Karina, una rusa en Madrid

Total Fecha Media Usuario
1 03/2016
Archer
715 veces

escort-16368
16

Añade tu experiencia con Karina

Ver comentarios del foro

por Archer
Madrid

Apartamento de la escort8
Duración90 minutos
Precio150
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo

Aprovechando una visita por la capital decido llamarla y quedamos para esa misma tarde a última hora (sobre las 9 de la noche).
Tiene el apartamento cerca de la plaza de Manuel Becerra, a pocos minutos de la salida del metro de la línea 4, también autobuses y taxis sin problemas en la zona. Más difícil con coche particular ya que me parece que no hay ningún aparcamiento cercano (Consultarlo con ella, seguramente sabe mejor que yo como está el tema en su barrio).
Me recibe con unas transparencias que dejan contemplar un cuerpo tentador. Como suele ser habitual con mujeres del este de Europa, el pago se hace por adelantado. Su tarifa son 150 € por una hora.
Excelente conversadora, simpática y con un nivel de castellano realmente bueno. Me ofrece bebidas y acepto agua. Como tenemos una larga e interesante charla, el tiempo del encuentro se alarga bastante más de la hora contratada, una flexibilidad que se agradece en los tiempos que corren. Ella está en perfecto estado de revista y, una vez hemos terminado de repasar temas comunes, entre otros nuestro común recelo a las administraciones y empleados públicos en general (temas administrativos) me acompaña al baño, está limpio y ordenado.
Es alta, con tacones me mira desde las alturas y ha de inclinarse para poderla besar… Pechos naturales pequeños, sexo depilado y receptivo, amplias caderas y muslos, es de esas mujeres que suelen definirse como resultonas por la elegancia de la altura y la forma de moverse. Además de tener unos rasgos muy correctos y ser muy atenta y agradable. Ligeramente maquillada, y con un suave perfume, tanto ella como el lugar del encuentro desprenden buen rollo, orden y limpieza. Sin ningún piercing ni tatuajes.
Una vez entrados en materia sexual, se adapta a lo que le he pedido, una relación suave y donde la excitación suba paso a paso. Extraordinaria felatriz, hacía tiempo que no sentía tanto placer en la boca de una mujer. Como la mayoría de las mujeres que intercambian sexo por dinero, controla su excitación y no permite pase de un cierto punto, lo suficiente para mojarse pero sin llegar a mayores. Una vez enfundado, me pregunta qué posición me apetece y elijo mi favorita, un a 4 donde la visión de su culo y las contracciones de su vagina me hacen terminar de una forma espléndida, ¡lo he disfrutado mucho!
Resumen => Quien pueda gastarse los 150 € de su tarifa y guste de mujeres eslavas no quedará defraudado