Paz, gloria.

Total Fecha Media Usuario
3 10/2010
TenienteCorrupto
829 veces
VER COMPLETA 09/2010
cariloviu
879 veces
VER COMPLETA 10/2010
louielouie
836 veces

escort-755
21

Añade tu experiencia con Paz

Ver comentarios del foro

Barcelona

Apartamento de la escort7
Duración75 minutos
Precio250
PechoNatural
FumadoraNo
BesosBesa con lengua
FrancésSin
Griego

Había tenido un día de mierda en el curro, así que me apetecía distraerme, y pensé en Paz, una chica que me me había presentado Yoko en su piso, un par de besos en la mejilla y ya está, pero me llamó la atención a pesar de no ser mi tipo habitual (de pecho generoso), así que a pesar de la hora, pasadas las nueve, la llamé. Una voz dulce me dijo que ningún problema para quedar, que en media hora me esperaba en su apartamento.

A la hora concertada me presento en el lugar indicado, llamo y me abre, subo en el ascensor y llamo a la puerta, taconeo y me franquean el paso. Me encuentro a la chica que recordaba, aunque más alta, unos taconazos la ponen a mi altura, que no es poco (1,90). A parte de los zapatos, medias y body negros, perfecto complemento a su melenaza morena y magnífico contraste a su piel clara. Tal cual empezamos a charlar tengo la sensación de que he acertado, que la chica es de mi cuerda. Le digo que me quiero duchar y me acompaña al baño, me da una toalla y me dice que me espera. La ducha muy chiquita, me va de coña el agua caliente para olvidarme del día de mierda que he tenido y prepararme para el encuentro inmediato.
Al salir de la ducha me está esperando en la habitación, no muy grande pero decorada muy coqueta, con espejos a la altura de la cama que dan mucho juego. Empiezo a besarla y acariciarla, ella me corresponde y vamos evolucionando hacia la cama, me quita la toalla, yo le quito el body y recorro su cuerpo con la mirada, delgada pero con formas, las tetas pequeñas pero con unos pezones como cerezas, redondos, rojos y jugosos, un placer chuparlos y degustarlos. Sigue un francés delicioso, al poco le pido que se ponga encima mío y puedo disfrutar de su coñito, de labios y clítoris generosos, un placer recrearme en ellos, también en su culito, no le molesta que se lo lama y penetre con un dedo. Al cabo de un rato de 69 vamos por faena, me enfunda y me cabalga, una delicia agarrar su culo mientras sube y baja a la vez que saboreo sus pezones. Vamos variando las posiciones y le pregunto si puedo probar su culito, me dice que si y se pone a cuatro, la penetro y empiezo a bombear, pero al poco me parece que ella no está cómoda, se lo comento y me dice que vaya con cuidado, así que decido salirme, no quiero que esté a disgusto. Cambiamos el capuchón y volvemos al trajineo, le digo si prefiere duro o suave, me dice que suave, siempre suave, lo cual agradezco, después de un día de mierda no estoy para muchos alardes, así que nos acoplamos a un ritmo tranquilo, con caricias y besos. Tras un rato y variación de posturas descargo muy placenteramente, me quedo medio muerto. Ella se levanta un momento pero enseguida vuelve y se tumba a mi lado y empezamos a charlar, descubro porqué se llama Paz (el que quiera saberlo, que la llame), hago alarde de mi ruso (tres palabras, literalmente, prvada, mir y espasivo).
Al cabo del rato me pregunto si hay segundo tiro, y le digo "¿sabes dar masajes?", me dice que si, ante esta disyuntiva opto por la segunda opción, ya que ¿he comentado que había tenido un día de mierda?, me apetece más. Me doy la vuelta en la cama y espero el típico masaje de escort, una mezcla de sobeteo y estrujamiento en la espalda, pero para mi sorpresa empieza por los pies, sigue por las piernas, la espalda, los brazos, el cuello, una delicia en toda regla, casi profesional. Al acabar un poco más charla, alguna caricia y beso, al final me visto y para casa.

En conclusión, un encuentro muy agradable, me arregló el día, el único pero, y no por ella, es el tema del griego, no estube muy hábil y no funcionó, el resto genial, una chica super simpática y con buena conversación, a la par que muy atractiva, si tuviera algo más de pecho sería ideal. Creo recordar que había cierta polémica respecto a su altura, 1,73, dicho por ella, con los tacones estaba casi a mi altura, algo que me encanta, casi siempre tengo que agacharme, que en algunos casos (Mónica y Angie) no me importa, pero se agradece poder estar derecho.
Una chica muy recomendable para los que gustan de relaciones tranquilas.