Baratito, pero con pegas

Total Fecha Media Usuario
1 10/2016
sweedy
1.243 veces

14

Añade tu experiencia con Anabel

Ver comentarios del foro

por sweedy
Tarragona

Apartamento de la escort8
Duración30 minutos
Precio40
PechoNatural
FumadoraNo
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
GriegoNo

Sin ninguna referencia en el foro y dispuesto a salir a la aventura tiene su riesgo, y en esta expe se hace palpable. Una lástima porque la chica tiene muy buen cuerpo, en el físico sólo dos pequeños detalles sin tener muy en cuenta: La barriga un pelín descolgada y flácida por maternidad, de cara sin ser fea ni mucho menos no es del tipo que me atraen más, repito, sin mayor importancia.
En el apartado del servicio la cosa pintaba muy bien: Besos con lengua, frances sin y hasta el final, posturas... De todo menos griego, que por el precio pues muy bien la verdad. Y así empezó todo, muy bien los besos con lengua, suaves pero dulces, sin pegas en el manoseo de todo su cuerpo. En el francés cayó el nivel, agarrando el miembro con las dos manos y dejando a la vista menos de un tercio del mismo obligaba a satisfacerme obrando básicamente en el prepucio, 
Le pido que cambiemos a un 69 y sin pegas pasamos a él, sin pegas para ponerse, pero para practicarlo tuve que mutar a tortuga y estirar el cuello hasta limites de mujer jirafa, imposible de practicar, como si no quisiese, y así era, al momento me dice que prefiere folla, que no le gusta que le chupen... Empezamos con la merma.
Esto ya me descolocó y mi erección pasó a menores, cosa que se vino a más cuando en el misionero parecía estar clavándola en un tronco, que rigidez por Dios.
Ante mi flojera le pido un a4 puesto que con ese culito respingón y sus hoyuelos adornándolo podía resucitar al amigo. En alguna expe mia he comentado la entrega que algunas chicas me han ofrecido en esta postura, con una pompa maravillosa y descarada al más puro estilo porno, pues aquí todo lo contrario. Otra vez la rigidez se apoderó de su cuerpo cual "rigor mortis" y su espalda formó un arco cual puente romano, un desastre vamos.
La incipiente flojera por falta de rollo se apoderaba de la situación y es entonces cuando le comenté con mucho tacto y educación que si se ponía medio en condiciones acabaría rapido, pues suele ser mi postura final. Algo se arregló, lo suficiente para que despues de la odisea pudiese terminar y no tirar el dinero como todos los pronósticos apuntaban.
Conclusión compañeros, quien quiera arriesgarse a probar será bajo su propia responsabilidad (que dramático me ha salido :-D ... )