Melani Azura - Compenetración total

Total Fecha Media Usuario
1 02/2012
Andros
1.955 veces

escort-webmaster
20

Añade tu experiencia con Melani Azura

Ver comentarios del foro

por Andros
Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración69 minutos
Precio150
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
GriegoNo lo sé

Yo ya no recordaba que esta niña fuera tan tremenda. O quizás los dos hemos ido cambiando hasta encontrarnos ahora. Es igual, porque lo que importa es que he estado con la niña que más he visto disfrutar en toda mi vida. Así de clarito lo digo.

Conozco alguna mujer que goza intensamente, pero lo de Melani es un don especial, un regalo de la naturaleza.

Voy siguiéndola en un foro de Barcelona en el que aparece de vez en cuando o viendo sus fotos en la página de girlsbcn (pero ahora no la encuentro por allí) o interesándome por ella a través de amigos comunes.

Cuando llamo al 674353817 (que tengo memorizado), me reconoce y veo que se acuerda muuuucho de mí. Siento que se alegra de quedar conmigo y allá voy.

Cuando llega la hora acordada llamo desde abajo y me dice:

-Ya estoy, pícame.

-Yo te pico y te hago de todo, loba mía.

 

Y ya desde ese instante se ríe, me río y presiento que la cosa va a ir bien.

Luego ya, al abrir la puerta, nos lanzamos como desesperados al lío y nos ponemos muy brutos, muy brutos.

El piso es compartido con Angelina y Gina Lombardi, pero estábamos solitos y le dije entre risas que iba  a aprovecharme y hacerle de todo.

En un plisplás ella se queda desnuda del todo y yo me desvisto con presteza. Y antes de ir a la ducha, mi boca la busca, se hunde en su sexo, la excita y ¡la boooooomba! primer orgasmo brutal con flujos abundantes, temblores, espasmos, hiperventilación, rigideces, hipersensibilidad…

-Ay, ay, ay, qué maaaalo, gato.- me dice con un hilillo de voz.

En la ducha nos lavamos el uno al otro con cuidado y veo mi pene que aparece y desaparece entre sus labios. Pero, las cosas como son, no es el mejor sitio para el fornicio, así que me cuelgo la toalla del mástil y tiramos para la habitación.

Y ahí tenemos la primera “pelea”: que te como yo, que me comes tú… Así que para evitar líos nos comemos los dos en el número capicúa y la suelto solo cuando noto que de nuevo tiembla, gime, explota.

A mí me gusta que sea vengativa, cuando me dice eso de “te vas a enterar tú ahora”. Melani es tremenda, tremenda. Estoy a punto, a punto durante tiempo y ella no desfallece hasta que reviento de forma brutal y me derramo en su boca con un placer primitivo.

Y aquí ya no es el  “minuto de oro” (esto es, mantener el pene en los labios un momentito para apurar los últimos espasmos9. Nooooo, señor. Es mucho, mucho mejor, porque tras los espasmos me sigue devorando, excitándome al máximo, me sigue poniendo burro, burro, no para, no para… Y lo hace con tanta entrega que no baja nada mi excitación y, poco tiempo, después siento deseos de hacer más cosas.

Me pone un chubasquero de amor de tal forma que solo noto calor y excitación. Pronto la veo montar sobre mí dándome la espalda y la visión de mi pene entrando y saliendo me excita más allá de lo imaginable.

Un pequeño giro y se coloca estirada sobre mí. Otro pequeño giro y nos compenetramos de lado en la posición de las cucharas, con mi mano que busca su clítoris. Luchamos, forcejeamos, pero es una lucha noble porque disfrutamos intensamente hasta que explotamos casi a la vez y nos quedamos quietos, quietos.

Me muevo un poco entonces y ella se sobresalta. “Para, para, que no puedo” – me dice, con buen humor. Con el movimiento me estremezco yo porque estamos los dos igual. Y con la tontería nos da la risa floja porque ha sido absolutamente brutal.

Imagino que debimos parar un momento para recuperar fuerzas, pero ahora, rememorando, me veo otra vez al lío sin solución de continuidad, pegándonos unos besos salvajes y metiéndonos mano de mala manera.

Me dice entonces que me esté tranquilito y se lanza a devorarme otra vez. Y lo hace tanto y tan bien, que tengo deseo de compenetrarme de nuevo. Así que ¡al lío que nos quedamos fríos! ¡Va por un misionero!

Empezamos poquito a poco, pero noto como ella me aprisiona y me atrae hacia sí con sus piernas. Sigo, sigo, sigo hasta que llego al punto de no retorno y reviento de nuevo. Y con mis últimos espasmos, ella sigue moviéndose, apretándome, cerrando los dientes con fuerza, pidiendo más hasta que grita y vuelve a temblar de nuevo.

Que ya lo decía yo que es tremenda, pero es que tiene un placer absolutamente contagioso que me pone, me pone.

Con todo, tras cuatro polvos ya estamos un pelín más tranquilos y hablamos un poquito. Melani me propone un masaje, porque sabe hacerlo bien, pero yo me adelanto y se lo hago yo.

Pero, como soy un sinvergüenza redomado, el masaje relajante se va transformando en body-body, calentamiento global y excitación. Y Melani, si la excitas de verdad no se sabe estar quieta, así que monta de nuevo sobre mí y nos frotamos de nuevo como animales en celo.

Y no se trata de perder el tiempo con una niña así y yendo como vamos de excitados.

¿Y saben qué? Pues que otra vez volvemos a pegarnos un festival y a quedarnos los dos quietos porque, si nos movemos, pegamos un respingo tras la hipersensibilidad del orgasmo.

Bueeeeno, pues ahora sí. Hablamos de nuestras vidas, le comento que la veo mucho mejor que lo que recordaba, nos sorprendemos por la absoluta compenetración que tenemos y nos pegamos una duchita.

Y ¡hala! me voy para casita, más contento que unas Pascuas y sin entender todavía cómo esta chica no arrasa en todos los foros.

 

Desde luego, es una locura de niña, un vendaval de deseo y pasión en estado puro. Me lo pasé absolutamente fenomenal, nos reímos muchísimo y, en el sexo, no conozco ninguna mujer tan cañera y que disfrute tanto.

 

Con ella me sentí el rey del mambo (y ella era la reina de Saba, al menos).

Así que no entiendo que no la conozca mucha gente, porque, si la conocieran, ya te digo yo que sería una de las niñas con más éxito del mundo mundial.

Yo me la recomendaría para mí, desde luego. Pero yo creo que sería recomendable para cualquiera que busque disfrutar, pasarlo bien, tener buen humor, una chica joven, guapa, con las ideas claras, sexo sin ningún problema…

Así que, si respondes al perfil, Melani es apuesta segura. Y, si no, pues te recomendaría ir a ver a mi linda Natasha (mi deliciosa y sumisa muñeca hinchable), que es la única que te va a entender, porque eres un tío raro, raro.