Yolanda, una visita al piso de la señora Rius

Total Fecha Media Usuario
1 11/2011
Archer
786 veces

escort-webmaster
14

Añade tu experiencia con Yolanda

Ver comentarios del foro

por Archer
Barcelona

Local Agencia o Club8
Duración60 minutos
Precio120
PechoNatural
Fumadora
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Pocas veces mencionamos dentro de esta sección de experiencias el ritual que vivimos al visitar a una de las chicas que trabajan con la señora Rius, tenemos un hilo ex-profeso para referir novedades sobre esta casa. Quizás porque el foro se renueva con nuevos participantes me decido a incluir dentro de la sección como se desarrollan las visitas a esta casa.

Todo comienza con la conversación telefónica con Lidia - Sra. Rius, desde que tiene la Web se pueden mirar fotos pero sirven de poco, quizás uno de los encantos de su manera de hacer sea el que no tienes ni idea de como es la chica con la que te vas a encamar hasta que entra por la puerta

El lugar permite aparcar con comodidad, calle Villarroel muy cerquita al hospital Clínico, un recuadro del Eixample barcelonés donde han tenido despachos profesionales los últimos presidentes del Barça (Nuñez, Laporta y Rosell), cajeros autómaticos cercanos, cafeterías donde reposar antes o después de la visita, todo cómodo y fácil para nosotros. La puerta se abre y te recibe Lidia, siempre risueña, maquillada e impecable. El piso merece al menos ser visitado una vez en nuestras correrías , los cuadros, las fotos, ahora con ambiente navideño, adornos que ocupan completamente las paredes, árboles de navidad iluminados, sencillamente encantador.

La rutina habitual es esperar en una salita repleta de libros y fotografías hasta que entra la señora Rius y detrás nuestra "conquista del día", a la que finalmente vemos la cara  En mi caso, Yolanda, una sevillana de nacimiento que reside en Cataluña desde pequeña, buenas caderas, labios expertos, pechos naturales y una manera de actuar correcta. La oferta de una bebida permite hacer la parada correspondiente en la cocina de la casa antes de salir al descansillo para entrar en uno de los dos pisos donde se encuentran las habitaciones para retozar. La cuarta puerte no pertence a la señora Rius, siempre me he quedado con ganas de preguntar si hay algún vecino que viva en esa puerta  Las habitaciones tienen un baño compartido, por lo que hay que salir y entrar con la lógica precaución, pero la rutina de la casa está muy bien engrasada y no se suelen producir situaciones complicadas. Se cuida mucho la limpieza, sábanas y toallas se cambian en cada servicio, en todo momento te tratan con gran amabilidad y llegas a sentirte como uno más de la "familia". Una familia en la que el irse a la cama con un desconocido es la norma de la casa

El polvo será más o menos espectacular en función de como tengan el día, la señorita y el cliente. Una vez terminada la "función", aseados y vestidos, te acompañan al descansillo y entras al piso principal a dar el parte a la señora Rius, abonar los honorarios correspondientes y tener unos minutos de conversación con ella. Sales a la calle y te reincorporas a la vida "normal" sin mayores alardes, has conocido a otra chica de "Can Rius" y no piensas repetir con ella, pero estás seguro de que volverás a llamar a Lidia y esta gran celestina de Barcelona te propondrá una nueva cita a la que acudirás encantado.

Algún día Lidia se retirará y hablaremos con nostalgia de las visitas que hicimos a su piso, de las habitaciones con fotos de actrices del Hollywood de los 50 y 60, de las esperas en la salita, de todo lo que hace una visita a este piso una experiencia realmente singular y que admite pocas comparaciones con otros lugares semejantes.

Archer