Daniel, curvas y simpatia.

Total Fecha Media Usuario
1 05/2011
TenienteCorrupto
560 veces

escort-webmaster
17

Añade tu experiencia con Daniela

Ver comentarios del foro

Barcelona

Apartamento de la escort8
Duración60 minutos
Precio150
PechoNo lo sé
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo

Se habló de esta chica a principios de mes, y como tenía ganas de probar algo nuevo y las fotos me gustaban, decidí lanzarme. Al hablar con ella por teléfono resultó ser muy simpática, cosa que siempre ayuda a decidirse cuando se exploran nuevos territorios. Me explicó lo que ofrecía y lo que no (dejó muy claro que griego no), me pareció bien y quedamos.

A la hora en cuestión me planto en la dirección indicada, llamadita de rigor y para adentro. Me encuentro una chica con una sonrisa de oreja a oreja, enfundada en un vestido-malla negro muy llamativo (es el que se ve en la última foto de la web), con unos pechos de impresión y unos pezones asomando a través de la poca tela que decían "cómenos". Decir que es la chica de las fotos, aunque algo menos estilizada, curvas por todos lados, una gozada.

Charlamos un rato y se confirma que es muy simpática, no es la típica que no se calla y te ralla, hay conversación a dos bandas. Me enseña la ducha y me aseo convenientemente mientras ella me espera. Mientras estoy en remojo no me quito la imagen de esos pezones "asomadores", así que al salir me voy casi directo a por ellos, un placer acariciarlos con la lengua y ver como crecen, para poder rodearlos con los labios y darles algún mordisquito suave. Por fin la chica consigue desengancharme, se sienta en la cama y me quita la toalla, procediendo a darme un tratamiento similar al recibido por sus pezones, aunque yo ya estoy crecido desde hace rato. El francés es delicioso y tengo que pararla, no es cuestión de acabar tan pronto.

Le quito el vestido y el tanga, aprovechando para lamer por todos lados, hasta que me dedico a su zona más sensible. Al rato pasamos a mayores, me enfunda y se sube encima, empezando una cabalgada suave, una gozada sentirla subir y bajar mientras toco sus tetas, cuando aumenta el ritmo casi se me salen los ojos viéndolas botar a lo bestia. Después se tumba y se repite la visión celestial, pechos en movimiento al ritmo de mi penetración. Vamos cambiando, probando posturas distintas, a destacar tenerla a cuatro patas, un culo precioso y el agarre de tetas desde atras me lleva al borde de la corrida, pero hago un esfuerzo y agunto, tengo otra cosa en mente. Para acabar le pido que se tumbe, pongo mi rabo entre sus tetas y el resto os lo podéis imaginar.

Después de un rato de estado semi-comatoso, la chica da mucha caña, consigo levantarme y me doy una ducha. En esta rato la chica se queda conmigo todo el rato, charlando, sin agobiar, me comenta que se va a marchar (ahora está en Madrid), pero que volverá. A ver si es verdad, es casi seguro que le haré una visita.