Ondine, una delicatessen.

Total Fecha Media Usuario
2 01/2012
louielouie
3.745 veces
VER COMPLETA 11/2012
McQueen
2.667 veces

escort-17137
21

Añade tu experiencia con Ondine

Ver comentarios del foro

Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración60 minutos
Precio300
PechoTuneado
FumadoraNo
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

¡Por fin he conocido a Ondine! Ella es de ese tipo de experiencias con las que sueñas mucho antes de que se produzcan. Sus fotos me tenían atrapado y tras haber intentado quedar varias veces sin conseguir cuadrar horarios por fin pude hacerlo durante la semana siguiente al fin de las Fiestas. Quiero agradecer desde aquí al compañero gorka la información que me facilitó sobre ella y que disiparon cualquier duda que pudiera tener.

Ondine recibe en el barrio de les Corts. Muy cerquita de los cines Renoir Les Corts. El apartamento es amplio, límpio y reune todas las condiciones para disfrutar plenamente con Ondine. Amplia habitación, baño impoluto, etc.

Ondine es todo un bellezón del este de Europa. Larga melena rubia, ojazos de color azúl celeste, alta con cuerpo trabajado en el gym, estilizada pero de generosas curvas y muy bronceada. Hay una cosa que la diferencia del tópico existente acerca de las mujeres que nos visitan de esas latitudes: es muy simpática (una sonrisa ilumina permanentemente su bello rostro) y muy cálida y entregada en lo sexual. Además es una conversadora nata y muy inteligente. Es una gozada ya desde el primer momento estar con ella.

Me recibió con un pantalón ajustado y una blusa que dejaba al descubierto un ombligo hecho para la lujúria. Tras dos besos (aún castos a esas alturas) y una pequeña conversación para romper el hielo, me llevó cogidito de la mano a la habitación. Una vez allí se apoyó de espaldas a la pared, llevó mis manos a sus pechos (operados pero preciosos y con unos pezones rosados muy sensibles a los mimitos) y mi acerco su boca a la mía para fundirnos en un primer apasionado beso con lengua. Fue el pistoletazo de salida a una hora de placer.

Ondine cuando entra en el terreno sexual es más bien del tipo cañero. La sucesión de "acontecimientos" fue: francés (impresionante: salivado y cuando te mira a los ojos con esos ojazos celestes te noquea), misionero, ella encima (por su forma de cabalgar parece más brasileña que de la fría Europa, A4 (yo de pie al borde de la cama) y masturbación combinada con francés que terminó con una corrida de esas que parecen de peli porno (y que no se dan en mi caso más que ocasionalmente cuando me han puesto muy cachondo) sobre sus pechos.

Una vez acabado el primer round tuvimos ocasión de tener una buena charla. Me hizo sentir muy cómodo y disfruté mucho de la situación. Poco a poco me fue volviendo a poner a tono, pero sutilmante a base de miradas y caricias muy discretas. Cuando vio que yo ya estaba "tontorrón" alargó la mano hasta mi amigo y comenzó a acariciarlo suavemente. Como ya he comentado en alguna ocasión ese tipo de masajes sensitivos son una debilidad personal y alargamos bastante ese juego. Ella se masturbaba a la vez porqué le ponía mucho la situación. Eso me excitó tanto que decidí ayudarla y estuve masturbándola un buen rato hasta que se corrió. Como yo tenía el amigo duro como una piedra y pidiendo a gritos una segunda corrida ella me llevó de nuevo al orgasmo con una paja majestuosa.

Cuando recuperé un mínimo de fuerzas para levantarme (ayudado por mimitos de Ondine, que cuida todos los detalles) me pegué la duchita de rigor y para casa que me fui con una sonrisa y una satisfacción interior que perdura a día de hoy.

A veces lo caro es "barato". (O era al revés, no sé). El riesgo es que una mujer como esta puede crear adicción, así que repetiré pero dejaré pasar algo de tiempo.