Raquel, una madurita cariñosa y sensible

Total Fecha Media Usuario
1 09/2011
Pepe1980
1.055 veces

escort-32612
20

Añade tu experiencia con Raquel

Ver comentarios del foro

por Pepe1980
Barcelona

Hotel
Duración60 minutos
Precio200
PechoTuneado
FumadoraNo lo sé
BesosBesa
FrancésSin hasta el final
GriegoNo lo sé

Parecía ser uno más de mis viajes de trabajo a Barcelona, sin embargo se me ocurrió probar algo nuevo de mi lista de posibilidades. No había estado con una mujer madurita, mi tope había sido una compañía femenina de 32 o 33 años, sin embargo, subí este fortuito límite de edad hasta los 42. Sin ser una mujer de atributos espectaculares, me llamó la atención su manera discreta de anunciarse.

Tomé contacto con su agencia (una vez más, pensé que era independiente, pero el teléfono me llevó hasta la recepcionista/secretaria/encargada de la agencia Anna Solano) y luego de una breve y amable charla (las preguntas de rigor de una típica llamada) decidí contactar con los servicios de Raquel para un domingo, relativamente temprano por la tarde aún.

Se presentó vestida de manera impecable. Elegante y sobria, pero a la vez con un toque sensual que resaltaba el también sobrio maquillaje y el peinado que parecía acabada de salir de la peluquería. Una fragancia tenue y a la vez cautivante. El toque perfecto para su presentación, despertaba en mí un morbo diferente al usual. Una especie de morbo más pausado, que iba elevándose poco a poco. No charlamos demasiado de entrada, casi directamente me acerqué a besarla a la cual respondió de manera más que gentil, a lo cual siguieron caricias suaves, despojándonos de la ropa también con mucha tranquilidad pero con un toque sensual que era el que hacía que el morbo siguiese elevándose con la pausa descrita.

Casi sin pensarlo, ya estábamos en el lío. Empezó a chuparla muy despacio y hasta dulcemente, como con cariño y con una cara llena de gestos con una mezcla de morbo y satisfacción de estar logrando ponerme a mil. Pocos minutos pasaron para que logre su objetivo. Que terminase con una explosión de placer en esa boquita tan bien preparada para el tema.

Luego de terminar este primer asalto, empezamos una brve conversación rumbo a la ducha. Descubrí su trato cariñoso, y sorprendentemente su correcta forma de hablar. Sin vulgaridades ni frases vacías. Se implicaba en los temas sin dejar de lado su buen trato y la insinuación para seguir con la siguiente ronda.

Practicamente sin terminar de usar la toalla, empezó a tocarme muy lentamente por todo el cuerpo y a la vez a pedir cosas al oído. Cosas que no he de describir pero que se pueden imaginar. Me sentó sobre la cama y ella se colocó suavemente sobre mí, para comenzar a moverse, primero muy despacio, pero fuerte, con esa seguridad y firmeza que solo la experiencia puede otorgar. No dejó de moverse, de distintas maneras, todas agradables, hasta que casi llegado el extasis, y con sus manos alrededor de mi cuello terminó por hacerme explotar una vez más. Hasta en el final no dejó esa dulzura cautivante de lado. Besos suaves y en tono de despedida siguieron a la avalancha final. Aún quedaban unos segundos en el reloj. Aún así, se tomó su tiempo para volver a su vestimenta elegante y salir ya pasados unos 3 o 4 minutos la hora límite. Nunca tuvo prisa ni presión. Muy buena performance pero me quedo con su presencia de mujer fina, elegante y educada. 

Dejo esta diferente y agradable experiencia para compartirla con todos vosotros, y empezar este 2012 con buen pie.