Noche de placer con una diosa griega: Jennifer

Total Fecha Media Usuario
1 06/2011
KKK
733 veces

escort-9220
18

Añade tu experiencia con Jennifer

Ver comentarios del foro

por KKK
Barcelona

Dirección Cliente
Duración950 minutos
Precio1550
PechoNo lo sé
FumadoraNo
BesosBesa con lengua
FrancésCon
GriegoNo lo sé

Llevaba tiempo preparando este encuentro de una noche. La última vez fue con la ardiente Vanessa, hace un año y medio.

Llegó el día esperado, ayer... a las 8. Sonó el timbre de mi apartamento y apareció ella, con un vestidito verde, con su cara sonriente, morena, de aspecto insultantemente mediterráneo: ojos grandes y negros, piel trigueña, labios gruesos y sensuales. Una belleza griega, ateniense para más señas.

Dejó su pequeña maleta y se puso los zapatos sin tacón. 

Le enseñé la casa y mi pequeño apartamento, con una amplia terraza donde nadie nos puede ver. De hecho, nos pudimos besar y abrazar en pelota picada a plena luz del sol. Qué placer!

Después de compartir algunas impresiones y de sentarnos en la terraza a tomar una coca-cola, se desvistió y me besó apasionadamente. Me sacó mi camiseta y mis calzoncillos boxer. Mi pene estaba ya completamente erecto. Nos duchamos mutuamente y después preparamos la cena. Eran unas costillitas de cordero a la brasa, y unas rebanadas de pan con tomate, que tomamos tranquilamente en la terraza.

Posteriormente, miramos unos videoclips eróticos en la televisión a través de un pen (tengo una amplia colección en mi disco duro), concretamente bajados de la web de pago Errotica. Me confesó que a ella le gusta verlos, y que le gusta ver las chicas desnudas viendo como se autoxcitan. Los mirábamos sentados en un sofá, los dos desnudos y masturbándonos mutuamente. Ella de tanto en tanto gemía.... (sí, ya sé que estás pensando, Ruize).

Después nos fuimos a la cama, que es bastante estrecha (poco más de un metro) y empezamos a retozar pasando ya de los vidoclips que seguían en la pequeña pantalla, hasta que acabó la serie del pen drive.

Y, apasionadamente, me cabalgó.... Tengo que decir que su piel es asombrosamente sensual, sus pechos son naturales, grandes y blandos...  con unos pezones deliciosos. Un cuerpo de diosa griega...

No me corrí, ya que querìa prolongar el rato de placer, así que se tumbó y la repasé de arriba abajo. Le obsequié con un prolongado cunilingus. Después, boca abajo, le comí su espalda y culito e hice mi especialidad, que tanto les gusta a las escorts: me corrí entre sus nalgas.

Ya de noche, al menos para mí, fue tarea imposible conciliar el sueño. Tenía a mi lado ese cuerpazo, pero ella prefería dormir. De tanto en tanto la acariciaba....

Bueno, ya al salir el sol, hacia las 7 o las 8 se dejó acariciar más, y empecé a manosear sus pechos, a acariciarla, a pasear mis dedos pos su cuerpo....

Y repetí otra fenomenal corrida entre sus nalgas.

Posteriormente, me levanté a preparar el desayuno: café con leche, bracito de gitano y rebanadas con embutido. 

Y a las 12 del mediodía, después de pasar el tiempo viendo videoclips de mi hilo de videos sexy de cantantes buenorras (repito que a ella también les gustan las chicas) y otras cosas.... se despidió. El taxi la esperaba fuera.