Megan, una valquiria en el palacio dorado del MC´S Valhalla .

Total Fecha Media Usuario
1 11/2012
McQueen
1.347 veces

escort-10107
20

Añade tu experiencia con Megan

Ver comentarios del foro

por McQueen
Barcelona

Local Agencia o Club8
Duración70 minutos
Precio400
PechoNatural
FumadoraNo
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Recordando los placeres que he tenido anteriormente, los renuevo, gozo de ellos una segunda vez, mientras que me río de los problemas ahora pasados, de los cuales no siento nada más.
Giacomo Casanova

Megan es y está tremenda. Al escribir esta experiencia escucho "La cabalgata de las valquirias" http://www.youtube.com/watch?v=4KZK9wNVl5M , y disculparme si se me va algo la pinza.

La valquiria, personaje de la mitología nórdica, su nombre significa literalmente: “La que elige a los caídos en batalla”. Eligiendo a los mejores puteros-guerreros para después de fulminarlos, llevarlos al palacio dorado del Valhalla. Es un honor sucumbir para este noble fin, cualquier guerrero-putero desearía antes que resignarse a sufrir los pesares de una vejez insulsa, ser atravesado con la lanza de la enviada Megan y enseguida ser conducido a través de las quinientas cuarenta puertas existentes en Vingolf . Atravesando paulatinamente cada uno de estos portales, Megan te alimentará con hidromiel y te prodigará un sinnúmero de placeres inimaginables. Llegada la hora, tener la distinción de combatir en la batalla del fin del mundo te convertirá en un verdadero "elegido", Lo que a primera vista de los mortales puteros parece una aurora boreal en el cielo, es una valquiria y aunque en tu fuero interno sabes que la muerte te ha llegado, tu espíritu se regocija con tal gloria.

Los cabellos de Megan son dorados como las paredes del Valhalla, sus pechos cántaros de hidromiel, su vagina iluminada. Su cuerpo denota firmeza…fuerza, sin perder en absoluto su delicadeza y feminidad.

La siento cuando la toco y, cuando no la toco también la siento. Desprende un afrodisíaco aroma de flores extrañas que impregna la atmósfera de emanaciones enervantes.

La seducción de los sentidos es tan penetrante, los caprichos de la imaginación son tan excitantes, que nuestros cuerpos se funden en un mismo sudor, las manos en navegación y el torrente contenido se desborda, rompiendo los diques de la moral y las buenas costumbres.

Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos, te pareces al mundo en tu actitud de entrega.
Pablo Neruda