien y sabe de mis gustos por el Malt Whisky  Ten- Years  Old y las eslavas 26-Years Young. Por eso, aunque acaba de rebasar la treintena, pone en sus anuncios que acaba de cumplir los 26. Para mortificarme.

 

Ella habla perfectamente tres idiomas: ruso, español y el idioma del amor. Por eso, cuando nos vemos en la penumbra de su habitación(komnata en ruso), siempre jugamos a entendernos por gestos y suspiros en una perversión de aconteceres ciertos y sucedáneos inciertos.

 

Estos días hemos tenido un encuentro para celebrar el año nuevo chino y cuando yo saqué la botellita de Freixenet Reserva Real, ella se quitó la bufanda  y dejó caer su mini de leopardo que sabe que me pone como al tigre Andros. Después , de forma misteriosa, extrajo del Hermés que le regaló su mejor amante para Mamá Nöel, una baraja de naipes.

 

Mientras se resfriega contra mi entrepierna, me dice sugerente: “vamos a dejar que el destino guíe  nuestro pasos de amor y vicio” Y sin barajar ni nada, saca el 2 de oros

 

Se quita la blusita y quedan al descubierto sus dos pechitos tuneados en Planas&Bros que sabe me salvan de mi locura y me vuelven lerdo. Qué gozada de besos y caricias por su parte superior, mientras mi parte inferior se peleaba con los Calvin King para imponer su bravura.

 

Echo yo mano a ciegas, embelesado en el azul de sus ojos y la turgencia de sus oros y la siguiente carta 1 de bastos.

 

Premonitorio. Los Calvin King a tierra de dos bamboleos y con el pie de acariciar a las gachisses entre las piernas cuando estamos en la bañera,  los lanzo al aire, dan dos tirabuzones y medio y se quedan colgaditos como a mí me gusta, en la lamparita de la pared. A Sombro So.

 

Después de admirar ella y besar la turgencia de mi emoción desmedida, tira de nueva carta y 2 de copas 

 

Suspendemos las artes amatorias preliminares porque Cris es ya una mujer curtida en mil camas y no necesita mantener un ritmo fijo. Ella lo puede suspender y retomar con facilidad, y nos servimos para brindar por lo feos y los que no tienen con quién brindar las dos copitas que nos manda el destino, entre besos y arrumacos,  5 de oros

 

 

Ésta es la carta del deber que me obliga a echar mano de la cartera y sacar los tres billetes que sellan cada tarde de celebración nuestros amores a escondidas y nuestras perversiones comedidas.  

 

7 de espadas

 

La siguiente carta que descubro yo, nada más terminar de descubrir las sábanas de terciopelo de la cama (krovat  en ruski), la obliga a ella a mover ficha(con f) y apartar mi ficha(con p) para anunciarme que no tiene más encuentros en la tarde y aunque el reloj de nuestra lujuria marca las cinco y media tocadas podemos alargar el encuentro hasta la siete y podremos transgredir sin miedo  los planes de amor sostenido que teníamos planeados.     

 

10 de copas

 

Después del primer asalto y un par de cigarrillos que no nos fumamos para no dañara nuestro paladar fresquito, ella, servicial, rellena las copas con el cava de mil burbujas y me lo acerca para que brindemos de nuevo por nuestros amores a escondidas que no creen en el amor y sólo adoran la perversión de las medias pasiones.     

 

11 de bastos

 

El caballo de bastos nos indica el trote desbocado que en el siguiente trance,nos va a conducir por el mejor de los caminos a la gloria extasiada que, sólo los buenos jinetes del Eclesiastés,  saben cabalgar sobre jacas de crines doradas y tangas perlados.      

 

12 de copas

 

Y el Rey de Copas final, me anuncia mi reposado final sobre los cojines de plumas, mientras Cris recompone su figura, su maquillaje y su atuendo, para volver de nuevo al Harén de las Odaliscas eslavas donde ella mora. Allí esperará paciente que otro día la rescate algún desvergonzado truhán  y la baraja mágica que ella manipula con sabiduría empiece el desfile con el Rey de Oros. 

 

12 de oros

 

Cris la rusita de las cartas marcadas y las marcas soñadas!