ANITA, fogosa brasileira

Total Fecha Media Usuario
1 12/2018
Fokker
1.168 veces

escort-10649
18

Añade tu experiencia con ANITA

Ver comentarios del foro

por Fokker
Tarragona

Apartamento de la escort8
Duración30 minutos
Precio50
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Tras leer algún comentario positivo en el foro y tras la buena experiencia con su compañera Victoria, me decidí a probar con Anita.

Se trata de una mulata con curvas tersas, un culazo de escándalo, guapita de cara, simpática en el trato, tatuada, con piercings y que habla un español perfecto. Es la chica de las fotos. Las fotos actuales son las que sale en el piso. No aparecen los tattoos porque los lleva en la zona de brazos y parte superior. Las fotos están hechas a drede para que no se vean y garantizar su privacidad. El resto de fotos del anuncio, las de la playa, son suyas pero deduzco que de hace algún tiempo, cuando no iba tan tatuada (reconozco el tattoo que lleva en el pecho).

Desde el comienzo tuve muy buena conexión con ella. Tanto es así que empezamos con los preliminares como si de una novia se tratara: besos con lengua, caricias, tocamientos, etc. Tras la limpieza de turno, me senté en la cama y, estando ella de rodillas, me empezó a hacer una magistral mamada. Cabe destacar el placer que proporciona el piercing que lleva en la lengua. Le ponía tanto énfasis que la tenía que ir pausando de vez en cuando para no descargar antes de tiempo. Me hizó francés tumbado en la cama, estando yo de pie...en todas las posturas vamos. Tiene unos bonitos y tersos pechos naturales, los cuales me comí con dedicación. Lástima que me comentó que tiene pensado ponerse prótesis (a mi parecer no le hacen falta).

Tras estos preliminares, la puse a4 y empezó la vorágine de sexo desenfrenado. Es de las chicas activas que mueven el culo y tu no tienes que hacer nada. Se puede decir que en esta postura me folló ella a mi. Tras esto pasamos a ponerse ella encima y me cabalgó a destajo. Finalmente, como todavía yo no había terminado y ya había acabado el tiempo, se quedó insatisfecha y me permitió terminar en la postura que decidiera. La volví a poner a4 y la visión de ese culazo y lo a tope que yo estaba, hicieron que, tras varias embestidas brutales, me corriera como un bendito.

En definitiva, una gran experiencia.